Barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires Argentina radio palermo fm
buscar en palermo
Palermonline publicidad 1001
Los vinos en El Portal del Barrio de Palermo. Bodegas y Viñedos con cata de vinos. Merlot, Malbec, Cabernet Sauvignon, Bonarda, Sangiovese, Verdelho y Chardonnay, tinto, blanco trivarietales y varietales Argentinos.

diarios viejos diarios viejos



Marton Andina es una bodega, dedicada a elaborar nobles vinos en partidas limitadas. Ubicados en Mendoza, en las mejores zonas de producción de Argentina, hacemos artesanalmente vinos superiores, obtenidos de estratégicos terruños. Nuestros vinos son concebidos desde la viña como la manifestación de un ideal. Hacemos vinos que nos dan placer y nos dan orgullo, vinos para nuestra satisfacción y para alegría y satisfacción de quienes nos beben.
En nuestras fincas y en nuestra bodega realizamos el apasionante proceso de plasmar en un fluido, en un mágico elixir, nuestro interior y nuestra esencia, esencia que es la sangre vital de nuestra cultura, la milenaria cultura del vino.
 
 

En bodega se cuenta con toda la tecnología necesaria para poder concebir con éxito los grandes vinos buscados. Esta tecnología posibilita conservar las virtudes que las uvas traen del viñedo, favoreciendo su adecuada transformación en vino.
Contamos con maquinaria especial, adecuada a los grandes vinos que elaboramos. Nuestra idea es aportarle flexibilidad a la elaboración con la posibilidad de elaborar en diferentes terruños. Para ello nuestro equipamiento es dinámico. Contamos con moledoras, prensas y equipos de frío que podemos trasladar sin problemas a donde creamos conveniente.
 
 

Nuestros viñedos más destacados se ubican en la zona alta del Río Mendoza, en las comarcas de Perdriel y Lunlunta. En Lunlunta contamos con cuatro hectáreas de un viñedo muy particular, exclusivo, en la ladera de las Cuchillas de Lunlunta o Sierras de Lunlunta. El otro viñedo es Perdriel, una centenaria viña ubicada en la zona más destacada para el malbec Argentino. Perdriel es nuestra casa, allí vivimos y nuestra integración con la viña es absoluta.
Por elección, siempre estuvimos ligados a la montaña, a los cerros y a las sierras de nuestro país. Desde Salta hasta la Patagonia, desde Mendoza a las Sierras Atlánticas, nuestra historia se hizo alimentándose y regándose con los cielos y aguas de las altas cumbres. Nuestro destino, fue siempre el destino de las piedras, los ríos, la nieve y las vides. Y ese destino nos siguió hasta nuestros vinos. Aprendimos en los cerros a respetar la vida y la vid. Plantamos en las sierras y cultivamos en sus laderas. Crecimos en las montañas y allí nace y crece nuestro vino.