Barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires Argentina radio palermo fm
buscar en palermo
Palermonline publicidad 1001
Los vinos en El Portal del Barrio de Palermo. Bodegas y Viñedos con cata de vinos. Merlot, Malbec, Cabernet Sauvignon, Bonarda, Sangiovese, Verdelho y Chardonnay, tinto, blanco trivarietales y varietales Argentinos.
 

diarios viejos diarios viejos



A fines de los años '50, la famosa casa "champagnera" francesa, Moët & Chandon (grupo LVMH, Moët Hennessy - Louis Vuitton), percibió que tenía un enorme potencial de desarrollo en América del Sur y envió a esas tierras a su asesor técnico, el enólogo Renaud Poirier, para estudiar las posibilidades de establecerse. El señor Poirier estuvo haciendo ensayos en Perú, Chile, Brasil y diversas regiones de Argentina. Finalmente comprobó que era la provincia Mendoza, específicamente la zona de Luján de Cuyo, el mejor lugar para obtener vinos de gran calidad. Así, en 1960, se fundó Chandon Argentina, primera filial de Moët & Chandon fuera de Francia.Para elaborar los vinos Terrazas, Chandon Argentina tomó la determinación de recuperar y reconstruir aquella propiedad, ubicada en el corazón de Perdriel y enfrentada al imponente Cordón del Plata (Cordillera de los Andes). Con la idea de mantener el espíritu de la antigua bodega, se preservaron elementos originales reacondicionados para su utilización. Remodelado desde los cimientos, el edificio de ladrillos alberga un moderno equipamiento. Los imponentes tanques de acero inoxidable contrastan con la austeridad de las paredes y la calidez de las barricas de roble, realzando la belleza de la vieja construcción. Bodega Terrazas de los Andes es, así, una perfecta síntesis entre las necesidades del presente y la conservación de una tradición centenaria. En sus orígenes, Chandon Argentina elaboraba sólo espumantes y vinos genéricos o de corte de gran calidad, pero a principios de los años '90 y con una política cada vez más orientada a los mercados internacionales, comenzó a gestarse el proyecto de los vinos varietales, que Terrazas hizo realidad. Había en Perdriel (Luján de Cuyo, Mendoza), una antigua bodega de estilo español fundada en 1898, donde Pedro Domecq elaboraba su brandy. Para realizar las primeras vinificaciones, entre 1957 y 1959, Renaud Poirier pidió prestadas a Domecq sus instalaciones. Treinta años más tarde se inauguró allí mismo Terrazas de los Andes, establecimiento de Chandon Argentina destinado exclusivamente a la elaboración de vinos varietales.Por otra parte, Terrazas de los Andes forma parte de un gran proyecto que Moët Hennessy puso en marcha en 1997: con el objetivo de que las bodegas que la compañía tenía fuera de Francia trascendieran el mercado doméstico, las agrupó bajo el nombre de Chandon Estates. Las bodegas Chandon de Argentina (y junto con ella, Terrazas de los Andes), Australia, Brasil, California y España, integrantes todas del grupo Chandon Estates, tienen como cliente al mundo entero.
 
 
En Mendoza, provincia del centro-oeste argentino de clima continental, la altitud es un factor determinante para obtener uvas de gran concentración aromática, cuerpo y sabor. ¿Por qué?. Porque al no recibir la influencia de corrientes oceánicas, es la altura la que genera microclimas más o menos frescos, con una amplitud térmica entre el día y la noche del rango de los 15C, que favorecen el óptimo desarrollo de cada cepaje.
Mendoza ofrece tal diversidad de climas y suelos que cada cepaje encuentra su tierra de elección en una zona particular de la provincia. Al pie de la Cordillera de los Andes se encuentran las terrazas: superficie de tierras escalonadas emplazadas entre los 600 y 1600 metros sobre el nivel del mar, beneficiada por microclimas especiales según la altura y excelente para el cultivo de la vid.Fue tarea de nuestros enólogos determinar la altura justa para que cada cepaje desarrolle al máximo todo su potencial. Desde hace 40 años estudian el terruño mendocino y la influencia de los microclimas, las aguas y los suelos sobre las distintas variedades de uva. Sus investigaciones y experiencia les permitieron establecer que la Syrah rinde sus mejores frutos a 800 metros sobre el nivel del mar, en las terrazas de Cruz de Piedra; el Cabernet Sauvignon a 980 metros, en las terrazas de Perdriel; el Malbec a 1067 metros, en las terrazas de Vistalba y el Chardonnay a 1200 metros, en las del valle de Tupungato.