Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos
APROBARON UNA LEY QUE BUSCA EVITAR EL CONSUMO EN LAS CALLES
Ciudad de Buenos Aires


APROBARON UNA LEY QUE BUSCA EVITAR EL CONSUMO EN LAS CALLES


Durante la noche, en la ciudad de Buenos Aires estará prohibida la venta de bebidas alcohólicas. La ley que anoche aprobó en general la Legislatura porteña —aún no se estableció cuándo comenzará a regir— apunta a terminar con el consumo en las calles, y alcanza tanto a menores de edad como a adultos. Entre las 23 y las 8 de la mañana sólo será posible comprar estas bebidas en las pizzerías, restoranes, bares y confiterías.

Los quioscos, maxiquioscos, polirrubros, minimercados, despensas y estaciones de servicio que estén habilitados para vender alcohol quedarán incluidos dentro del "horario de prohibición". Y podrán ser sancionados con multas de 50 a 1.000 pe sos y hasta con la clausura del local.

La misma ley que prohíbe les da una salida: los habilita a seguir ofreciendo bebidas alcohólicas bajo la modalidad de reparto a domicilio o delivery.

Los diputados aprobaron esta ley a partir de dos proyectos de los legisladores Jorge Enríquez (Unión Republicana) y Fernando Caeiro (Unión por Todos).

La venta de alcohol a los menores de edad actualmente está reglamentada en el artículo 51 del Código Contravencional porteño, que prohíbe "suministrar, vender o permitir el consumo de alcohol a personas menores de 18 años, por parte del titular, responsable o encargado del comercio". También está vigente la ley 247, que no permite en la Ciudad el consumo de bebidas alcohólicas en las estaciones de servicio, lavaderos de autos y cualquier local que brinde servicios a automovilistas.

"El Código Contravencional es muy fácil de violar. En un grupo de jóvenes compra el mayor de edad para todos. Con esta ley le damos a la Ciudad de Buenos Aires el poder de policía que no tiene, porque el Gobierno podrá de ahora en adelante clausurar los quioscos y los demás comercios que vendan entre las 23 y las 8. La prohibición rige en horarios conflictivos para la seguridad y el delito", dijo el legislador Fernando Caeiro.


"La norma se dirige a evitar el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública a través de la prohibición de su venta. Estas ventas por las noches para el consumo fuera de los locales está generando nuevas conductas —aseguró Ibarra—. En muchos casos, generan conflictos y atentan contra la seguridad y la vulnerabilidad de los jóvenes, que se convierten en el mayor factor de riesgo."