Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos
El ARQUITECTO, Médico de casas



El ARQUITECTO, Médico de casas
 
 
Comparar una casa con un organismo viviente en el que cada parte cumple una función, implica comparar a un Arquitecto con un Médico, aunque no estemos acostumbrados a hacerlo.
 
No todos los profesionales de la medicina traen niños al mundo o intervienen en
cirugías de alta complejidad. La mayor parte de las veces que acudimos a un Médico es por problemas menores que, sin embargo alteran nuestra calidad de vida y que generalmente se resuelven con un buen consejo o un corto tratamiento.
A nadie se le ocurriría intentar solucionar esas dolencias por su propia cuenta. Ya conocemos los riesgos de la automedicación.
 
¿Por qué entonces sólo se piensa en un Arquitecto para hacer una nueva casa o una profunda ampliación o refacción de la vivienda?
Los pequeños problemas del hábitat, de índole constructivo, funcional, estético o legal seguramente se resolverían de una manera más eficiente con la intervención de un Arquitecto que se ha formado varios años para darles solución.
Personalmente creo que es muy útil un “consultorio de casas” en el que el Arquitecto sea un poco el Médico al que se le pide consejos para hacer las cosas de la mejor manera posible, que representa siempre la más económica.
 
Muchas veces la gente confía sus ahorros, obtenidos con grandes esfuerzos, a personas que, aunque se desempeñen perfectamente en la obra (de hecho los arquitectos aprendemos mucho de ellos), no tienen la visión global de todos los factores que intervienen en un hecho arquitectónico como es la vivienda, y que es la que permite encontrar las mejores respuestas a los distintos problemas.
 
Además, no olvidemos que el Arquitecto tiene en su formación un componente importantísimo para su desempeño que es la creatividad, camino imprescindible para obtener respuestas diferentes y únicas para cada caso en particular.
 
Acostumbrarse a consultar a un Arquitecto para resolver problemas como: dónde y cómo puede ubicarse una escalera, si se puede apoyar sobre el muro medianero, cómo armar un mueble divisorio, qué hacer si se quiere tirar una pared o qué color es el más adecuado para obtener determinado efecto, sería doblemente beneficioso: para el cliente por la seguridad de estar haciendo lo mejor y más económico; para el profesional porque estaría brindando un servicio para el que estudió y en el que eligió trabajar.
 
 
 Arq. VIRGINIA PEREZ CASAL