Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos
LOS VECINOS ESTABLECIERON 800 PRIORIDADES PRESUPUESTARIAS
PARA EL 2004



Por Martín Vedia y Mitre desde Noticias Urbanas

LOS VECINOS ESTABLECIERON 800 PRIORIDADES PRESUPUESTARIAS
PARA EL 2004


Tarso Genro, uno de los creadores del presupuesto
participativo brasileño, participará, junto al jefe de
Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Aníbal Ibarra y del
secretario de descentralización porteño, Ariel Schifrin
del acto de asunción del Consejo de Presupuesto
Participativo 2004, donde se incluirán 800 pedidos que los
porteños le hicieron al Estado. Salud, desarrollo
socioeconómico, educación, obras públicas, medioambiente,
cultura, turismo, deporte, control y seguridad son los ítems
que encabezan las prioridades de los vecinos


Catorce mil personas participaron en 51 barrios porteños de
talleres temáticos con funcionarios de la Ciudad, en los que
definieron 800 prioridades presupuestarias para el 2004. Los
pedidos serán entregados al jefe de Gobierno de la Ciudad de
Buenos Aires, Aníbal Ibarra, por el nuevo Consejo de
Presupuesto Participativo 2004 (PP), que asumirá este sábado
al mediodía en la sala Martín Coronado del Teatro General
San Martín, en un acto en el que también estará presente
Tarso Genro, ministro de Desarrollo Social y Económico de
Brasil y uno de los impulsores del presupuesto
participativo.

En el nuevo Consejo los vecinos serán mayoría: tendrán 51
representantes titulares y suplentes, seguidos en número por
las organizaciones no gubernamentales, que serán seis, y de
los funcionarios con sólo cuatro bancas. "Nosotros pasamos
de 42 áreas barriales en el 2002, a 53 este año (que hace
quince días se redujeron a 51 debido a que hubo algunas
unificaciones). Por lo tanto, el consejo también va a ser
más numeroso, más representativo también. Es importante
saber que en ningún barrio un consejero salió electo por
casualidad. Se han preparado, han peleado por ser
Consejeros. Este año todos sabían desde el principio del
plan que ser Consejero era muy importante porque el Consejo
es el organismo rector del Presupuesto Participativo. Hubo
elecciones reñidas, y en todos los casos se vivió como un
hecho democrático intenso. Hoy tienen más representantividad
los consejeros de cada barrio, porque se ha legitimado el
PP", explicó el secretario de Descentralización y
Participación Ciudadana, Ariel Schifrin.

"Además -continuó-, este año un consejero del CGP 11, Ariel
Alderete, pasó a ocupar el lugar del Director General del
Centro de Gestión y Participación, sin pertenecer a ningún
partido político. Es una persona que impulsó el desarrollo
participativo y de la gestión asociada local, en los barrios
de Paternal, Villa Crespo y Villa Ortúzar, y también integró
la asamblea vecinal del Barrio La Isla".
Vecinos como Alderete deberán bregar para que la Legislatura
los escuche a la hora de tratar el presupuesto del próximo
año, que a diferencia del año pasado no tendrá al
presupuesto participativo como un anexo sino como parte del
mismo. Además, a los consejeros les corresponderá la dura
tarea de seguir de cerca los proyectos que necesiten de una
ley o resolución para que puedan concretarse.
Entre los pedidos votados por los vecinos, las iniciativas
relacionadas con la salud son mayoría, seguidas por las que
remiten a desarrollo socioeconómico, educación, obras
públicas, medioambiente, cultura, turismo, deporte, control
y seguridad.

En el 2002, los vecinos fijaron 189 prioridades, que se
incorporaron como anexo al Presupuesto de la Ciudad. En este
sentido, Schifrin, afirmó: "En este momento ya llevamos
ejecutado el setenta por ciento de lo que los vecinos
discutieron en el mecanismo del presupuesto participativo
del año pasado. Así que ya hay confianza en esa herramienta,
ya hay credibilidad, en cincuenta y tres barrios de la
Ciudad la gente cogestiona junto a sus funcionarios, y eso
realmente es más eficiente".

"Hay un error al considerar que el presupuesto participativo
parte de un porcentaje determinado -aclaró Schifrin-. Es un
concepto confuso, que surge de gente que se dedicó a
teorizar sobre la participación vecinal, pero no tuvo la
oportunidad de llevarla a cabo. Nosotros no ponemos en
discusión un monedero con determinada cantidad de billetes,
de dinero para gastar, sino recursos físicos, monetarios y
humanos que representan el total presupuestario de la
Ciudad. Por tanto, el presupuesto participativo como
resultante de la actividad , o sea por el volumen de
decisiones tomadas por los vecinos, involucra entre un 15 y
un 20 por ciento del presupuesto total de la Ciudad".