Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos
Una torta gigante para los chicos
Medirá 210 metros de largo y pesará 1.500 kilos. Van a terminarla el domingo en la calle.
diarios viejos


UN MATRIMONIO DE PANADEROS DE PALERMO Y 30 PASTELEROS, POR EL DIA DEL NIÑO
Una torta gigante para los chicos
Medirá 210 metros de largo y pesará 1.500 kilos. Van a terminarla el domingo en la calle.

Se la regalarán al Hospital Gutiérrez. Calculan que repartirán unas 10 mil porciones entre pacientes y vecinos.
Valeria López. DE LA REDACCION DE CLARIN BARRIALES.


El aire huele a miel y el ambiente parece tapizado por una fina capa de harina. El horno a leña trabaja al rojo vivo y en silencio, al igual que la decena de hombres que moldean masas de color vainilla. Adalberto Fuentes (41) es uno más. Sólo lo distingue el carro que, con planchas apiladas, trae del fondo de su panadería de Palermo y que expone como un trofeo. "Aquí están algunos de los bizcochuelos que formarán parte de la torta más larga que se haya donado en el mundo a una entidad de bien público", cuenta con timidez, ante los ojos entusiasmados de su mujer, Stella (39), también panadera y compañera de esta "aventura" solidaria.

Con la sencillez en el cuerpo, los Fuentes preferirían que esta historia quedara en el anonimato. Pero la idea los superó. El próximo domingo, cuando los chicos de todo el país festejen su día, ellos regalarán una torta a los nenes internados en el Hospital de Niños "Ricardo Gutiérrez", en Palermo. Pero no será una normal: medirá 210 metros de largo, 20 centímetros de ancho y 10 de alto y trabajarán en ella unos 30 pasteleros. "Será algo nunca visto en el país, propuesto y financiado por vecinos", cuenta Graciela Alberte del Centro de Gestión y Participación N° 2 Norte, que dispondrá más de 80 personas para ayudar con la organización.
Adalberto y Stella prefieren proyectar a pensar en los gastos. Todo comenzará al mediodía. Con la ayuda de empleados y vecinos, sacarán enormes tablones a la calle, desde Paraguay al 3432 (donde está su panadería Suevia) hasta la entrada del hospital, en Sánchez de Bustamante 1330. El tránsito será cortado para que trabajen con comodidad. Ya empezaron a hornear algunas de los 180 planchas de bizcochuelos sequitos que dividirán en dos y que, como ladrillos en una casa, unirán para llegar a destino. Es lo único que prepararán con anticipación, utilizando miles de huevos, kilos de azúcar, de harina y miel (ver La súper torta ). La decoración será en vivo y en directo: moverán monumentales tarros con dulce de leche, almíbar, mousse de chocolate y frutillas. La torta pesará 1.500 kilos, estará lista en tres horas y tendrá 10 mil porciones. "Es el modelo para tortas de novia", explica Carlos Gómez (28), experto pastelero y encargado de conservar los primeros bizcochuelos en frío.

No es la primera vez que los Fuentes hacen algo por los demás. Garantizada la subsistencia, el elegante comercio de la calle Paraguay funciona como trampolín para armar serenatas con mariachis para el Día de la Madre, regalar juguetes y facturas para el Día del Niño y Navidad y hasta donar sangre a algún cliente. "Le debemos todo a la gente", sintetiza Adalberto, emocionado. El afecto por el barrio y sus instituciones los llevó a soñar una súper torta. También, un lazo de gratitud profunda con el Gutiérrez, un centro de salud de alta complejidad, con 300 chicos internados y dos mil consultas diarias de todo el país y Latinoamérica. "Cuando mi hijo Juan Manuel era chico, le salvaron la vida. Tenía un dolor de panza fuerte y en un hospital del que somos socios le dieron un analgésico. Se me ocurrió pasar por el Gutiérrez y lo operaron urgente de una peritonitis", comparte Stella, mientras Adalberto recibe infinidad de llamados de vecinos que quieren acompañarlo el domingo en esta cruzada que pretende sin partidismos. Aunque el servicio meteorológico promete buen tiempo, avisa que si llueve la actividad se mudará "limitada" adentro de la panadería. En cualquier caso, la gente del CGP N° 2 repartirá porciones a todos los chicos y vecinos que se acerquen.

No figurará en los Guinness por ser más larga que la torta de banana de 2.530,8 metros, exhibida en Dubai, en los Emiratos Arabes, en 1996. Quizás ingrese a los récords como la más extensa donada a un hospital en todo el mundo. Lo indiscutible es que el bizcochuelo de Palermo grabará en infinitas personas el recuerdo dulce que deja la mano tendida.