diarios viejos
El Parrillón de los inspectores

Home - Buscar - Empresas y Negocios - Servicios Profesionales - Moda en palermo
Arte / Fotografía
- Consultorio psicológico gratuito - Estudios contables

Por Horacio Ríos

DESDE NOTICIAS URBANAS - SERVICIO INFORMATIVO "AHORA" - 24/10/03
OJOS QUE NO VEN, INSPECTORES QUE SIGUEN DE LARGO

Contagiados de la ceguera de aquel gran bardo que compuso "La Ilíada" para
la posteridad, los inspectores porteños ignoraron la ocupación ilegal del
predio que se alza en la esquina de Bullrich y Libertador. Allí, en "El
Parrillón de la Recoleta" sacian su hambre los porteños y llenan sus
faltriqueras los empresarios, sin que el Estado recaude sus dineros en
concepto de gabela. Hace más de un año que NOTICIAS URBANAS se hizo eco de
una denuncia de Marcelo Gey, sin que las autoridades intervinieran ni los
ocupantes del predio intentaran legalizar su situación

En el predio situado en la valiosa esquina en la que confluyen las avenidas
Bullrich y Libertador se encuentra situado "El Parrillón de la Recoleta". En
realidad, existen allí dos parcelas, una perteneciente al Ente Nacional de
Administración de Bienes Ferroviarios (ENABIEF) y la otra al Estado porteño.

En la parcela corespondiente al ENABIEF, que lleva el número 5 y se
encuentra bajo el terraplén ferroviario, funciona el cuerpo principal del
restaurante. En la parcela correspondiente al Estado porteño, que lleva el
número 6, existen una construcción de altura, un playón donde se instalan
mesas con sombrilla y una gran playa de estacionamiento.

Pero, aún a este idílico lugar -al fin y al cabo se encuentra en la
Argentina- también le llegan los problemas. Uno de ellos es que la
construcción de altura no tiene habilitación. Otro es que, al enviar los
planos para conseguir la habilitación en la Dirección General de
Fiscalización de Obras y Catastro (DGFOC), en esta repartición se
anoticiaron de la ilegalidad del procedimiento y se emitió la Disposición
1027, que le ordena al usurpador que demuela la construcción, so pena de que
el propio Gobierno de la Ciudad se encargue de ello.

En dos ocasiones, la DGFOC envió la notificación pertinente a los dueños del
comercio y en ambas éstos se negaron -mediante chicanas legales- a firmarla.
Incluso, en una ocasión cuestionaron que la firma del funcionario figuraba
en el margen derecho. Próximamente serán intimados en forma definitiva y, si
continúan negándose a recibirla, la obra será demolida por el Gobierno.
Pero, más allá de las leyes y de sus evasores, es impresceindible que el
jefe de Gobierno encare un tratamiento oftalmológico masivo para sus
inspectores. El glaucoma hace estragos en esta Buenos Aires que tan proclive
es a la ceguera. Por esta razón, hace alrededor de un año y medio que un
predio fue ocupado ilegalmente y nadie reparó en ello.

---------------------------------------------------------------
BUENOS AIRES EN UN CLICK ! <www.noticiasurbanas.com.ar>
s u s c r i p c i ó n
Para desuscribirse, modificar la dirección de e-mail donde recibe
el servicio o cambiar sus opciones personales, ingrese a la
sección "suscripción" de nuestro sitio web o escriba a:
[email protected]--------------------------------
Este servicio de noticias es gratuito y su distribución es libre.
Todos los derechos de propiedad intelectual sobre los artículos
están reservados y únicamente pueden ser citados o redistribuidos
mencionando la fuente de origen.---------------------------------------------------------------