Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos
PORTEÑOS MUESTRAN GRATIS LA CIUDAD
diarios viejos


PORTEÑOS MUESTRAN GRATIS LA CIUDAD

 

Para comunicarse, el teléfono de la oficina es 4330-0800. Por lo general,
los turistas que acuden a los servicios de estos porteños fanáticos de su
ciudad se contactan vía internet (www. cicerone.org.ar). Cuando llegan,
encuentran a un cicerone esperándolo para llevarlo a realizar una visita al
lugar que deseen. Todo esto, a cambio de nada.


Copiaron la idea de los cicerones neoyorkinos. Son un grupo de voluntarios
que se encarga de recibir extranjeros y llevarlos gratis a recorrer los
circuitos convencionales y los no tanto. Se trata de un grupo de amigos, con
experiencia en viajes y mochilas, que quieren ayudar a difundir la imagen de
Buenos Aires en el mundo. Los extranjeros que se acercan a la entidad sin
fines de lucro quieren conocer una cara más real y cotidiana del lugar que
visitan


Por Laura Di Marco y Enrique Colombano


"Si está por visitar Buenos Aires y quiere vivir una nueva experiencia,
llámenos que lo ayudaremos", invita la página web que promociona a
Cicerones, una ONG formada por un grupo de porteños apasionados por la
Ciudad que dona su tiempo para recibir extranjeros, llevarlos a los
circuitos tracionales y a los no tanto, y brindar la información que
necesitan.
Todo, dicen, por amor a Buenos Aires y también con la intención de mejorar
la imagen de la city aprovechando el flujo turístico favorecido por la
devalución.
Según cuentan los cicerones, que se inspiraron en Big Apple Greeters, una
asociación semejante que existe desde hace varios años en Nueva York, la
idea es mostrar la Ciudad desde adentro. Es decir, con los ojos de quienes
viven aquí. Una propuesta que, básicamente, entusiasma a aquellos
extranjeros que no contratan viajes por agencias especializadas sino que
buscan una experienica más real de los lugares que visitan.
"El grupo surgió a partir de una idea concebida entre amigos que habíamos
visitado el exterior y pensamos que Buenos Aires merecía otra mirada",
recuerda Joaquín Brenman, coordinador de los Cicerones.
La iniciativa surgió a principios de 2001. "Nos pusimos en campaña para
contactarnos con grupos que hacían lo mismo en Estados Unidos y Europa. Y
armamos una versión parecida a la de Big Apple", sintetiza Brenman. Y añade:
"Queremos mostrar la ciudad y mejorar la imagen que tenemos los porteños
tanto en el exterior como en el interior".
Actualmente Cicerones tiene 44 voluntarios, hace unas diez visitas por mes y
recibe alrededor de 30 consultas de orientación mensuales sobre temas tan
diversos como ubicación de hoteles, tránsito y precios, entre otros.
Según cuenta Brenman, la entidad no recibe ningún apoyo económico oficial y
se financia con sponsors y con algunos aportes voluntarios de los
visitantes. "Los gastos que devienen de las salidas fuera de lo que es
transporte público son a cargo del visitante. Pero si se viaja en colectivo,
cada uno paga su boleto. Es como ir con un amigo. Precisamente, nuestro
slogan es 'un amigo en Buenos Aires'".
Para ser voluntario, no hace falta tener formación profesional (aunque
muchos hablan varios idiomas), sino ganas de relacionarse con la gente y
tener una mentalidad abierta y creativa.