Edificio Le Parc

Ubicado en el centro de una manzana exclusiva ofrece la máxima privacidad en pleno corazón de Buenos Aires. En Le Parc encontramos la definición perfecta de la palabra seguridad, y de todos sus sinónimos.
Levantarse una mañana y tocar el cielo con las manos es posible en una manzana del barrio de Palermo -esa que conforman las calles Oro, Cerviño, Godoy Cruz y Demaría-. Allí yergue toda su imponencia un edificio con estirpe y jerarquía incomparables, y que pasó a ser una referencia de la ciudad de Buenos Aires.

La decisión de realizar una torre sola en el centro de una manzana parquizada fue por demás acertada. Principalmente por la intimidad que esto brinda. El edificio más cercano está a 60 metros. "La torre Le Parc es buscada por la privacidad, que se da por estar en una manzana exclusiva", señala Roberto Tizado, presidente de Tizado Propiedades S.A.
La mano tradicional y racionalista de Mario Roberto Alvarez dejó claramente su firma: es arquitectura funcional que va a perdurar en el tiempo. Tizado explica que "hubo una propuesta del arquitecto al desarrollista, al que le planteó hacer una torre importante en vez de cuatro", y recalca que "Moise Khafif -el desarrollista- fue un visionario que logró la transformación de una zona. Con Le Parc se adelanta en el tiempo y da nacimiento a una nueva ciudad, anticipándose al futuro en tecnología y confort".

Un moderno sistema de seguridad especial durante las 24 horas, con personal especialmente preparado y una magnífica maquinaria, aseguran la tranquilidad del lugar con el mayor resguardo. Fernando Bruzzese, gerente de obras de Tizado Barrio Norte, apunta que "la gente valoriza mucho estos aspectos. No sólo la seguridad, sino también el hecho de que incluso por la noche funciona la conserjería", ubicada en el centro de un soberbio hall de acceso al edificio.


En Le Parc, lo que en cualquier edificio común es el cuarto piso allí es el primero. Roberto Tizado lo ilustra, señalando que "en Le Parc da la sensación de que se está en el mejor edificio de Nueva York, no sólo por sus dimensiones, sino también por sus características. Es ciertamente impactante".


Es en la base de esta descomunal construcción, donde uno se siente pequeño. Entonces uno se transporta a la cumbre de Le Parc para sentirse inmenso, amo y señor de esa ciudad que dejó a los pies. Estamos ante los únicos dúplex en ciudad de Buenos Aires con casi 700 metros cuadrados a más de 140 metros de altura. ¿Qué se puede decir de la vista? Bruzzese se encarga de describirlo: "No es una vista espectacular. Va más allá de esto: es una vista única. No existe vivienda en propiedad horizontal que esté en un piso 50".
Estando ahí arriba uno tiene un dominio sobre la ciudad. La visión que se tiene en 360� va más allá de la ciudad y el Río de la Plata. En un día soleado se distingue a simple vista la costa uruguaya, entremezclándose con las islas del Delta. A espaldas del aún más plateado río se dibuja una ciudad que encuentra su horizonte en lejanas arboledas.


El sol se va trasladando hacia el oeste acariciando con sus rayos los espléndidos parques, mientras se despide del puerto y de las divertidas siluetas de Catalinas. Detrás de ellas se asoma tímidamente la Reserva Ecológica, y más allá de nuevo el río. Es uno el que busca el marco de sus postales, de acuerdo al momento y al lugar desde donde contemple.


Le Parc seguirá siendo uno e irrepetible, al menos en la Reina del Plata. No hay ningún proyecto similar a futuro; "creo que va a ser siempre único", afirma Tizado. No sólo porque encontrar una ubicación similar es imposible, sino también por el exclusivo target al que apunta.


Residir en un sitio de excepción, a un paso de los principales puntos de interés cultural y pofesional, cerca de las más importantes vías de circulación hacia las afueras y el centro de la ciudad, es algo invalorable. Vivir en Le Parc Residential Tower no es un signo de status, pero sí es sólo para elegidos. Habitar en departamento de esta características es algo en extremo placentero. El la vida en la cima. Es todo el nivel al servicio de un concepto arquitectónico basado en un estilo de vida diferente. Es contar con una tecnología de avanzada para proteger cada día de sus residentes, e invitarlos a una vida deliciosa.

Mario Roberto Alvarez es uno de los arquitectos más prestigiosos de la Argentina. Entre sus principales obras realizadas se encuentran el Banco Federal (casa central), Bank of América (casa central), Banco Nación (sucursal Rosario), el Laboratorio de las Fuerzas Armadas (CITEFA) y Fundación Campomar (Parque Centenario), Universidad de Belgrano, el colegio Belgrano Day School, el teatro Gral. San Martín, la Radio Municipal, la Torre Le Parc (Oro y Cerviño), Bolsa de Comercio de Buenos Aires, de Cereales de Buenos Aires y Comercio de Rosario; galería Corrientes Angosta y Jardín de Florida 559; Hotel Internacional Costa Galana de Mar del Plata, Park Hyatt de Mendoza y Hilton de Buenos Aires, Aeropuertos Argentinos 200 de Córdoba, aeropuertos del Neuquén de Neuquén, Club Hípico Argentino. Y la lista continúa.


Es un referente y su amplia trayectoria le da la suficiente autoridad como para apoyar un proyecto que en una época fue muy controvertido. Se trata de la aeroísla, la propuesta de la pista en el agua que, considera, sería muy beneficiosa para todos.
Un poco de historia Hace 75 años, el Tte. Cnel. Torres, uno de los pioneros de la aviación argentina, propuso con visión de futuro una isla aeropuerto sobre el río que denominó Atlántida, donde con marea normal, su profundidad promedio es de 3,5 m aproximadamente.


Se proyectaba su vinculación a la ciudad por puente y se preveían otros medios de comunicación por agua, aires y un futuro subterráneo. En 1935 se llegó as determinar la forma de la isla y se la ubicó frente a la Costanera Sur con cuatro pistas de 150 m de ancho y 2.000 de longitud según la propuesta de la Sociedad Central de Arquitectos a partir del trabajo especial del Arq. Jorge Sabaté. Ese mismo año, el proyecto del aeropuerto isla metropolitano fue publicado en La Prensa con elogiosos comentarios de personalidades y expertos extranjeros y argentinos. La propuesta de ganarle al río una gran superficie fue presentada en la Cámara por el Dr. Leopoldo Bard y aprobada por la Comisión Nazcional de Comunicaciones y Transporte, y propuesta con posterioridad con L. Corbusier y Willians. Sobre pilotes, pero cerca."


Según Alvarez, si se hubiese concretado este proyecto se podrían haber evitado muchos accidente, por ejemplo el de LAPA. "El actual Aeroparque es una bomba de tiempo porque está en un lugar peligroso. Un día de estos va a entrar un avión en Clo-Clo", afirma.


aeropuerto internacional. Según el arquitecto Alvarez, el problema de las inundaciones de Buenos Aires se resolvería parcialmente ya que la aeroísla y el viaducto, más otro cierre con compuertas formaría una laguna compensatoria de contención de las sudestadas. Además, en su opinión, debería ser un aeropuerto internacional, que elimine definitivamente a Ezeiza, que por su ubicación y la frecuente niebla, no resulta adecuado como puerta de entrada a la Argentina.


"Es un absurdo perder en ir y volver de Ezeiza el doble o triple del tiempo de un vuelo promedio al interior del país. Las grandes ciudades del mundo, cuando tienen cerca el mar o un gran río, prevén realizar aeropuertos en islas artificiales, lo hacen en Osaka y Hong Kong y tienen en estudio otras ciudades como Hiroshima, Aomari, Akita y Okayama", comenta.


"Por otra parte, es sabido que nuestro delta avanza muchos metros por año, lo que hace presumir que llegará a la Capital dentro de un siglo y medio. Hoy la isla más cercana está a pocos km de la Gral. Paz", dice el especialista, que ilustra su proyecto con un detallado plano que contempla hasta el menor de los detalles.
"En mi opinión, cuando se realice este proyecto, se debe dar status de aeropuerto internacional a la obra. Tiene capacidad para serlo. Debe otorgarse por licitación y el esquema financiero se debe reformular sobre la base de los terrenos del Aeroparque actual, que no deben venderse para financiar parte de la construcción, sino que deben volver a ser espacios verdes."



 

PUBLICIDAD EN PALERMONLINE

Programas para Publicar Publicidad en el Portal del Barrio de Palermo.

Publicar en la Guía de Palermo