El Portal del Barrio de Palermo Soho Hollywood Madison Sensible Freud Las Cañitas Nuevo Palermo

Los árboles de Buenos Aires

Home - Buscar - Empresas y Negocios - Servicios Profesionales - Moda en palermo
Arte / Fotografía
- Consultorio psicológico gratuito


Los árboles de Buenos Aires
Por Héctor M. Portela

Nacieron trillizos y el asombro y la perplejidad ante el milagro del nacimiento se renueva, jamás podrá ser igualado. María Valeria y Luis son los padres de Victoria, Franco y Eugenia y a la vuelta de su casa por la calle Honduras, crecen tres retoños de Tipa Blanca. Es la magia de la Trinidad: los pintores y poetas recurren como fuente de inspiración. Los impresionistas buscaban el equilibrio de sus pinturas colocando tres objetos o colores para armonizar la obra, frecuentemente ubicaban tres árboles y compensaban lo extenso del paisaje. La calle Honduras, en el barrio de Palermo, desde Gascón hasta Mario Bravo y su continuación Coronel Díaz hasta la Av. Santa Fe, conforman una hermosas galería verde de Tipas blancas. Este árbol autóctono de la zona subtropical de la República Argentina, decora distintas calles, plazas y parques de la Ciudad de Buenos Aires. Es un árbol corpulento y de gran envergadura, de ramas ondulantes y floración fugaz amarillo-dorado que se manifiesta en el estío. En el mismo barrio, y avanzando por la Av. Santa Fe hasta Plaza Italia, en el Jardín Botánico hay una variedad importante de árboles que crecen en el país que lamentablemente, en la mayoría de los casos no están identificados.

Muy cerca del lugar citado se encuentra la Av. Sarmiento, en cuya vereda que bordea el Jardín Zoológico podremos admirar una hilera de Plátanos casi centenarios, similar a la que existía hasta los principios de la década pasada en la vereda opuesta, la que fue cercenada para permitir la construcción de una playa de estacionamiento subterráneo. Aparentemente las profundas raíces de este hermoso árbol fueron la causa de la destrucción, quedándonos un paseo trunco, sin el complemento armonioso para conformar un sendero arbolado. Su gran talla y amplia copa globosa de hojas caducas, producen una generosa sombra en el verano, por lo que está muy difundido por calles y paseos de Buenos Aires. Aspiramos a que estas líneas sirvan de modesto homenaje para aquellos magníficos ejemplares.

La Av. Sarmiento atraviesa el Parque 3 de Febrero o Bosques de Palermo, llegando hasta el Río de la Plata. Este espacio verde se extiende por los Barrios de Palermo, Belgrano y Núñez hasta el límite con la Provincia de Buenos Aires. En esta zona se hallan instalados varios clubes deportivos como el de River Plate o instituciones oficiales como el Aeroparque de la Ciudad de Buenos Aires y la Ciudad Universitaria.

Recorriendo la Av. Figueroa Alcorta, que se extiende a lo largo de este parque desde el Barrio de Recoleta, podremos observar la mayoría de las especies arbóreas que adornan la ciudad, entre las que se destaca el Jacarandá, que en algún momento le disputó al Ceibo el honor de flor nacional. Este árbol autóctono del NO argentino es de fuste casi recto, pudiendo alcanzar los 20 m de altura que lo hacen elegante y bello con gran valor ornamental. La gran fiesta se produce cuando florecen los jacarandaes, a fines de la primavera y la Avenida se cubre con el azul-violáceo de sus flores, que retornan, en menor proporción para finales del verano. Los tramos de esta arteria, desprovistos de árboles como el existente en el frente de la Estación de Televisión estatal (Canal 7), crean un vacío e interrumpen el armonioso despliegue de los jacarandaes.

La Av. del Libertador Gral. San Martín, que en gran parte corre paralela a la Av. Figueroa Alcorta, tiene una importante cantidad de árboles de gran porte, entre los que se destacan la Tipa Blanca y el foráneo Plátano. Los huéspedes de Buenos Aires no pueden dejar de visitar estas dos grandes avenidas consideradas entre las más atractivas de la ciudad.

La Av. 9 de julio, con poco más de 3 Km de extensión y algo superior a los 100 m de ancho, se desarrolla de Norte a Sur por los barrios de Retiro, San Nicolás, Montserrat y Constitución. Desde su nacimiento en Av. Del Libertador podemos dividirla en tres sectores: el primero hasta la Av. Córdoba; el segundo hasta la Av. Belgrano y el tercero hasta la Plaza de Constitución. También son tres los canteros verdes en la primera y tercera sección, con dos laterales y uno central. De las obras de arte instaladas podemos destacar tres: que representan tres épocas distintas del siglo XX a saber: las dos fuentes de bronce en la intersección con la Av. Córdoba, que conforman un conjunto simétrico de la "belle epòque"; el Obelisco de la década del ´30 con reminiscencias egipcias y aire Art Decó y la magnífica escultura hidráulica de Gyulia Kosice, plástico y escultor nacido en la República Checa y nacionalizado argentino. Esta obra titulada "Monumento-Fuente a la Democracia" realizada en la década del ´90 tiene como sostén el espacio, hacia donde se elevan dos brazos de hormigón que sostienen a sus costados otros dos brazos más pequeños en el centro una espera de acero inoxidable que refleja el entorno y el tránsito de la Avenida. Es una escultura abstracto-geométrica en constante movimiento y se halla en la intersección con la calle Marcelo T. De Alvear.

En la segunda sección se mantiene la plantación primitiva de Tipas, Jacarandaes, Palmeras y diversos arbustos decorativos mientas que en la primera y tercera se realizaron plantaciones de varias especies entre las que predominan las de Palos Borrachos, también en estos dos sectores hay acacias, Tilos, Paraísos , Fresnos y otras variedades no autóctonas.

El Palo Borracho, árbol del Noreste Argentino, constituye el adorno más hermoso de esta región cuando se viste con sus flores rosadas. Es de fuste casi recto, de color verde y puede alcanzar los 20 m. También hay ejemplares de tronco abovedados y tienen su origen en el Noroeste de la República Argentina, sus flores son de un color blanco-cremoso y se desarrollan en los meses estivales y otoñales. Cuando el Samohú y Yuchán nombres indígenas de estos árboles, se colman de flores, la Av. 9 de julio es una fiesta de manchas de color.
Hasta que no se efectuó una pequeña plantación de Lapachos, hace pocos años, en el tercer sector de la Av., Buenos Aires no contaba con este hermoso árbol Alto y esbelto, de tronco recto, indígena del NE argentino y países limítrofes que generalmente florece antes de echar las hojas, transformándose su copa en un inmenso ramillete rosado. Merced a narraciones literarias, el Ombú es el símbolo de la región pampeana pero la realidad es otra ya que no es habitual hallarlo con frecuencia. En la ciudad de Buenos Aires hay algunos ejemplares distribuidos en sus distintas plazas y parques. El Ombú es un árbol autóctono del NE argentino, de amplia y hermosa copa, con enormes y contorneadas raíces externas que forman un artístico pedestal.
Es más común encontrar en los paseos de Buenos Aires, el árbol conocido vulgarmente como Gomero del género Ficus, originario del NE argentino con el nombre guaraní de Ibapoy. El ejemplar más grande se halla en la Plaza San Martín, habiendo otros en Plaza Lavalle y Plaza Intendente Alvear de Recoleta, siendo estos los más populares de la Ciudad.

Aledaño al barrio de Constitución se halla Barracas y muy cerca del límite nace la Av. Amancio Alcorta que se prolonga por los barrios de Parque de los Patricios, Nueva Pompeya y continúa como Av. Coronel Roca por los Barrios de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo, finalizando en la Gral. Paz. Estas calles de aproximadamente 10 Km. de extensión van formando un suave arco para acompañar paralelamente a la rectificación del Riachuelo. La larga cinta asfáltica sirve de unión a los citados barrios y es como un sostén arbóreo de la zona sur. Predomina la plantación de Tipas y entre otros ejemplares hay algunos de Jacarandaes y palos borrachos que le dan el toque de color.
Esta gran arteria del Sur se diferencia de su similares del norte de la ciudad, Avenidas Figueroa Alcorta y del Libertador, por la carencia a de continuidad de las plantaciones; la escasez de árboles autóctonos decorativos; la adecuada forestación de algunos tramos de las plazoletas centrales y la falta de canteros en sectores que por su amplitud podrían construirse. Todas estas mejoras son factibles de realizar por reparticiones municipales existentes, sin grandes erogaciones.
La ciudad de Buenos Aires tiene en distintas épocas del año, el color de las flores y hojas de sus árboles, pero lamentablemente sólo dispone de 3 m2 de espacio verde por habitante en contraste por ejemplo con la ciudad de Moscú que posee casi 40 m2 de espacio verde por habitante
Bibliografía: Libro del árbol, edición de 3 tomos de La Empresa Celulosa Argentina

 

Guia de Empresas de Palermo
- Empresas y Negocios de Palermo
Buscador por Orden

A
B C D E F
G
H I J K L
M N O P Q R
S
T U V W
X Y Z
- Moda & Fashion
- Arte & Fotografía
Turismo
- Mapa de Palermo
- Deportes
- Reportajes
- Turismo Palermo
- Museos
- Bibliotecas
- Las Noticias
- Videos
Idiomas
- Palermo in English
- Palermo in italiano
- Palermo en Frances