Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos

VECINO HEROE MATO A UN LADRON
Una salidera fatal en pleno Palermo en Buenos Aires
diarios viejos


UNA MODALIDAD DE DELITO QUE CRECE EN PALERMO
POR SUERTE UN CHORRO MENOS

La comisaria 23 a 200 metros del Banco Nación. más preocupada por la pizza que por la seguridad del vecindario. No es la primera vez que los motoschorros actuan en su jurisdicción de la 23, será una zona liberada?

VECINO HEROE MATO A UN LADRON QUE LE HABIA ROBADO 25.000 DOLARES
"homicidio en legítima defensa".

 

Una salidera fatal en pleno Palermo

El empresario salió del banco con un maletín y los asaltantes lo siguieron: a unos metros le arrebataron los 25 mil dólares que acababa de retirar de la sucursal, en el barrio de Palermo. Pero el empresario llevaba un arma y la utilizó allí mismo: mató a uno de los asaltantes y puso en fuga al otro. También se hirió en una de sus piernas, por lo que está internado en el Hospital Fernández con custodia policial, acusado de homicidio. Sin embargo, podría quedar en libertad si la Justicia considera que actuó “en legítima defensa”.

El episodio ocurrió ayer alrededor las 13.30 en la esquina de Borges y Charcas, a una cuadra de la seccional policial 23�. El empresario logró recuperar el dinero.

El hecho ocurrió mientras el hombre caminaba por Charcas al 4200, después de salir de la sucursal del Banco Nación. Allí fue interceptado por dos hombres que se bajaron de una moto Honda, modelo Transalp, de color oscuro. Cuando uno de los asaltantes le robó los 25 mil dólares, que el empresario había sacado del banco, éste simuló sacar más dinero de su maletín para entregárselo a los ladrones, pero extrajo una pistola calibre 38 y, accidentalmente disparó y se hirió la pierna.

Al observar lo que ocurría, los delincuentes intentaron escapar del lugar, pero el empresario comenzó a correrlos por Charcas, disparó su arma en varias ocasiones e hirió a uno de los delincuentes, que cayó al piso. Según fuentes policiales, el ladrón murió antes de que pudiera ser asistido por los médicos y en su poder se encontró la totalidad del dinero perteneciente al empresario.
El otro delincuente logró escapar a bordo de la motocicleta, por lo que se originó un fuerte operativo policial en la zona para intentar detenerlo. En tanto, el empresario fue trasladado de urgencia al Hospital Fernández para ser asistido y quedó internado en una sala común pero con custodia policial, ya que se encuentra en calidad de detenido, acusado de matar al asaltante. En las próximas horas podría ser liberado, ya que podría ser acusado por “homicidio en legítima defensa”.

A PASOS DEL JARDIN BOTANICO
Lo asaltan dos ladrones, los persigue herido y mata a uno
Tiene 67 años. Había retirado 15.000 dólares de un banco frente a Plaza Italia. Dos ladrones en moto se los arrebataron. El sacó un arma pero se hirió a sí mismo por accidente. Igual los corrió y les disparó.


Pablo Telech tiene 67 años, es misionero. Ayer sacó 15.000 dólares del banco, caminó casi tres cuadras en pleno Palermo y, cuando llegaba a su casa, lo cruzaron dos asaltantes en una moto. Forcejearon, él sacó un arma y se disparó a sí mismo por accidente. Los ladrones escaparon, pero el hombre igual los corrió a los tiros: mató a uno y logró recuperar su plata.
Lo increíble fue que mientras Telech sufría el asalto, mientras forcejaba y mientras corría a los ladrones a los tiros, no apareció ningún policía. El hombre tomó justicia por mano propia a sólo 200 metros de una de las comisarías más importantes de Palermo, a pasos del Botánico, el Zoológico y Plaza Italia. A la luz del día, nadie intervino.
Telech es dueño de una industria electromecánica y vive en un edificio de Borges y Paraguay, a metros de donde lo asaltaron. Anoche estaba internado en el Hospital Italiano, fuera de peligro, pero imputado por homicidio. El ladrón al que mató tenía 23 años, era de Morón y su cuerpo era reclamado ayer por su hermana en la comisaría 23�. Su cómplice en la "salidera" bancaria aún no fue arrestado.
Según contó a Inés, la hija de Telech, el hombre fue sobre el mediodía a la sucursal que tiene el Banco Nación en Santa Fe entre Borges y Thames, justo frente a Plaza Italia. Entró a la bóveda y retiró 15.000 dólares en efectivo. Metió una parte en un maletín y el resto en un bolsillo, sin darse cuenta de que alguien lo "marcaba".
Vestido de traje gris, Telech caminó por Borges rumbo a su casa, que queda a metros de la esquina de esa calle con Paraguay. Sólo llegó a recorrer dos cuadras: apenas cruzó Charcas, una moto tipo Honda Transalp oscura con dos hombres se subió a la vereda y le cortó el paso.
Telech, un hombre corpulento, se sorprendió. "Dame la plata que tenés en el bolsillo", le dijo uno de los asaltantes, mientras lo apuntaba con un arma. La víctima se resistió, pero los ladrones lograron sacarle el maletín y el resto del dinero.
Cuando escapaban, Telech sacó una pistola que llevaba en una cartuchera. Era una Bersa 380 (un calibre similar al 9 milímetros corto), que había comprado esa misma mañana. La Policía comprobó este dato más tarde, ya que la víctima exhibió las facturas del arma y de los proyectiles.
Telech está entrenado en el uso de armas. "Mi viejo nació en el monte misionero: aprendió antes a disparar que a caminar", dijo su hija. Tenía todos los papeles en regla porque había gestionado un permiso para custodiar los traslados de dinero de su empresa. A pesar de esto, los nervios del momento hicieron que cometiera una torpeza al sacar la pistola: se disparó un tiro a sí mismo, en la rodilla izquierda.
De todas formas, Telech salió a correr a los ladrones. "Mi viejo es durísimo: una vez se partió los dos brazos en el country e igual manejó hasta casa", contó su hija a los medios.
El industrial corrió unos metros, mientras la moto bajaba de la vereda a la calle y escapaba de contramano por Charcas. En cuanto logró recomponerse, Telech disparó una vez contra los ladrones. Le pegó al que iba atrás, justo el que llevaba la plata.
Según contaron los vecinos, el ladrón cayó de la moto al recibir el disparo en la espalda. Se levantó, corrió cinco metros hasta Charcas y Gurruchaga —a 200 metros de la comisaría 23�— y murió. La bala le había atravesado el cuerpo y había salido a la altura del corazón.
El ladrón quedó tirado frente a una peluquería, la misma a la que llegó caminando Telech segundos después. El dueño del negocio lo ayudó y el industrial se sentó en el umbral, se quitó el saco y el reloj, y pidió a un vecino que fuera hasta su casa a llamar a Sonia, su mucama. Luego llegó la Policía, que secuestró el dinero robado, y una ambulancia para atender al herido.
Telech fue llevado al Hospital Fernández, y después lo derivaron al Italiano. Además de estar internado, su condición es de demorado en la causa por "homicidio, robo (modalidad 'arrebato') y lesiones". Mientras, la investigación apunta a establecer quién lo "marcó" para que lo asaltaran.

El malviviente se había tiroteado la semana última con personal de la Comisaría 23
Un empresario mató a un delincuente que quiso asaltarlo
La víctima del intento de robo, de 63 años, resultó con heridas al dispararse a sí mismo mientras repelía a los dos delincuentes que intentaron robarle u$s25.000. El hecho se produjo a las 13.30 en la intersección de Borges y Charcas



Un empresario electromecánico mató ayer de un balazo a uno de los dos ladrones que le arrebataron u$s25 mil que acababa de retirar de un banco del barrio porteño de Palermo, y se hirió de un tiro al sacar su arma para resistir el robo, informaron fuentes policiales.
El episodio ocurrió pasada las 13.30 en el cruce las calles Borges y Charcas, a una cuadra de la seccional 23, cuando el empresario, de 63 años, se resistió a los tiros al robo y mató a uno de los ladrones que lo asaltó.
Los investigadores dijeron que momentos antes de matar al delincuente, el hombre sufrió una herida de bala en una pierna al intentar sacar su arma de un maletín.
Fuentes policiales dijeron que el empresario quedó internado en el Hospital Fernández con custodia policial, ya que se encuentra en calidad de detenido acusado del homicidio del ladrón.
El hecho se originó mientras el hombre caminaba por la calle Charcas al 4200, y fue interceptado por dos delincuentes que se bajaron de una moto Honda, modelo Transalp, de color oscuro.
Los investigadores determinaron que uno de los asaltantes le arrebató un fajo con 25 mil dólares que el empresario acababa de extraer de un banco cercano.
Según se sospecha, el hombre había extraído esa alta suma de dinero para realizar una transacción comercial a través de la empresa de electromecánica que posee en la Capital Federal.
En ese momento, el empresario simuló extraer más dinero de su maletín para entregársela a los ladrones. Sin embargo, allí llevaba guardada una pistola calibre 380, la cual empuñó y pretendió sacar para defenderse.
"Creemos que por los nervios de la situación, y al ser un arma de fuego de doble acción y muy difícil de manejar, el hombre se disparó accidentalmente un balazo en la pierna", dijo un jefe policial que participa en la investigación.
Al observar lo que ocurría, los delincuentes pretendieron volver a subir a la moto para escapar, pero el empresario comenzó a correrlos por la calle Charcas.
Así, disparó su arma en otras dos oportunidades y uno de los disparos impactó en uno de los ladrones, quien cayó herido al piso.
Fuentes policiales dijeron que el ladrón murió antes de que pudiera ser asistido por los médicos, en tanto que en su poder fue encontrada la totalidad del dinero que le acababan de robar al empresario.
El otro delincuente logró escapar a bordo de la motocicleta, por lo que se originó un fuerte operativo policial en la zona para intentar detenerlo. En tanto, el empresario cayó también herido en el lugar y fue trasladado de urgencia al Hospital Fernández para ser asistido.
Fuentes policiales explicaron que el hombre quedó alojado en una sala común pero con custodia policial, ya que se encuentra en calidad de detenido acusado por el homicidio del ladrón.
De todas formas, se sospecha que en las próximas horas será indagado por la Justicia y, luego, podría ser liberado, ya que se descuenta que quedará acusado de "homicidio en legítima defensa".
Cometieron un delito similar
El ladrón que murió ayer baleado por un empresario electromecánico después de haber sido despojado por el delincuente de un maletín con dinero en el barrio metropolitano de Palermo, se había tiroteado la semana última con personal de la Comisaría 23 de la Policía Federal, tras cometer un delito similar.
 
El ladrón, de 23 años, que residía en la localidad de Merlo, murió al recibir un disparo efectuado por el empresario Pablo Perech, de 67 años, luego que el jóven lo despojó de un maletín con 25.000 dólares, que había retirado de un banco de la zona.
Fuentes judiciales indicaron que el delincuente abatido ayer y un cómplice, habían protagonizado el viernes último un asalto similar en la puerta de un banco situado en proximidades de la esquina de las calles Arenales y Sacalabrini Ortiz, del barrio de Palermo.
En esa circunstancia, luego de golpear salvajemente a un hombre que salió del banco le arretaron un maletín con 7.000 dólares y, luego de tirotearse con personal policial de la Comisaría 23, se dieron a la fuga en la misma motocicleta que el delincuente utilizó ayer.
Las fuentes indicaron que de la suma de indicios logrados en ambos hechos se lograron elementos para lograr la detención del cómplice del delincuente abatido