Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos


SANGRE Y MUERTE EN ZONA ROJA
diarios viejos



SANGRE Y MUERTE EN ZONA ROJA

Autor: Redacción
01/04/2004

Un joven fue letalmente acuchillado en la madrugada de hoy en un todavía confuso incidente con travestis de la “zona roja” de Palermo, y su cadáver con una gran herida en el abdomen fue encontrado más tarde dentro de un automóvil frente al Hospital Ramos Mejía.

Policías retiraron ya el cuerpo del interior del coche.
Hasta allí, según se supo averiguar, fue llevado por otros dos muchachos que lo acompañaban, uno de los cuales esta mañana permanecía demorado.
El hallazgo del cadáver, recostado en el asiento trasero de un Fiat Uno, se produjo aproximadamente a las 8 en Agrelo al 3000 de esta Capital, entre Urquiza y La Rioja. O sea, a metros de la entrada del Hospital Ramos Mejía. El vehículo tenía indicios de violencia en los vidrios y el techo, lo que en principio hizo presumir que se trataba de un asalto. Pero otra versión, que la policía estaba investigando, apuntaba a la llamada “zona roja” de Palermo, donde se habría desatado una tremenda pelea entre los jóvenes del Fiat y un grupo de travestis.
El caso empezó a tomar estado público cuando la víctima, que no llevaba documentos de identidad, arribó al nosocomio en el automóvil con sus dos amigos. Uno bajó apresuradamente, según lo observado por varios testigos, y corrió a la guardia del hospital en busca de ayuda. Allí fue interrogado por un policía, quedando demorado. El patrullero llegó poco después y encontró el cadáver. El tercer individuo que viajaba en el auto ya se había escapado. Probablemente, haya tomado la decisión al ver que el herido fallecía.
El Fiat Uno, negro con paragolpes grises, tenía abolladuras en el techo y tanto la luneta como el parabrisas astillados. Estos detalles revelarían que debió haber un enfrentamiento, siendo atacado el vehículo con piedras u otro elemento contundente. La peor parte fue para la víctima, de aproximadamente veinticinco años, que vestía bermudas y remera. Al ser encontrado, el cadáver estaba completamente ensangrentado.
La policía realizó los peritajes de rutina, en tanto el cuerpo fue llevado a la Morgue. El joven demorado, según trascendió, habría dado una versión del hecho que orientó la investigación hacia la “zona roja” palermitana, donde la prostitución callejera de travestis sigue siendo un atractivo nocturno para automovilistas desvelados.
En esa hipótesis, el trío del Fiat Uno habría discutido con una “traviesa” por dinero, lo que pudo haber motivado que otras se acercaran a defenderla. Incidentes de este tipo son cotidianos en la zona, pero éste tuvo trágico final. Más de un travesti de los que se ofrecen allí portan navaja o cuchillo, por lo que pudiera pasar.
El abandono del cadáver enfrente del Ramos Mejía fue presenciado por vecinos y público del hospital. El tajo en el abdomen de la víctima era tan grande que una mujer creyó haber visto “un escopetazo”. Hubo quien pusiera en duda lo del incidente en Palermo Viejo, asegurando que “aquí también tenemos una zona roja”. Ciertamente, alrededor del hospital, en particular de noche, tienen “parada” mujeres y travestis. Esa “zona roja”, no tan conocida como la otra, se extiende desde avenida Jujuy hacia arriba, llegando hasta Boedo. La frecuentan automovilistas en busca de aventuras sexuales, pero también personajes de dudosa clasificación cuya presencia inspira temor a los vecinos. Al anochecer, por Alsina y Moreno, desde Jujuy hasta Boedo, se encuentran muchas ocasiones de vivir una aventura que, a veces, puede ser fatal.