Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos

 


Comisión de Descentralización y Participación Ciudadana
Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires


19.04.2004

Vigilia y guardia de fieles a Maradona: "Sin él ... ¿qué nos queda?" Fanáticos hacen vigilia por Maradona

La foto, tomada el 19 de abril, muestras carteles de apoyo al ex astro argentino Diego Maradona, internado en grave estado en una clínica de Buenos Aires.
- "Sin él... ¿qué nos queda?", reza un cartel que pegaron el lunes fieles seguidores de Diego Maradona en una de las paredes del sanatorio donde el ex futbolista lucha por su vida desde el domingo.

La vigilia de los seguidores se convirtió este lunes en guardia frente a la Clínica Suizo-Argentina en cuya área de terapia intensiva está conectado a un respirador artificial el ídolo del fútbol argentino.
"Aguante Diego", Diego, por favor, quedate", "Aguante Diego", "Todos con vos (contigo) a muerte", "Fuerza maestro" y "Fuerza carajo", eran otras leyendas adheridas en la fachada de mármol, donde no quedó ni un centímetro sin empapelar.
Demián Hampsom, un periodista inglés que trabajó en la BBC y ahora es un 'free lance' que vive en Buenos Aires con su novia, dijo a la AFP que "él es increíble, como es increíble todo esto que pasa con la gente y las manifestaciones de afecto".
"El gol que nos hizo (segundo del 2-1 en el Mundial México-1986) fue fantástico y yo personalmente lo aprecio mucho. En Inglaterra, todo el país habla de Maradona", dijo Hampsom.
Una decena de hinchas de Boca Juniors, el club de sus amores, instalaron la bandera más grande, con la leyenda "Gracias Don Diego y Doña Tota (los padres) por haber creado a Dios", uno de sus apodos más populares en el país.
Miembros del Centro Infantil 'Cebollitas' (niños futbolistas), donde empezó a jugar Maradona, también montaron carteles pasacalles frente al sanatorio.

Gente de todas las edades se detenía un momento frente al edificio el lunes y rezaba unas oraciones por la salud del ex jugador, mientras besaba estampitas religiosas.
La presión de las decenas de periodistas y los hinchas forzó a la policía a instalar vallas metálicas que obligaban a los transeúntes a bajar a la calzada de la Avenida Pueyrredón, en pleno barrio de La Recoleta.
La tarde del lunes, llegaron al sanatorio un ex compañero suyo en la selección, el volante Sergio 'Checho' Batista, y otro ex colega de Argentinos Juniors, el defensor lateral Adrián Domenech.
En el mostrador de la clínica, esperando turno para subir al cuarto piso donde funciona la sala de cuidados intensivos, estaba también Francisco Cornejo, su descubridor y quien lo llevó a empezar una carrera en los 'cebollitas' de Argentinos Juniors.
Cesar Contrucci, otro admirador, dijo que "Diego es Argentina, es una pasión, y a veces es criticado, pero él es el pueblo, porque es alguien que habla sencillo, que es fácil de entender y se metió en nuestra piel, sin colores ni clubes".
"Hablando de él, como persona, digo que cada caso es un mundo, pero el planeta conoció a Argentina gracias a Maradona", dijo Contrucci.
Ema Alonso, vecina del barrio, sostuvo que lamentaba "mucho" lo sucedido y dijo esperar "que se recupere, deseándole lo mejor".
Carlos Ibalo, de 43 años, y vecino del barrio de Palermo, señaló estar dispuesto a "esperar todo lo que haga falta para saber qué pasará con él, deseando que se recupere pronto porque nos ha dado demasiado".
Otros hinchas, llegados de la provincia de Mendoza (oeste), habían permanecido de vigilia durante la noche y preparaban una carpa para instalarse en la vereda, en apoyo al ídolo que pasa el peor trance de su vida.



DECENAS DE SEGUIDORES DE MARADONA SE CONCENTRAN FRENTE A LA CLÍNICA

También ex compañeros suyos de la selección y de clubes argentinos en los que jugó se han acercado hasta la clínica.
APOYO. Numerosos seguidores argentinos quieren estar al lado de su ídolo.
19.04.2004

Decenas de seguidores de Diego Maradona se han concentrado a las puertas de la clínica privada de Buenos Aires donde está ingresado el ídolo del fútbol argentino en cuidados intensivos tras sufrir el domingo una crisis cardíaca.
Medio centenar de jóvenes se mezclaba entre los numerosos reporteros que hacen guardia en la clínica del barrio de Palermo a la espera de novedades sobre la evolución del estado de salud de Maradona, de 43 años.

"Diego, te queremos", decía un cartel con forma de corazón que portaban tres adolescentes, mientras dos jóvenes tenían atadas las camisetas de Boca Juniors y de la selección argentina con el número '10', las que vistió el mejor jugador de los años 1980 durante su extensa trayectoria de 21 años (1976-1997).
"Fuerza 10", rezaba otro cartel colgado en el frente de entrada del exclusivo centro de salud y, al lado, otro subrayaba: "Diego, aguante", colocado por un hincha que lucía la camiseta albiceleste.
Vecinos, periodistas y compañeros
También numerosos vecinos se han acercado hasta la clínica movidos por las primeras informaciones sobre el ingreso del 'Pelusa', cuando al atardecer las emisoras de televsión interrumpieron su programación habitual para dar la impactante noticia.
Decenas de reporteros y cámaras de televisión, incluso de varios medios extranjeros, montan guardia en el centro de salud a la espera de novedades.
Maradona está conectado a un respirador artificial en terapia intensiva y pronóstico reservado, tras sufrir una crisis cardíaca, según el comunicado médico oficial que se dio a conocer la noche del domingo.
El ex capitán de la selección argentina está acompañado por su ex esposa, Claudia Villafañe, sus hijas Dalma y Gianina, a la vez que entre quienes lo visitaron estuvo Carlos Bilardo, el entrenador del Mundial de México-1986 que ganó Argentina de la mano de Maradona, y en Italia-1990 (subcampeón). También ex compañeros suyos de la selección y de clubes argentinos en los que jugó se han acercado hasta la clínica.