Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos

Disidencias en la Rural por el usufructo del predio de Palermo
Los Bis Ñetos de los oligarcas se pelean

Home - Buscar - Empresas y Negocios - Servicios Profesionales - Moda en palermo
Arte / Fotografía
- Consultorio psicológico gratuito

30/04/04

Oposición de un grupo de socios
Disidencias en la Rural por el usufructo del predio de Palermo
Se aprobaría hoy, en una asamblea, la cesión del negocio al grupo De Narváez



El oficialismo busca concentrarse en la actividad gremial
Se cederían los derechos de explotación -no inmobiliarios- del tradicional espacio de exposiciones hasta 2025


La decisión de vender los derechos de explotación comercial del tradicional predio ferial de Palermo por parte de la Sociedad Rural Argentina (SRA), que cuenta con el 50% de las acciones, a los empresarios Francisco de Narváez y Alejandro Shaw, abrió una fuerte polémica dentro de la centenaria entidad del campo.

Un grupo de socios criticó los términos de la asamblea extraordinaria que se realizará hoy en la sede de la calle Florida, donde probablemente quede aprobada la operación. "De concretarse, los compradores explotarán el predio histórico en exclusividad durante los próximos 21 años transformándolo en un centro comercial y condicionando así la autonomía e independencia gremial de la SRA", sostiene un comunicado firmado por 14 socios.

Las autoridades de la entidad rural dijeron que no iban a hacer comentarios. No obstante, fuentes de la SRA manifestaron que la intención es vender el usufructo de las 12 hectáreas palermitanas para liberar a la SRA, presidida por Luciano Miguens, de una pesada carga financiera y poder dedicarse exclusivamente a la representación gremial del campo.
Sucede que la Rural de Palermo SA, una sociedad comercial paralela que pertenece a la entidad, debe afrontar la reestructuración de una deuda con el Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro) por 109 millones de dólares -pesificados- contraídos para la remodelación del predio en la década del noventa. A esto se le suman las cuotas que aún adeuda al Gobierno por la compra en 30 millones de pesos del predio de Palermo. Si bien una parte de ese monto había sido prestado a la entidad por el ex banquero Raúl Moneta, lo cierto es que resta abonarse una parte de las 12 cuotas.

"Queremos aclarar que el último balance de la SRA fue impugnado por varios socios ante la justicia civil el año pasado, con lo cual sería de una imprudencia manifiesta decidir una operación de tal envergadura hasta que este punto no sea aclarado", dicen los socios disidentes que pidieron la suspensión de la asamblea por 90 días.

Entre los que rubricaron la crítica aparecen Eduardo y Federico Romer, Federico Palacio; Pedro Fernández Llorente, Carlos Urioste; Francisco Lambert, Jorge Liceaga, Celedonio Pereda, Carlos Firpo Peña y Severo Lanz, entre otros.

Los puntos en discusión

En el orden del día de la asamblea se consigna la discusión de tres puntos críticos: la refinanciación de la deuda con el Bapro; la aprobación de un convenio con la Ciudad de Buenos Aires para la apertura de la calle Darregueira, en el barrio de Palermo, y la controvertida venta del paquete accionario.

Respecto de la eventual operación, Miguens dijo en la carta en la que se convocó a los socios: "Consideramos la posibilidad de desvincularnos del riesgo del negocio ferial y del pago de la deuda refinanciada a través de la venta del paquete accionario". Y agregó: "En ese caso, además de percibir el precio que pondremos a su consideración, conservaríamos el derecho a coorganizar nuestra exposición ganadera".

En cambio, para Palacio, "esto representa la quiebra de la SRA y resulta inaceptable que se ponga en juego algo que pertenece al acervo histórico del país", dijo.
.
La SRA, con Enrique Crotto como presidente, emprendió en los años noventa un ambicioso plan comercial. Tras comprar el espacio en 1991, la entidad, sumó como socio a la empresa norteamericana Ogden. Pero pronto llegaron los problemas porque no fueron aprobados los planos para la construcción de un complejo de cines. Eso dejó como saldo un enorme pozo vacío en un costado del predio. Con la crisis , Ogden decidió desprenderse del negocio y, entonces, entraron en escena De Narváez y Shaw, que adquirieron la parte accionaria de la firma norteamericana.

Reinstauraron el feriado de Carnaval en la Ciudad de Buenos Aires