Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos

"Partamos de la base de que la gente cuando va a una comisaría no trae buenas noticias, tiene mucha angustia encima. Y los agentes deben atender al público y la situación delictiva de su jurisdicción".

Home - Buscar - Empresas y Negocios - Servicios Profesionales - Moda en palermo
Arte / Fotografía
- Consultorio psicológico gratuito

Lunes 07 de junio del 2004

"las tareas de calle para atender los temas contravencionales y de tránsito"
Con 500 agentes, la Ciudad ya tiene su policía comunitaria

Para el Gobierno de Aníbal Ibarra el convenio es fundamental para conseguir el control final sobre la Policía Federal: "Es un paso en la autonomía, en el marco de la necesidad de contar con una policía propia que ejecute las políticas que se diseñen en el ámbito de la Ciudad".

Sus sueldos serán pagados por el Gobierno porteño, pero dependerán de la Federal. Empezarían a trabajar en un mes en tareas de prevención. Cuidarán plazas, estaciones y ordenarán el tránsito.

Prevé llegar a 2000 efectivos
La Ciudad incoporará los primeros 500 agentes de la Policía Comunitaria
Así lo informó Juan Carlos López, secretario de Justicia y Seguridad porteño. Tendrá como función "las tareas de calle para atender los temas contravencionales y de tránsito"

Un director con 33 años de carrera

"Partamos de la base de que la gente cuando va a una comisaría no trae buenas noticias, tiene mucha angustia encima. Y los agentes deben atender al público y la situación delictiva de su jurisdicción".

Guillermo Torchia todavía ocupa su oficina de jefe de Doctrina de la Superintendencia de Asuntos Institucionales de la Federal, su cargo hasta el 11 de mayo, cuando le llegó el nombramiento como director general de la flamante Policía Comunitaria. Hincha de Boca y de Nueva Chicago, vecino de Lugano, tiene 54 años, de los cuales 33 los pasó en la fuerza. Hizo carrera, pero preferiría que ninguno de sus cuatro hijos o sus dos nietos sea policía. "Bastante problemas me hice yo ya", dice.
Y tendrá una buena cantidad para resolver, entre ellos cambiar una relación de desconfianza de años de la comunidad con la Policía. "Partamos de la base de que la gente cuando va a una comisaría no trae buenas noticias, tiene mucha angustia encima. Y los agentes deben atender al público y la situación delictiva de su jurisdicción". Además, tendrá que pilotear una fuerza con injerencia del Gobierno porteño, el nacional y la Jefatura de la Federal. Aún no se reunió con Aníbal Ibarra, pero ya conversó con su secretario de Seguridad, Juan Carlos López.


� Hoy, ¿quién es su jefe?
- El superintendente de Seguridad Metropolitana. Pero, por supuesto, todas las órdenes que recibamos saldrán del consenso con la Ciudad y la Nación.
�¿Los nuevos agentes tendrán una formación especial?
- Harán la misma carrera que los actuales. Seis meses para los suboficiales y tres años para los oficiales, pero con materias específicas, como mediación y derechos humanos.
�¿Y con eso alcanzará?
- La relación está desprestigiada, pero tenemos muy buenos recursos humanos. Estar en la Policía es un premio.