Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos

Convivencia un codigo de la no solución
Los vecino sin nada


República Argentina, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Barrio de Palermo - Palermo
Jueves 8 de julio del 2004

Los vecino sin nada

El codigo de convivencia es un codigo que nace de la no convivencia. Bajo las viejas formas de rosquiar y hacer politica los legisladores porteños han demostrados no contar con dos dedos de cerebro, ni de frente, ni de espaldas, quizas este sea el verdadero título de la nota el código de espaldas, de espaldas a los vecinos de espaldas a los problemas, por que, por q no se sancion leyes justas y equitativas para los problemas, por ejemplo un pibe menor que el otro día asalto un maxiquiosco en la calle Borges no tendra sanción, la prostituta que trabaja en la calle Gallo seguira trabajando en el prostibulo de nelly, es decir el problema de los prostibulos no esta resuelto, el traba de godoy cruz sigue trabajando por que necesita el dinero y no le va a importar hacer un trabajo comunitario de 4 días, como no esta resuelto absolutamente el tema de los vendedores ambulantes, ni el de los manifestantes, ni el derecho de un automovilista a pasar por una calle cortada, ni el problema de la caca de los perros, es decir los legisladores cobran suculentos sueldos y no pueden solucionar los problemas de los vecinos. Los legisladores de la ciudad de buenos aires no pueden con sus propias vidas por que siempre en politica se sube o se baja según cuanto dinero tienes para comprar. o cuanto dinero tengas para comprar a un grupo de militantes que gritan por un choripan el día de la patria o similar.

Mientras tanto bs as city la ciudad ni se entero de nada, mientras tanto los problemas siguen sin resolverse, mientras los legisladores siguen de espaldas a los futuros comuneros, que no estan ni enterados de las comunas , a pesar del esfuerzo oficial de que la gente se entrere.

Convivencia un codigo de la no solución

debajo esta la historia oficial o la no oficial, según de donde se mire.

SE APROBÓ EN GENERAL EL NUEVO CÓDIGO CONTRAVENCIONAL
Con la mayoría justa, el macrismo y sus aliados consiguió la aprobación de
la reforma del Código Contravencional. Ahora los legisladores deberán saldar
las diferencias a fin de consensuar lo más posible las nuevas figuras
contravencionales que introducirá la sanción de este proyecto. La sesión
especial para su análisis particular está convocada para el viernes 16.
Luego de conocido el resultado de la votación un grupo de travestis,
prostitutas, piqueteros y partidarios de izquierda ingresaron al recinto
para mostrar su enojo
Por Alejandra Lazo
Este miércoles la Legislatura porteña aprobó por 31 votos afirmativos y 22
negativos el proyecto de reforma del Código Contravencional de la Ciudad de
Buenos Aires. Esta iniciativa -que tuvo despacho mayoritario de las
Comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia- obtuvo el apoyo del
Frente Compromiso para el Cambio, el bloque Unión para Recrear Buenos Aires,
el bloque del Partido de la Ciudad y el monobloque Compromiso Social, que
integra Mirta Onega y obtuvo despacho de
Más de la mitad de los legisladores hicieron uso de la palabra. Algunos con
datos concretos y una postura sólida -ya sea a favor o en contra de la
reforma-, otros se limitaron a confundir conceptos y argumentos políticos
para fijar posición frente a un tema que, sin duda, ha sido largamente
debatido en la Legislatura.
El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Helio Rebot
(Compromiso para el Cambio), señaló que "si no somos parte de la solución
somos parte de los problemas. El Código Contravencional de Aníbal Ibarra y
Eugenio Zaffaroni ha sido un fracaso y si no hacemos nada para modificarlo,
estamos contribuyendo a que esto siga así".
En tanto, el presidente de la Comisión de Justicia, Julio de Giovanni
(Partido de la Ciudad), sostuvo que "la Ley 10, conocida como Código de
Convivencia, fue dictada al calor de la derogación de los edictos
policiales. Respetamos a los legisladores que intervinieron, pero hoy la
experiencia y las estadísticas indican que tiene fallas. Es necesario
entonces dictar un nuevo Código".
El diputado socialista Norberto La Porta reconoció que se han cumplimentado
todas las instancias establecidas en este tema pero manifestó que el nuevo
Código "debe ser el reflejo de un consenso alcanzado entre todos aquellos
que queremos vivir en una sociedad civilizado".
Su compañero de bancada, Roy Cortina, agregó que "no es que el Código haya
fallado sino que la policía no aplica el Código o lo aplica mal, para que se
reediten los edictos policiales. Y con este nuevo Código que quieren imponer
con una ajustada mayoría es lo que quieren hacer".
La diputada Vilma Ripoll (Izquierda Unida) aseguró que "le quieren vender
gato por liebre a los vecinos de Buenos Aires para cumplir un reclamo de más
seguridad que hay en la sociedad. Porque los que redactaron este nuevo
Código ya decidieron que los culpables de la inseguridad en la Ciudad son
los pobres".
Jorge Enríquez, presidente de la Comisión de Seguridad, dijo que "este
Código que queremos aprobar va a prevenir el quehacer delictivo, no va a
combatir el trabajo honesto como quieren hacer ver. Con este nuevo Código
queremos evitar que siga habiendo 11.000 hurtos en la Ciudad de Buenos
Aires, no queremos alentar la mano dura".
La presidenta del bloque de Unión para Recrear Buenos Aires, Fernanda
Ferrero, afirmó que "no hay que confundirse. La gente que se encuentra
presente en el recinto no es todo el pueblo, el pueblo en su mayoría está
fuera del recinto y ha manifestado electoralmente su acuerdo con la
necesidad de reformar el Código Contravencional. No hay que olvidar que es
una de las promesas de campaña que realizaron muchos de los candidatos en
las últimas elecciones porteñas".
Los integrantes del Bloque Plural, los diputados Juan Manuel Velasco y María
Eugenia Estenssoro, no acompañaron el proyecto mayoritario porque no están
de acuerdo "con que se apruebe un nuevo Código por un mero acto marketinero
que no ha sido debatido lo suficiente". Ambos aseguraron: "Nuestro Código
tiene que ser una norma de consensos reales".
Por su parte, el presidente del bloque del ARI, Fernando Melillo, expresó:
"Estamos pidiendo la vuelta a Comisión del proyecto no para que no salga más
sino para arribar a un Código consensuado que resuelva los problemas y no
que sólo sirva para quedar bien en los diarios de mañana". Inmediatamente
Melillo justificó el por qué del "archivo", perdón vuelta a comisión. Un
acto fallido que hecha por tierra su primera aclaración.
De todas maneras, la vuelta a Comisión se puso a consideración, a instancias
del diputado arista Fernando Cantero, pero de 51 diputados presentes en el
recinto sólo votaron 21 a favor.
Silvia La Ruffa (Frente para la Victoria), quien habló a título personal y
no en representación del bloque que integra, explicó: "Considero que es
necesaria una reforma del Código Contravencional y por eso presenté un
proyecto en ese sentido, el que se suma a más de 15 iniciativas presentadas
a tal efecto. Sin embargo, no voy a acompañar el dictamen de mayoría a pesar
de haberlo firmado, porque considero que no hay un código de fondo. Votar un
proyecto que cuenta con una mayoría tan ajustada significaría que el nuevo
Código nazca con los mismos cuestionamientos que sufre el actual".
El vicepresidente segundo de la Legislatura, el kirchnerista Miguel Talento,
se mostró proclive a una reforma "moderada, inteligente y racional" pero
aseguró que su bloque iba a votar en contra del despacho de mayoría porque
considera que "no ha sido lo suficientemente debatido".
La diputada ibarrista Alicia Caruso sostuvo, por su parte, que "es increíble
que se le quiera hacer creer a los vecinos que modificando el Código
Contravencional se van a solucionar los problemas de inseguridad" y se
manifestó en contra de una serie de figuras contravencionales que "no
contribuyen a fomentar la instancia de la mediación".
El último orador fue el diputado macrista Ricardo Busacca, quien aseguró que
"no entiendo como hay legisladores que dicen que la reforma del Código
Contravencional se comenzó a debatir hoy, cuando hace muchísimos meses que
se viene analizando la gran cantidad de proyectos de todos los colores
políticos que se han presentado a tal fin. Se ha hablado de mayoría
reducida, cuando nunca se hace mención a esto cuando se tratan
expropiaciones".
El tratamiento en particular se llevaría a cabo el viernes 16 de julio,
hasta que eso no suceda, aún no se puede hacer mención a los alcances que
tendrá el nuevo Código Contravencional. Porque lo que va a definir el tenor
de la norma y las figuras que se van a introducir a la legislación actual
será el debate minucioso de cada artículo.
En líneas generales, el despacho de mayoría establece un régimen especial
para menores de entre 16 y 18 años, que no son pasibles de la pena de
arresto; el arresto como máxima pena; penalizar la obstrucción de la vía
pública cuando no sea en cumplimiento de un derecho constitucional y
habiendo avisado a la autoridad competente y se agrava la sanción si produce
embotellamientos; y se sanciona la oferta y demanda de sexo en la vía
pública cuando se ejerza en cercanías de viviendas, templos o
establecimientos educativos, tal como planteó el jefe de Gobierno en su
propuesta.


SHIFRIN: "BAJAMOS PARA QUE NO DIGAN QUE NO TRABAJAMOS"
Una vez que el macrismo y sus aliados consiguieron los 31 votos necesarios
para empezar a sesionar, también bajaron al recinto los legisladores del
interbloque oficialista. "Esta es una ley cáscara; la realidad es que no hay
acuerdo y que nos sentamos aquí para que no digan que la Legislatura no
trabaja", apuntó el kirchnerista Ariel "Yuyo" Schifrin
Por Laura Di Marco
Poco después de las 14 de este miércoles comenzó la sesión extraordinaria en
la Legislatura porteña para debatir un nuevo Código de Convivencia. Una vez
que el macrismo y sus aliados consiguieron los 31 votos necesarios para
empezar al sesionar, también bajaron al recinto los legisladores del
interbloque oficialista.
"Esta es una ley cáscara, que no le sirve a la gente porque la realidad es
no hay acuerdo en ninguno de los puntos del articulado. Nos sentamos acá
para que no digan que la Legislatura no trabaja", apuntó, enojado, el
kirchnerista Ariel "Yuyo" Schifrin en diálogo con NOTICIAS URBANAS desde su
banca.
El arista Fernando Melillo opinó en el mismo sentido: "nosotros no vamos a
votar esto, que es una mentira".
En el interbloque oficialista, donde conviven ibarristas, kirchernistas,
aristas y socialistas, buscarán hacer caer el despacho para que vuelva a
comisión.
Según Melillo CpC y los bloques aliados podrían lograr el voto en general de
la ley. "Aunque eso está por verse, vamos a ver si consiguen el quórum",
desafió.