Noticias
Moda
Gastronomía
Delicatessen
Blog
Tecnología
Espectáculos
Cultura
Empresas
Empresas y Negocios
Servicios Profesionales
diarios viejos

La Dirección General de Defensa y Protección al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires tiene su sede en Esmeralda 360, donde se atiende al público de lunes a viernes en el horario de 9 a 17 y los sábados de 9 a 13. Cualquier consulta puede efectuarse llamando al 5382-6210 o a la línea gratuita 0800-999-2727

diarios viejos

República Argentina, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Barrio de Palermo - Palermo
martes 27 de julio del 2004


EJEMPLO
Piqueteras sostienen jardín maternal


Un grupo de madres del Movimiento de Trabajadores Desocupados Teresa Rodríguez (MTR) gestionó ante el Estado y sostiene económicamente un jardín maternal público porteño, para niños de hasta tres años que no tienen con quién quedarse en la casa cuando sus padres consiguen trabajos temporales.
El "Jardín de Teresa", como lo bautizaron padres y maestros en una asamblea abierta, fue inaugurado hace nueve meses y funciona en una casa de tres ambientes, en Acevedo y Jufré, a pocas cuadras de "Palermo Hollywood", barrio elegido por artistas y diseñadores exclusivos de la Capital.
"En este momento tenemos 15 chicos, pero hay una lista de espera de 50 nenes que no podemos recibir porque no tenemos espacio", comentó la directora del jardín, Cecilia Parrile.
El "Jardín de Teresa" funciona con una sola sala integrada -que los padres refaccionaron con ventanas de polietileno para evitar accidentes-, una cocina pequeña, un baño y la dirección.
Este es el único maternal público de la zona, junto a otro que se inauguró en octubre del año pasado en Córdoba y Bonpland, el que también tiene una lista de espera extensa.
"Lo intersante de este maternal -explicó Parrile- es que es una gestión asociada entre el MTR y la Secretaría de Educación del gobierno porteño que, evidentemente, por sí sola no puede dar respuesta a este tipo de demandas".
El gobierno porteño provee el personal docente -cuatro maestras y dos estudiantes del profesorado que trabajan en forma voluntaria- el mobiliario, parte del material didáctico y las raciones para que los niños reciban las tres comidas diarias.
El MTR paga el alquiler de la casa y el salario de la directora, se encarga de las refacciones del lugar y asignó dos cocineras que preparan el desayuno, el almuerzo y la merienda de todos los días.
"Los piqueteros no sólo cortamos la calle, también trabajamos por nuestros hijos y los hijos de toda la comunidad", afirmó una de las madres del MTR, Julia Espinoza, y agregó que "aunque el pago del alquiler se nos hace muy difícil, vale la pena".
Las madres del MTR que impulsaron el proyecto son 13 y se reúnen todos los viernes para organizar "choriceadas" populares y cocinar empanadas que venden en el barrio para solventar los gastos.
Algunas tienen hasta cinco hijos -la familia más numerosa es la de Ester Blanco, con cinco y uno más en camino- y la mayoría no tienen trabajo fijo, pero hacen "changas", sobre todo, en tareas domésticas.
"Si no tenés con quien dejar al nene, conseguir trabajo se complica todavía más", aseguró Verónica Iglesias, madre de Manuel, de ocho meses, y confirmó que los maternales privados son inaccesibles para ella.
Si bien el MTR tiene varios comedores por la zona, las mamás del "Jardín de Teresa" querían que sus hijos estén al cuidado de ellas y de un grupo de maestras, "porque los nenes aprenden cosas que no podemos enseñarles en casa".
"Brian aprendió un montón de cosas que le van a servir para empezar la primaria", detalló Julia sobre su hijo, que hace poco cumplió dos años.
"En casa está todo el tiempo encima mío, pero acá juega con otros nenes, se socializa, tiene un espacio propio", dijo con orgullo la mujer, mientras mostraba algunos dibujos del niño.



diarios viejos



 

PUBLICIDAD EN PALERMONLINE

Programas para Publicar Publicidad en el Portal del Barrio de Palermo.

Publicar en la Guía de Palermo