Barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires Argentina radio palermo fm
buscar en palermo
Palermonline publicidad 1001
El Portal del Barrio de Palermo Soho Hollywood Madison Sensible Freud Nuevo Palermo

Imanes



imanes para autos

Más sobre imanes

BREVE HISTORIA DEL BIOMAGNETISMO
Muchas culturas ancestrales, entre las que se encuentran la china, la hindú, la árabe, la hebrea y las antiguas dinastías egipcias, utilizaban imanes por sus propiedades terapéuticas.
La leyenda cuenta que Cleopatra, para retrasar el proceso de envejecimiento, dormía con una piedra imán sobre la frente. En el siglo III a C., Aristóteles escribió acerca de las propiedades curativas de los imanes naturales, que llamaba "imanes blancos".


En el siglo I d C., Plinio el Viejo, historiador romano, habló sobre la utilización de los imanes para curar los problemas oculares. Durante ese mismo siglo, algunos geománticos chinos empezaron a documentar lo efectos sutiles del campo magnético terrestre en la salud humana y la enfermedad después de utilizar brújulas de gran precisión para la exploración de las condiciones geomagnéticas.


En el siglo II, el célebre médico Galeno recomendaba el empleo de imanes para tratar el estreñimiento y diversos trastornos dolorosos. En el siglo IV, Marcel, el filósofo y médico francés, aconsejaba llevar un imán alrededor del cuello para aliviar los dolores de cabeza. En el siglo VI, Alejandro de Tralles utilizaba imanes para tratar el dolor de las articulaciones.
Después, durante el siglo X, el médico islámico Ibn Sina, también conocido como Avicena, afirmó que era capaz de tratar la depresión mediante la terapia magnética. Alrededor del año 1000, un médico persa documentó la utilización de imanes para aliviar dolencias como la gota y los espasmos musculares.


Un gran número de médicos y sanadores utilizaron los imanes para curar diferentes problemas médicos hasta el siglo XVI, cuando el célebre médico Paracelso no sólo abogó por los imanes para curar trastornos específicos, sino que además describió con detalle los diversos efectos curativos de las polaridades magnéticas en los seres vivos.

Paracelso fue uno de los primeros en postular que la propia Tierra era un gran imán. En sus obras sobre terapia magnética, Paracelso defendía que el "imán es el rey de todos los secretos".


En 1777 la Real Sociedad francesa de medicina examinó los estudios sobre curación magnética realizados por un abad francés llamado Le Noble. Sus informes sobre los efectos de los tratamientos magnéticos fueron tan favorables que concluyeron que el imán parecía destinado a desempeñar un papel tan importante en la práctica y la teoría médica como el que estaba comenzando a tener en el campo de la física experimental.


< imanes para autos

Curiosamente, unos pocos años después esa misma entidad condenó la obra sobre "magnetismo animal" de Franz Anton Mesmer, quien utilizaba "pases magnéticos" en sus pacientes al tiempo que aplicaba la energía del "magnetismo humano" por contraposición a las piedras imán magnéticas.


Mesmer entendía la curación magnética según una teoría astrológica según la cual el sol, la luna e incluso la tierra poseen energías magnéticas sutiles que pueden influir en el sistema nervioso humano y proporcionar energía al cuerpo. Las teorías de Mesmer se asemejaban mucho a las de Paracelso. Los dos afirmaban que existen un fluido magnético o una fuerza de la naturaleza invisible y sutil que se intercambia entre el cielo y la Tierra, y que dicha fuerza magnética puede curar y proporcionar energía a los seres vivos.


Mesmer estaba convencido de que el ser humano posee una clase de magnetismo específico, que él denominó "magnetismo animal" para distinguirlo de las limaduras de hierro o "ferromagnetismo". Continuó su labor desarrollando técnicas que permitieran captar y utilizar ese tipo de energía con el objeto de curar a sus pacientes.


Mesmer solía sustituir la energía de los imanes permanentes que había utilizado por su propio magnetismo animal. Si bien no fue comprendido durante su época, en el siglo XX los investigadores han hallado pruebas de que tal vez Mesmer no se encontraba tan lejos de la verdad en la relación con sus afirmaciones sobre el magnetismo animal.


Los estudios efectuados durante los últimos 30 años han demostrado una notable similitud entre los efectos biológicos beneficiosos de las manos de un sanador y los efectos terapéuticos de los imanes permanentes en los seres vivos.


Tan sólo unos ochenta años después, el famoso químico francés Louis Pasteur documentó los descubrimientos que había realizado en relación con los efectos de los imanes en el proceso de fermentación. Pasteur también desarrolló un tratamiento para la rabia, así como el proceso de esterilización de la leche (pasteurización).


Pasteur se percató de que si colocaba un imán cerca de una cuba de fermentación llena de fruta (tal como se utiliza en la producción de bebidas alcohólicas), el proceso de fermentación era más rápido. En aquella misma época Samuel Hahnemann, el creador de la homeopatía, también experimentó con los imanes con fines terapéuticos y acabó defendiendo el uso de los imanes para tratar un gran número de trastornos de la salud.


< imanes para autos

El mayor defensor de la terapia magnética durante la segunda mitad del siglo XIX fue el doctor C., J. Thacher. Este médico explicaba que la energía de la vida provenía de la fuerza magnética del sol y era conducida a través de la sangre debido a su alto contenido en hierro. Aproximadamente un siglo después, en 1954, Linus Pauling recibió el Premio Nobel de Química por sus descubrimientos sobre las propiedades magnéticas de la hemoglobina, una sustancia presente en la sangre que contiene hierro.


A mediados del siglo XX, el interés por la curación magnética aumentó rápidamente en países como la India, Rusia y Japón.

 

 

Magnetoterapia
Usos y Curiosidades

El objetivo de esta información es introducirle en un tema tan interesante, como es, el biomagnetismo, la imanoterapia o magnetoterapia, y algunas de sus aplicaciones. No se pretende desarrollar un estudio completo sobre el tema, si el mismo le parece interesante, investigue por su cuenta, seguro que se va a encontrarse con sorpresas agradables. Introducción.

El Biomagnetismo es el estudio del efecto de campos magnéticos en sistemas biológicos. La energía biomagnética es nuestra fuerza de vida, tanto como lo es el aire, el agua y la luz del sol. De acuerdo en el Dr. Payne, algunos que los efectos que producen los campos magnéticos en los organismos vivos son los siguientes:
· Incremento de flujo sanguíneo y mejora de la capacidad de transportar oxígeno, facilitando la recuperación de la salud.
· Cambios en la migración de los iones de calcio, que proporcionan calcio a los huesos deteriorados más rápidamente
· Se modifica el pH de los líquidos
· Se incrementa la producción de hormonas de las glándulas endocrinas.
La terapia de la polaridad.
A cada uno de los polos le corresponde una forma de energía eléctrica distinta. El polo norte significa detención, frena, y el polo sur avance, acelera, da vida y energía.
El polo Sur (+).- El polo Sur de un imán transmite energía y vigor a los organismos vivos, refuerza los componentes ácidos, estimulando la producción de proteínas, y acelera el proceso de maduración. La energía del polo Sur es positiva y transmite efectos positivos a los organismos vivos, semillas, animales y seres humanos. En el polo sur de un imán hay un remolino de electrones que gira en el sentido de las agujas del reloj, con una carga positiva.
El polo Norte (-).- El polo norte de un imán produce una reducción del contenido ácido, además detiene las infecciones, ayuda a cerrar heridas y aliviar distintas dolencias que desaparecen sin dejar efectos secundarios. En el polo norte de un imán tenemos un remolino de electrones girando en sentido contrario a las agujas del reloj, con una carga negativa.


Efectos en las enfermedades.
Los campos magnéticos trabajan sobre la circulación de la sangre, que contiene hemoglobina y hierro (la sangre es de color rojo debido al hierro, el hierro con oxígeno, oxidado, es de color rojo).
Sin el hierro no hay energía, y sin energía se detienen el latido del corazón y la respiración, por lo que el hierro es esencial para la vida, y la influencia de un campo magnético sobre el hierro es considerable. Los campos magnéticos producen una pequeña corriente eléctrica debajo de la piel, lo suficientemente fuerte como para causar efectos biológicos como son: la reducción de dolor, la regeneración de células y nervios, etc..
Un campo magnético atrae y repele las partículas cargadas de la sangre, creando movimiento y calor. Esto dilata los vasos sanguíneos, incrementando la circulación de la sangre y acelerando los procesos de curación y de recuperación.


Normalmente en imanterápia se aplica el polo NORTE (-) de un imán directamente sobre la zona a tratar, aunque en algunos casos se utiliza el polo SUR (+).
El insomnio responde rápida y eficazmente a la aplicación de un imán sin necesidad de medicación alguna.
Los dolores de muelas se alivian aplicando el polo norte de un imán sobre la mejilla dolorida.
Los dolores producidos por heridas se pueden aliviar con la aplicación de un imán.
El imán resulta muy eficaz en algunos casos de epilepsia y reduce el número de ataques del paciente.
También puede aplicarse un imán en los ojos: el polo norte le puede ayudar en algunos casos de cataratas precoces, inflamaciones de los ojos, vista cansada, etc.. Para la sordera puede utilizar un imán de barra con los polos en los extremos.

imanes para autosimanes para autos

NOTA IMPORTANTE:
Esta información se ha escrito y publicado simplemente con propósitos educativos y de entretenimiento. El lector entiende que el autor no se compromete a proporcionar servicio ni consejo médico de ninguna clase. El lector entiende que es responsable de sus actos, y que actúa en su propio riesgo y cuenta, y con total conocimiento que tiene que consultar con profesionales médicos para obtener ayuda médica en caso de ser necesaria.


Magnetización de líquidos.
Según Roy Davis, el tratamiento del agua potable con campos magnéticos potencia la actividad iónica del hidrógeno del agua, y puede utilizarse para estimular la actividad mental, además de producir un efecto calmante, neutralizando las situaciones estresantes (tensión muscular, hipertensión arterial, palpitaciones, cefaleas, insomnio, irritabilidad, etc..).


Si se mantiene el polo Norte de un imán sumergido durante unos minutos en un vaso de agua y acto seguido medimos su pH, podremos observar que éste es alcalino; en cambio, si sumergimos el polo Sur hará que el agua se vuelva ligeramente ácida. Es decir, los efectos del campo magnético varían en función de la polaridad aplicada. El pH del agua puede cambiar de 7 a 9'2 mediante su exposición a un campo magnético de 7000 gauss. Además de modicar la temperatura, tensión superficial, viscosidad y la conductividad eléctrica.
Aunque el agua magnetizada no conserva sus propiedades magnéticas como una barra de hierro, la ingestión de agua magnetizada modifica la polaridad de los átomos del cuerpo, especialmente los de hidrógeno, que tienen un protón (positivo) y un electrón (negativo). Se modifica el eje de rotación y la órbita del electrón, cambiando su polaridad. Esto le proporciona un sabor a agua de lluvia, al mismo tiempo, que reduce el sabor a cloro y a flúor. El agua magnetizada también produce efectos positivos en los órganos digestivos y urinarios, en los nervios, en la presión de la sangre, ayuda a desbloquear arterias y normaliza el sistema circulatorio.


No es necesario que el imán esté en contacto con el agua que se pretende imantar, puede colocarse en el exterior de un recipiente de cristal, cerámica, cobre o aluminio (nunca de un material que se magnetice, como el hierro). No se aconseja tener elementos magnetizables cerca del campo magnético (como los cubiertos metálicos). Retirar el imán antes de introducir una cuchara en el recipiente y/o retirar la cuchara antes de colocar el imán. Si la cuchara es de madera, de plástico o de cualquier material que no se magnetice no es necesario retirarla.

imanes para autos imanes para autos


Beneficios de la ingestión de Agua Magnetizada:
Mejor gusto.
Reduce la acidez y ayuda a regular el pH del cuerpo.
Produce efectos terapéuticos en el cuerpo, especialmente en los sistemas: digestivo, nervioso y urinario.
Ayuda a limpiar arterias bloqueadas, normaliza el sistema circulatorio y la función de regulación de temperatura.
Es beneficiosa para problemas de riñón, gota, obesidad, y envejecimiento prematuro.


Estimula la actividad cerebral.


Facilita la relajación y el bien estar. Proporciona más salud y vitalidad.
El agua magnetizada con el polo Sur tiene una tensión superficial menor que el agua magnetizada con el polo Norte. Además el agua magnetizada con el polo Sur, proporciona energía y vitalidad. El agua magnetizada con el polo Norte acelera los procesos curativos y relaja.


La leche, se conserva fresca más tiempo si se mantiene dentro de un campo magnético de polaridad Norte; en cambio, si se expone al polo Sur se agriará a mayor velocidad. También se pueden magnetizar la leche con el polo Sur de un imán durante media hora, para tomarla seguidamente, proporcionando vigor y vitalidad a personas débiles y cansadas.


Los zumos de fruta pueden magnetizarse para aumentar su poder refrescante y nutritivo.
Hay que tener en cuenta que la ingestión de agua magnetizada no produce efectos inmediatos, su acción es lenta y continuada. Normalmente se empiezan a notar sus efectos a partir de los dos o tres semanas del inicio su ingestión.


Las aguas con gran cantidad de sales disueltas, se denominan "aguas duras", tienen un menor poder disolvente, producen menos espuma con jabones y detergentes, y los alimentos necesitan más tiempo para cocerse. Las aguas con poca cantidad de sales se dominan "aguas blandas", tienen un mayor poder disolvente.
La fruta, las verduras, etc. se conservan frescas más tiempo si se mantienen dentro de un campo magnético de polaridad Norte; en cambio, si se exponen al polo Sur madurarán más rápidamente.
Las semillas sembradas en campos magnéticos mostraron curvas de crecimiento significativas.


Curiosidades
Se ha descubierto que la polaridad correcta del cuerpo es la siguiente: el lado izquierdo es negativo, el derecho es positivo y el centro es neutro, tanto delante como detrás, hasta que llegamos al entrecejo, desde aquí hacia arriba parece que es positivo.
Es sabido que todos los planetas generan campos magnéticos muy parecidos al de la Tierra, y se ha descubierto que el cerebro humano presenta una polarización magnética positiva y negativa.
Se ha observado que, incluso a temperaturas muy bajas, los metales se contraen y dilatan alternativamente cada vez que varía siquiera mínimamente un campo magnético cercano.


Unos experimentos han demostrado que es posible alargar la vida de ratones, ratas, conejos y otros animales, cuando estos viven cerca de campos magnéticos constantes.


Se ha demostrado que es posible disolver el calcio y detener ciertos tipos de cáncer mediante imanes, con los que se puede aumentar la capacidad de regeneración del organismo y ayudar al desarrollo del hueso y de la materia fibrosa cálcica del mismo. Los campos electromagnéticos, magnéticos y eléctricos estimulan el desarrollo del hueso, aceleran la cicatrización de las fracturas y reducen el dolor producido por la presión de las esquirlas o fragmentos de hueso astillado sobre los nervios.


Como sistemas electromagnéticos, nuestros cuerpos existen en equilibrio entre y bajo la influencia de fuerzas magnéticas positivas y negativas. La corteza terrestre ejerce un poderoso campo magnético negativo, aunque durante el día experimentamos un fuerza positiva procedente del Sol. Por la noche el campo magnético negativo de la Tierra incrementa el oxígeno de las células, facilitando el sueño, la curación, reduciendo las inflamaciones.
En la antigua Grecia, Aristóteles fue la primera persona (en la historia escrita) que habló de las propiedades terapéuticas de un imán natural. Muchas de las civilizaciones antiguas incluyendo Hebreos, Árabes, Indios, Egipcios y Chinos, utilizaban imanes para la curación de enfermedades.
La NASA conoce la importancia de los campos magnéticos sobre la salud, solucionaron una gran incidencia en enfermedades y pérdidas de densidad ósea en los astronautas, cuando regresaban a la Tierra, colocando imanes en los trajes y en la nave.


Los imanes trabajan con le mismo principio que la acupuntura, equilibrando el flujo de energía, pero sin la utilización de agujas



PRECAUCIONES.
No utilice imanes muy fuertes cerca del corazón o de la cabeza
No utilice imanes fuertes en niños pequeños
Empiece el tratamiento con imanes de poca o media fuerza
El imán no debe entrar en contacto directo con la piel en caso de quemaduras ni en heridas abiertas
Los imanes no son compatibles con los marcapasos, desfibriladores automáticos ni dispositivos eléctricos internos
Si tiene objetos metálicos implantados en su cuerpo, tenga cuidado con la utilización de imanes. Si nota molestias, deje de utilizarlos
No debería utilizar imanes en caso de embarazo
No debería aplicarse imanes fuertes en el abdomen después de una comida fuerte, ya que altera la producción de ácido y la movilidad gastrointestinal


La energía del polo Sur constituye un eficaz tratamiento capaz de resucitar células supuestamente agotadas y desvitalizadas, pero hay que complementar inmediatamente dichas aplicaciones con otras de energía del polo Norte


Si se produce agravamiento de heridas y/o dolencias, se debe a que no se utiliza el polo adecuado, nunca a un uso excesivo, aunque no debería aplicarse un imán cerca de la cabeza durante un periodo de tiempo prolongado
No debería tener imanes cerca de: su ordenador, disquetes del ordenador , tarjetas de crédito, cintas de vídeo, cintas de casete, y otros dispositivos que utilicen un sistema de grabación o lectura magnético, ya que puede perder la información almacenada


No ponga un imán en un microondas
No se ponga un imán sobre una herida abierta directamente, es decir, que el imán no entre en contacto directo con la herida.
Si tiene problemas de corazón o de circulación consulte con su médico antes de utilizar un imán. No se aplique el polo SUR de un imán en zonas donde existan procesos infecciosos, tumorales o dolorosos. En estos casos aplicar el polo NORTE


Según Mark L. Gallert: "Las personas sensibles suelen sentir un ligero hormigueo cuando sostienen las barras. En cambio, otras personas no sienten nada, lo que no impide que el tratamiento también haga efecto."
Los campos magnéticos demasiado intensos pueden llegar a ser perjudiciales en algunos casos, y no deberían utilizarse más que en enfermedades crónicas o muy agudas, y siempre con precaución.
NOTA IMPORTANTE: Esta información se ha escrito y publicado simplemente con propósitos educativos y de entretenimiento. El lector entiende que el autor no se compromete a proporcionar servicio ni consejo médico de ninguna clase. El lector entiende que es responsable de sus actos, y que actúa en su propio riesgo y cuenta, y con total conocimiento que tiene que consultar con profesionales médicos para obtener ayuda médica en caso de ser necesaria.

 



ALGUNAS AFECCIONES QUE TRATA LA BIOMAGNÉTICA
Dolores musculares y dolores articulares
Cefalea
Dolor de cintura
Artritis
Síndrome del miembro fantasma
Fibromialgia
Osteoartritis
Tendinitis
Dolores lumbares
Insomnio
Falta de circulación
Inflamación de los pies
Migrañas
Dolor pelviano crónico


La terapia de campos magnéticos puede ser utilizada para acelerar la consolidación de fracturas óseas. Pero su alcance llega hasta los trastornos emocionales y los fenómenos derivados del estrés.
Los desgarros musculares, el síndrome del túnel carpiano, las desviaciones de columna, la rigidez del cuello y de los miembros inferiores son tratados eficazmente por medio de la aplicación de imanes terapéuticos adheridos al cuerpo. Se han realizado numerosos trabajos de investigación acerca de la eficacia de los magnetos con resultados satisfactorios.

EL DOLOR
Para el manejo del dolor se colocan pequeños imanes circulares sobre la superficie corporal en las áreas hacia donde irradia el dolor conocidas como "puntos disparadores del dolor". Para mantener el imán en su sitio, se utilizan banditas autoadhesivas.

LA IMPORTANCIA DE LOS POLOS
Los imanes poseen dos polos: positivo-sur y negativo-norte, además varían en intensidad y tamaño. Cuando una persona carece de la formación profesional adecuada que lo habilite para discernir en qué casos utilizará uno u otro polo o las potencias adecuadas a cada caso particular, es conveniente que tome nota de las normas que rigen para el uso domestico y primeros auxilios, dichas normas las determinara su Doctor o Terapeuta con el que usted acuda.

CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DEL TRATAMIENTO
Tiempo de tratamiento: depende de la intensidad del dolor y del imán utilizado. Se recomienda colocar el imán en la zona afectada por tiempos que varían desde unos minutos hasta varios días.
Frecuencia de tratamiento: es variable, se determina de acuerdo a cada condición particular. Usualmente el tratamiento se realiza varias veces por día durante varios días o semanas. Si el dolor remite se considera que es tiempo de retirar el imán pero ante el primer síntoma de dolor recurrente, se vuelve a colocar en la zona que corresponda.

¿PORQUÉ FUNCIONA EL TRATAMIENTO?
La explicación de cómo funciona la magnetoterapia es tan controvertida como el tratamiento en sí mismo. Varias teorías sustentan la importancia de la aplicación de campos magnéticos por su influencia sobre el movimiento de los fluidos corporales. Además, conociendo que el imán atrae al hierro y que éste es el principal componente de la sangre, podemos afirmar que produce un suave aumento de la circulación en la región donde se aplique, contribuyendo así a la buena oxigenación de los tejidos adyacentes.

EFECTIVIDAD DEL CAMPO MAGNÉTICO
Para ser efectivo un campo magnético, deben estar calculados los ángulos correctos, creando lo que se llama „efecto vestíbulo". La correcta localización del imán es una parte crucial del tratamiento.
Los tratamientos donde se aplican imanes constituyen una terapia sistémica. Aunque no es posible afirmar que curen la causa subyacente que originó el dolor, es posible verificar que los dolores cesan y que la persona tratada experimenta gran mejoría y suelen producirse cambios que son registrados por medio de análisis clínicos y estudios radiográficos. El dolor puede presentarse nuevamente en el caso que no se haya continuado el tratamiento por el tiempo requerido de acuerdo a la respuesta individual y a la dolencia padecida.
Ya que la magnetoterapia es una forma no invasiva, libre de drogas, los médicos que prescriben este tipo de terapia afirman que es una de las opciones más seguras de tratamiento a largo plazo, y más efectiva incluso que la aspirina.

LOS CUIDADOS EN ESTE TIPO DE TRATAMIENTO
Las personas con marcapasos serán controladas por su médico y las mujeres embarazadas evitarán los imanes durante el primer trimestre del embarazo. Algunas personas pueden presentar alergia a algún componente metálico de los imanes (se pueden colocar los imanes en cubiertas hipoalergénicas).

¿QUÉ EFECTOS COLATERALES PUEDEN EVIDENCIARSE?
Se considera improbable la aparición de efectos adversos. Sin embargo se han informado casos de vértigo durante la utilización de imanes cerca de las arterias carótidas. Algunos pacientes experimentaron un aumento del dolor durante los primeros días de tratamiento, otros refirieron una sensación de calor en el área de colocación de los imanes debido al mayor flujo sanguíneo. El „rash‰ cutáneo, que se presenta como el efecto más común, muchas veces se debe a las cintas que se utilizan para fijar los imanes.
Se recomiendan las siguientes precauciones:
Esperar al menos 1 hora antes de ingerir alimentos si se colocaron imanes sobre el abdomen.
Ser prudente al manipular objetos metálicos si se tiene imanes como pulseras, anillos, etc.
Mantener los imanes de alta potencia, alejados de personas con marcapasos.
La terapia de campos magnéticos puede complementar a la terapia corporal, a la acupuntura y a todos los tratamientos que se aborden pues es totalmente compatible dado que se trata de un alimentador natural que ejerce su influencia sobre todos los sistemas orgánicos.
Bibliografía: El poder curativo de un imán. Dr. A.K.Bhattacharya, Dr. Ralph U. Sierra.

 

Guia de Empresas de Palermo
- Empresas y Negocios de Palermo
Buscador por Orden

A
B C D E F
G
H I J K L
M N O P Q R
S
T U V W
X Y Z
- Moda & Fashion
- Arte & Fotografía
Turismo
- Mapa de Palermo
- Deportes
- Reportajes
- Turismo Palermo
- Museos
- Bibliotecas
- Las Noticias
- Videos
Idiomas
- Palermo in English
- Palermo in italiano
- Palermo en Frances