publicidad
multimedia

En 60 farmacias
Barcelona: venderán marihuana para uso medicinal

Ver Turismo


Madrid . 31 de enero de 2005

En 60 farmacias
Barcelona: venderán marihuana para uso medicinal


El gobierno catalán anunció un nuevo plan, para tratar los efectos de varias enfermedades con medicamentos que contienen cannabis. Se trata de una experiencia que ya se realizó en Holanda.Polémica por el cannabis.(AP) Unas 60 farmacias de Cataluña empezarán durante este primer trimestre de 2005 a dispensar cannabis para uso terapéutico y en enfermos que sufran determinadas patologías, según informó el lunes hoy el director general de Recursos Sanitarios de la Generalitat, Rafael Manzanera.
Este proyecto piloto, pionero en España, surge de una propuesta que lanzó en diciembre el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB). La iniciativa fue bien acogida por la consellera de Salud, Marina Geli, quien advirtió entonces que buscaría el consenso necesario con el Gobierno.

La consellera aseguró hoy que el proyecto "empezará a aplicarse durante el primer trimestre de 2005. Ya tenemos cerrado un acuerdo con el Ministerio de Sanidad pero todavía estamos pendientes de firmar el convenio", avanzó Geli.
Para aliviar cuatro enfermedades
Manzanera señaló que el proyecto piloto "ya está concretado" y que implicará a cuatro hospitales catalanes, cuyo nombre no quiso adelantar, y sus respectivas farmacias hospitalarias, que a la vez estarán vinculadas con 60 oficinas de farmacia.
El uso terapéutico del cannabis, que se recetará bajo estricto control médico, "se destinará para combatir los vómitos que provoca el tratamiento con quimioterapia y los efectos de la anorexia en enfermos de Sida", aseguró Manzanera.
"También pretende aliviar los problemas musculares derivados de la esclerosis múltiple o amiotrófica, así como los dolores crónicos derivados de sintomatologías que no respondan a otro tipo de pautas terapéuticas", añadió.
Borràs aseguró que con este plan pretende "dar respuesta a las personas que ya consumían cannabis para aliviar ciertos síntomas sin ningún tipo de control médico".
Experiencia de Holanda
La propuesta de los farmacéuticos de Barcelona se basaba en la experiencia de las farmacias de Holanda, que desde septiembre de 2003 venden esta planta, actualmente ilegal en España, mediante receta médica.
La mayoría de las farmacias que participarán en el plan piloto "están situadas en Barcelona y el área metropolitana", aunque "también hay algunas oficinas" del resto de la provincia, según informó hoy a Europa Press el vocal de drogodependencias del COFB, Rafael Borràs.
Sin embargo, "ningún paciente de Lleida, Girona o Tarragona quedará excluído del plan piloto por vivir fuera de la provincia de Barcelona. Buscaremos una farmacia próxima al domicilio que esté entrenada con esta sustancia", añadió.
Antes del verano, la consellera ya avanzó la voluntad del Gobierno catalán de llegar a un acuerdo con una multinacional farmacéutica que entonces estaba a punto de sacar un producto farmacológico con extractos de la planta de la marihuana.
Inicialmente, la Generalitat barajó la posibilidad de cultivar esta planta a través de una universidad, como ya hizo Canadá, aunque finalmente lo descartó.

BÉLGICA
Polémica norma permite cultivo de cannabis para consumo personal
Las autoridades belgas permiten a partir de este martes que los mayores de edad puedan llevar consigo hasta tres gramos de cannabis (marihuana) o incluso cultivar en sus casas, como máximo, una planta para el consumo personal. Para los menores de edad no cambia nada, ya que la tenencia y el consumo de cannabis sigue siendo punible


Hasta que entre en vigor definitivamente una nueva legislación precisa al respecto, se considerará como malestar hacia otros ciudadanos la tenencia de cannabis dentro y en los alrededores de una escuela, una prisión o un centro para la juventud y "la tenencia ostentosa" de esa droga blanda en un lugar público.
Para los menores de edad no cambia nada, ya que la tenencia y el consumo de cannabis sigue siendo punible.
La normativa que entra en vigor este martes pretende rellenar la laguna que se creó después de que el Tribunal Constitucional belga anulara el pasado 20 de octubre un artículo de la Ley de Drogas (2003) que estipulaba que la policía no podía denunciar el consumo privado de cannabis de los mayores de edad, salvo en algunas situaciones.
Los jueces consideraron entonces que ciertos términos del artículo, como "consumo problemático" y el "provocar malestar a otros ciudadanos", eran demasiado vagos y en espera de una nueva Ley de Drogas, la ministra de Justicia, Laurette Onkelinkx, ha desarrollado una nueva normativa que aclara estos huecos.


OPINION ARTÍCULOS Cannabis complex
MARTA SANTOS


Era demasiado bonito para ser real. Me refiero a la decisión de la Generalitat de expender cannabis en las farmacias. Mientras escribo estas líneas, ha salido un airoso portavoz del Ministerio de Sanidad, a quien seguro no le duele nada, para decir que de la china, nanay. Que dicen que «por prudencia», el experimento sólo se llevará a cabo en hospitales. Pues vale.
No puedo evitar salir aquí, porque el cuerpo me lo pide, en defensa del uso moderado de la marihuana. Dicen Los Expertos -a quienes siempre se invoca en estos casos- que, como el vino, los dulces o el aceite, el consumo moderado de cannabis es beneficioso para la salud. La decisión de la Generalitat de incorporarlo a las farmacias parecía loable además de avanzada. Efectivamente, las autoridades catalanas habían decidido recetarlo con fines terapéuticos y para tratar patologías como el cáncer, el sida o los dolores de origen nervioso. No sabemos si retirar el proyecto tiene que ver solamente con la prudencia o también con el nerviosismo que podría afectar a los laboratorios de fármacos convencionales, empeñados en recetarnos pócimas para males que se curan con un puñadito de hierba que crece libre y gratuitamente en parques y jardines. Un dolor de cabeza, un dolor de espalda, un dolor de bolsillo: muchos preferimos dar unas inofensivas caladas antes que ingerir una de esas píldoras antiinflamatorias del tamaño de un obús.
Claro está que la expresión 'las drogas', pronunciada en tono tremebundo y aplicada sin distinción al cannabis o las rebajas, provoca alarma social en aquellos que piensan cosas tan sensatas como «empiezas por un 'marlboro' y terminas en la heroína». Es el tipo de pensamiento extrapolable a «un día bebí una pinta y ahora estoy 'alcoholizao'» o «se empieza por un beso y se termina en una orgía» o «una vez maté un perro y me llamaron mataperros».
Entiendo que hay gente incapaz de fumar cannabis sin moderación. Es la misma gente que trabaja de manera inmoderada, que compra compulsivamente o que come macarrones de una manera que te hace santiguarte y decir 'qué barbaridad'. Entiendo también que el consumo inmoderado de cannabis puede producir unos efectos secundarios que son similares a los que produciría cualquier medicamento para el parkinson consumido al tuntún. Se supone que precisamente para evitar eso y por prudencia, existe el control sanitario y la receta médica. Para que no podamos acercarnos a la farmacia a pedir cannabis o jarabe sin excusa médica, por puro placer o porque nos gusta el sabor a fresa del 'iniston'.


Guia de Empresas de Palermo
- Empresas y Negocios de Palermo
Buscador por Orden

A
B C D E F
G
H I J K L
M N O P Q R
S
T U V W
X Y Z
- Moda & Fashion
- Arte & Fotografía
Turismo
- Mapa de Palermo
- Deportes
- Reportajes
- Turismo Palermo
- Museos
- Bibliotecas
- Las Noticias
- Videos
Idiomas
- Palermo in English
- Palermo in italiano
- Palermo en Frances



sitios web



Copyright © 1999/2000/2001/2002/2003/2004 /2005
Palermonline.com.ar
El portal del barrio de Palermo



Adherido a la red de medios digitales.
El Medio Digital de información barrial de Palermo

Miembro del Registro de Medios Vecinales de Comunicación de la Ciudad.


CONSULTA GRATIS