Barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires Argentina radio palermo fm
buscar en palermo
Palermonline publicidad 1001
El El Portal del Barrio de Palermo Soho, Hollywood, Madison, Las Cañitas, Sensible, Freud Detroit Despierta, Boulevard, Queens, Bagdad and Bronx, Bosques de Palermo, Alcorta, Amigos, Japones, Planetario y Valley, Palermo K, Palermo Pro.
imanes para autos camionestas y utilitarios Iman

Geografía de la infantilización de la pobreza. Al año 2008, 6,3 millones de menores de 18 años son pobres, de los cuales 3,1 millones directamente pasan hambre.


Fuente:
CTA - Lozano
Sección: Infantiles
Fecha: 2 de diciembre 2008

Compartir en Facebook Noticias Del BarrioDePalermo Compartir en My Space


(Palermonline Noticias del Barrio de Palermo 2 de diciembre de 2008)

 

GEOGRAFÍA DE LA INFANTILIZACIÓN DE LA POBREZA

Al año 2008, 6,3 millones de menores de 18 años son pobres, de los cuales 3,1 millones directamente pasan hambre.

Se adjuntan dos trabajos sobre la situación de los menores de 18 años en la Argentina, elaborados por Claudio Lozano , con la colaboración de Tomás Raffo y Ana Rameri. Al pie se presentan los datos salientes del informe, Geografía de la infantilización de la pobreza, en el que se analizan la situación de los chicos a partir de: pobreza e indigencia, cobertura sanitaria, mortalidad Infantil, cobertura de las Asignaciones Familiares por hijo, asistencia social para los menores, Condiciones de infraestructura, inserción laboral de sus padres / tutores, escolaridad. (ver los cuadros y el trabajo completo en archivo adjunto).

El otro material , Pobreza e indigencia y asignaciones familiares , propone soluciones para este angustiante estado de situación de nuestros menores a partir de establecer los números que arrojarían, tanto la canasta básica de alimentos (CBA) y la canasta básica total (CBT), según las estimaciones estadísticas de la Comisión Técnica de los trabajadores de ATE del INDEC, que continúa realizando sus propios seguimientos en paralelo con las mediciones del oficial de Moreno. De acuerdo a su trabajo, "la estimación mínima de inflación resulta ser 3,4 veces superior a la oficial para el nivel general de precios y 7,4 veces superior en alimentos y bebidas. Para el caso de la estimación máxima, el nivel general es 4 veces superior al oficial y 7,8 veces superior en los alimentos y bebidas".

Ambos trabajos fueron realizados en el marco de la Movilización Nacional del próximo 12 de diciembre , convocada por la CTA bajo la consigna Ni un pibe menos.

Claudio Lozano Diputado nacional. Buenos Aires para Todos en Proyecto Sur

Datos sobre la infantilización de la pobreza:

El presente material describe algunas de las problemáticas sociales que tienen como víctima al grupo poblacional más indefenso de nuestra sociedad, los chicos.

C La Pobreza y la Indigencia : Al año 2008, 6,3 millones de menores de 18 años son pobres, de los cuales 3,1 millones directamente pasan hambre.

*- La cobertura sanitaria : El 47,2% de los menores de 18 años no posee cobertura sanitaria. Esto implica que 6,3 millones de chicos no cuenten con una obra social o un plan médico.

*- La mortalidad infantil : Por día se mueren 25 recién nacidos, de los cuales 14 mueren por causas evitables.

*- La cobertura de las asignaciones familiares : El actual esquema de seguridad social desconoce el derecho de percibir una asignación familiar a 9 millones de chicos, que equivalen al 70% del total de nuestros pibes.

*- La cobertura asistencial a los menores : Los montos de ingresos por hijo que brinda la ayuda social del Estado equivalen, prácticamente, a un tercio de la actual asignación familiar por hijo del sistema de seguridad social y sólo el 44% de los menores en situación de pobreza pueden acceder a ella.

*- Las condiciones de infraestructura : En la mayoría de los hogares que cuentan con la presencia de menores de 18 años se verifican situaciones de insuficiencia de espacio habitacional. Cerca de 1,2 millón de menores (el 19,4% de los chicos pobres) viven en viviendas ubicadas en zonas inundables y otro millón de chicos (el 16% de los menores pobres) no tienen agua corriente.

*- La precaria inserción de sus padres o tutores : Del total de los menores de 18 años, el 52,2% (alrededor de 7 millones de chicos) viven en hogares en los cuales los jefes de hogar tienen una inserción laboral precaria.

*- La escolaridad : El 14,2% del total de menores de 18 años (que equivale a nada menos que 1,9 millón de menores) no asisten o nunca asistieron a un establecimiento educativo.

 

.................. Adjuntos

EQUIPO DE TRABAJO

TOMÁS RAFFO

ANA RAMERI

CLAUDIO LOZANO

COORDINADOR: CLAUDIO LOZANO

DICIEMBRE  2008


Síntesis:

El presente material describe algunas de las problemáticas sociales que tienen como víctima al grupo poblacional más indefenso de nuestra sociedad, los chicos.

  • La Pobreza y la Indigencia : Al año 2008, 6,3 millones de menores de 18 años son pobres, de los cuales 3,1 millones directamente pasan hambre.

  • La cobertura sanitaria : El 47,2% de los menores de 18 años no posee cobertura sanitaria. Esto implica que 6,3 millones de chicos no cuenten con una obra social o un plan médico.

  • La mortalidad infantil : Por día se mueren 25 recién nacidos, de los cuales 14 mueren por causas evitables.

  • La cobertura de las asignaciones familiares : El actual esquema de seguridad social desconoce el derecho de percibir una asignación familiar a 9 millones de chicos, que equivalen al 70% del total de nuestros pibes.

  • La cobertura asistencial a los menores : Los montos de ingresos por hijo que brinda la ayuda social del Estado equivalen, prácticamente, a un tercio de la actual asignación familiar por hijo del sistema de seguridad social y sólo el 44% de los menores en situación de pobreza pueden acceder a ella.

  • Las condiciones de infraestructura : En la mayoría de los hogares que cuentan con la presencia de menores de 18 años se verifican situaciones de insuficiencia de espacio habitacional. Cerca de 1,2 millón de menores (el 19,4% de los chicos pobres) viven en viviendas ubicadas en zonas inundables y otro millón de chicos (el 16% de los menores pobres) no tienen agua corriente.

  • La precaria inserción de sus padres o tutores : Del total de los menores de 18 años, el 52,2% (alrededor de 7 millones de chicos) viven en hogares en los cuales los jefes de hogar tienen una inserción laboral precaria.

  • La escolaridad : El 14,2% del total de menores de 18 años (que equivale a nada menos que 1,9 millón de menores) no asisten o nunca asistieron a un establecimiento educativo.


Si existe un drama en la Argentina, que no debemos dejar de denunciar, es el alto nivel de deterioro que han alcanzado las condiciones de vida de nuestros chicos. El daño que se les está causando no sólo implica dolor y tristeza en nuestro presente sino que implica hipotecar el futuro de nuestra sociedad. La permanencia de esta realidad resulta, desde cualquier punto de vista, incompatible con un desarrollo económico sostenible.

Por estos motivos el presente material tiene como principal ambición ser una denuncia más para despertar conciencias acerca del cuadro de emergencia social al que  intenta sobrevivir, día a día, la población más joven de nuestra sociedad. Por lo tanto, estamos convencidos que el punto final a esta problemática debe estar en el primer lugar de la agenda pública.

El análisis siguiente está basado en la descripción de algunos indicadores sociales básicos que permitan realizar una primera aproximación de la situación social de los chicos. Estos consisten en:

1) La situación de pobreza e indigencia

2) La cobertura sanitaria

3) Mortalidad Infantil

4) La cobertura de las Asignaciones Familiares por hijo

5) La asistencia social para los menores

6) Condiciones de infraestructura

7) La inserción laboral de sus padres / tutores

8) La escolaridad


  1. La Pobreza y la Indigencia : Al año 2008, 6,3 millones de menores de 18 años son pobres, de los cuales 3,1 millones directamente pasan hambre.

La información oficial correspondiente a la pobreza e indigencia cuenta hoy con un grave problema técnico y político, la manipulación de las estadísticas públicas. Como consecuencia de la intervención del INDEC a partir del año 2007, no se puede acceder a precisiones acerca de los datos publicados en los informes de prensa de dicho organismo. Por tal motivo, el cuadro N º 1 sintetiza, en términos agregados, las tasas de pobreza e indigencia publicadas por el INDEC intervenido sin posibilidad de chequear los datos tomados como insumos para llegar a tales resultados ni tener la posibilidad de desagregarlos por grupos poblacionales.

Cuadro N º 1: Tasas de pobreza e indigencia. Medición oficial. Período 2do Semestre 2006- 1er Semestre 2008.

Tasa de Pobreza Tasa de Indigencia
2do Semestre 2006 26,9 8,7
1er Semestre 2007 23,4 8,2
4to trim 2007/1ro trim 2008 20,6 5,9
1er Semestre 2008 17,8 5,1

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC.

Del cuadro anterior, sólo un período de los cuatro puestos en análisis permite ser estudiado en detalle. Por eso, a continuación detallaremos la última información que fue publicada (a través de la base usuario) que avala los números publicados en el informe de prensa correspondiente al 2do Semestre 2006. De esta manera es posible verificar la situación para el grupo poblacional más joven en cada una de las provincias argentinas.

Cuadro N º 2: Tasas de pobreza e indigencia según población total y población menor de 18 años. Desagregado por provincia. 2do Semestre 2006.

Total Población Menores de 18
Tasas de Pobreza Tasa de Indigencia Tasas de Pobreza Tasa de Indigencia
Chaco 48,1% 19,0% 62,7% 27,0%
Corrientes 46,0% 18,1% 61,2% 28,7%
Formosa 43,7% 11,5% 57,9% 17,0%
Santiago del Estero 44,2% 14,5% 57,4% 21,8%
Misiones 43,6% 12,6% 57,2% 17,8%
Jujuy 40,0% 13,8% 53,8% 19,3%
Salta 41,4% 15,6% 52,9% 23,2%
Tucumán 37,4% 11,2% 52,3% 17,4%
San Juan 37,8% 11,4% 50,6% 17,8%
Catamarca 37,2% 10,0% 50,6% 15,8%
Entre Ríos 29,4% 9,6% 44,1% 15,5%
La Rioja 29,9% 6,9% 42,6% 10,5%
Buenos Aires 28,2% 9,2% 41,4% 14,1%
Total País  26,9% 8,7% 40,6% 14,1%
San Luis 27,0% 4,9% 39,1% 7,9%
Córdoba 24,5% 8,0% 38,7% 13,1%
Santa Fe 24,5% 8,6% 38,3% 15,4%
La Pampa 24,5% 8,0% 37,7% 12,2%
Río Negro 27,3% 9,4% 37,6% 13,2%
Mendoza 20,3% 5,6% 31,5% 9,8%
Neuquén * 20,5% 7,9% 26,3% 10,2%
Chubut 15,3% 5,4% 23,0% 8,5%
Capital Federal 10,1% 2,6% 19,5% 5,7%
Tierra del Fuego 7,6% 3,0% 10,6% 4,2%
Santa Cruz 5,8% 0,8% 8,5% 1,0%

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC.

En primer lugar es importante resaltar que la población menor resulta ser la más castigada por la problemática social de la pobreza y el hambre. Mientras la tasa de pobreza a nivel nacional era del 26,9% para la población que tiene menos de 18 años la misma resulta prácticamente del doble (40,6%). Algo similar ocurre con la indigencia, mientras a nivel país la tasa de indigencia era del 8,7% la correspondiente a la población menor era muy superior, del 14,1%.

Una mirada al interior de las distintas situaciones provinciales nos lleva a concluir lo siguiente:

  • Las provincias que evidencian los niveles más alarmantes en el cuadro social de los menores coincide con aquellas que a nivel general presentan las tasas más elevadas de pobreza e indigencia. Esto significa que los chicos son las principales víctimas del hambre y la pobreza, marcando el rasgo central de esta problemática social: "la infantilización de la pobreza". La extendida pauperización de las condiciones de vida de los menores se verifica en niveles de indigencia para algunas provincias que superan el 20% de la población menor. Las provincias con mayor deterioro infantil que el promedio nacional son: Chaco, Corrientes, Formosa, Santiago del Estero, Misiones, Jujuy, Salta, Tucumán, San Juan, Catamarca, Entre Ríos, La Rioja y Buenos Aires.

  • El resto son once provincias, que lejos de encontrarse en situaciones favorables, muestran cuadros sociales muy deteriorados. Entre ellas encontramos a grandes ciudades como: Capital Federal, Córdoba, Mendoza y Santa Fe. Sin embargo en todas ellas (salvo Capital Federal) los niveles de indigencia están cerca del 10%. 


Con la intención de obtener un dato más actual acerca de esta problemática realizamos una estimación hasta Octubre 2008 (última información del IPC oficial) usando como insumo para valorizar las canastas básicas una estimación real de los precios: hasta Diciembre 2007 nos basamos en datos aportados por la Comisión Técnica desplazada del INDEC (Junta Interna ATE-INDEC) y luego se realizó una estimación propia en base a la recaudación del IVA.

De esta manera, la medición alternativa del cuadro N º 1, medición oficial, quedaría resuelta en el cuadro N º 3.

Cuadro Nº 3: Estimación de las tasas y población pobre e indigente a Octubre 2008. Alternativa 1 y 2.

Alternativa 1 Alternativa 2
Tasas Población Tasas Población
Pobreza Indigencia Pobreza Indigencia Pobreza Indigencia Pobreza Indigencia
2do Semestre 2006 26,9 8,7 10.464.522 3.378.956 26,9 8,7 10.464.522 3.378.956
1er Semestre 2007 26,1 9,8 10.214.991 3.853.531 26,1 9,8 10.214.991 3.853.531
Semestre comprendido (4to trim 07 - 1er trim 08) 25,4 10,2 10.004.359 4.010.251 26,8 10,5 10.577.270 4.143.329
A Octubre 2008 24,8 10,9 9.855.059 4.323.928 26,5 11,4 10.532.401 4.516.220

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.


En contraposición con las tasas oficiales, del 17,8% para la pobreza y del 5,1% para la indigencia, nuestra medición da cuenta de valores superiores para esta problemática social. En el caso de la alternativa 1 (estimación de mínima), al mes de Octubre 2008 la tasa de pobreza sería del 24,8% y la de indigencia del 10,9%, y en cuanto a la alternativa 2 (de máxima) la diferencia es mayor: la pobreza sería del 26,5% y la de indigencia del 11,4%.

Con la intención de analizar estos resultados a nivel provincial y haciendo foco en la situación de los menores, presentamos el cuadro N º 4.



Cuadro N º 4: Tasas de pobreza e indigencia según población total y población menor de 18 años. Desagregado por provincia. Octubre 2008. Medición alternativa N º 2.

Tasas de Pobreza Tasa de Indigencia Tasas de Pobreza Tasa de Indigencia
Chaco 43,1% 25,3% 53,6% 34,5%
Santiago del Estero 43,3% 22,3% 53,5% 31,7%
Formosa 42,6% 22,5% 51,3% 31,0%
Corrientes 39,9% 22,2% 49,1% 29,5%
Misiones 40,3% 19,8% 48,5% 28,0%
Jujuy 38,5% 19,2% 46,8% 24,7%
Catamarca 35,9% 16,2% 44,5% 21,4%
Salta 36,0% 18,4% 43,3% 25,0%
Tucumán 36,2% 19,7% 42,6% 26,5%
San Juan 32,7% 15,4% 41,8% 21,0%
San Luis 29,5% 12,1% 41,3% 19,9%
Entre Ríos 30,3% 14,9% 41,2% 23,6%
La Rioja 30,1% 11,3% 39,7% 18,4%
Córdoba 25,7% 11,1% 38,1% 19,0%
Buenos Aires 27,5% 10,6% 37,7% 16,8%
Total 26,5% 11,4% 37,5% 18,3%
Mendoza 22,9% 8,5% 35,9% 15,3%
Santa Fe 24,3% 11,5% 35,2% 18,4%
Río Negro 26,0% 13,5% 34,9% 20,2%
Neuquén 25,8% 11,9% 34,8% 16,8%
La Pampa 20,0% 10,1% 26,9% 15,2%
Capital Federal 12,5% 4,9% 23,9% 10,1%
Chubut 12,2% 6,0% 18,2% 9,4%
Santa Cruz 7,3% 2,3% 11,3% 3,6%
T del Fuego 8,7% 4,7% 9,6% 5,2%

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

Nuevamente, la principal cuestión a resaltar de la información presentada es la mayor crudeza con la golpea la pobreza en los más chicos. Como mencionamos anteriormente el índice de pobreza supera por poco el 25% considerando a toda la población, sin embargo, al interior de la población menor la pobreza esta presente en 4 de cada 10 chicos. La situación extrema, el hambre se manifiesta también con mayor fuerza entre los chicos, casi el 20% de los menores no reciben una alimentación adecuada.

La heterogeneidad de las realidades provinciales se mantiene: las provincias del norte argentino deben afrontar mayores niveles de marginalidad social. Chaco, Santiago del Estero, Formosa, Corrientes, Misiones, Jujuy, Catamarca, Salta, Tucumán, entre otras, tienen índices de pobreza en la población menor que supera el 40% (llegando a ser del 53,6% el caso extremo de la provincia de Chaco). La indigencia, en esta región del país, es de gravedad extrema ya que los niveles superan ampliamente el 20% (nuevamente situando a la provincia de Chaco como el caso de extrema pauperización social, el 35% de los chicos pasan hambre). Sin embargo, las provincias que no están en las situaciones de gravedad extrema, como las mencionadas, no dejan de denotar cuadros sociales muy deteriorados para la población más joven. Cabe resaltar que sólo tres provincias de las 24 tienen índices de indigencia inferiores a los 2 dígitos (Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego) el resto, incluidas las grandes ciudades, verifican tasas de indigencia que promedian el 18% y tasas de pobreza que van desde el 20% al 40%.

En el cuadro N º 5 presentamos la situaciones de pobreza e indigencia en términos poblacionales pero ajustando algunas falencias que presenta la metodología oficial y actualizando el patrón de consumo 1 .

Cuadro N º 5: Cantidad de menores de 18 años pobres e indigentes. Desagregado por provincia. Octubre 2008. Medición alternativa N º 2.

Menores pobres % pobres Menores indigentes % indigentes
Buenos Aires 3.105.693 49,4% 1.407.545 45,0%
Santa Fe 401.094 6,4% 213.423 6,8%
Córdoba 387.334 6,2% 197.146 6,3%
Capital Federal 342.220 5,4% 147.459 4,7%
Tucumán 275.387 4,4% 174.434 5,6%
Mendoza 197.995 3,1% 86.025 2,8%
Salta 167.236 2,7% 98.495 3,2%
Chaco 159.106 2,5% 104.357 3,3%
San Juan 148.584 2,4% 76.173 2,4%
S del Estero 148.429 2,4% 89.553 2,9%
Entre Ríos 134.405 2,1% 78.688 2,5%
Corrientes 130.197 2,1% 79.762 2,6%
Misiones 118.978 1,9% 70.053 2,2%
Jujuy 113.714 1,8% 61.112 2,0%
Formosa 100.123 1,6% 61.680 2,0%
Neuquén 72.329 1,1% 35.574 1,1%
Catamarca 70.873 1,1% 34.769 1,1%
San Luis 68.051 1,1% 33.371 1,1%
La Rioja 52.873 0,8% 25.039 0,8%
Chubut 37.101 0,6% 19.597 0,6%
La Pampa 22.134 0,4% 12.768 0,4%
Río Negro 19.998 0,3% 11.805 0,4%
T del Fuego 9.365 0,1% 5.102 0,2%
Santa Cruz 7.813 0,1% 2.544 0,1%
Total 6.291.032 100,0% 3.126.474 100,0%

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

La cantidad de menores que se encuentran en situación de pobreza es de 6,3 millones. De ellos, 3,1 millones directamente pasan hambre. Como era de esperarse, en los grandes conglomerados urbanos donde vive la mayor parte de la población del país, se concentra la marginalidad de los más chicos. Así, únicamente en la provincia de Buenos Aires se ubica la mitad de los menores pobres del país y el 45% de los indigentes. Luego, pero con menores índices de concentración, siguen las grandes ciudades como Santa Fe, Córdoba, Capital Federal, Tucumán y Mendoza que, en conjunto, contienen el 22,3% de los menores pobres y al 23,4 de los indigentes.

Es interesante también notar que la evolución más inmediata, de estos dos últimos años, fue realmente desfavorable para el cuadro ya empobrecido de nuestros chicos. Observando los datos que aporta el cuadro N º 6 y contrariamente al sentido común que implicaría tener tal evolución, el esquema económico continuó creciendo a tasas altas mientras la indigencia crecía. Claro está entonces, que los efectos de este crecimiento debieron sentirse amplificados en otro sector de la sociedad ya que para la población más necesitada lo que se distribuyó y se federalizó fue más hambre.

Todas las provincias, en distintas magnitudes vieron incrementar la indigencia de los más chicos a la vez que la pobreza desciende. La razón de tal situación puede ubicarse en el hecho de que la evolución de precios de los alimentos fue superior al nivel general, viéndose acentuada esta tendencia por cuestiones metodológicas: la medición de las líneas de pobreza e indigencia tiene implícito un mecanismo mediante el cual, cuando la canasta básica de alimentos (que mide la línea de indigencia) aumenta la familia redistribuye sus ingresos gastando menos en conceptos no alimentarios provocando una evolución menor en el valor de la canasta básica total (que mide la línea de pobreza.)


Cuadro N º 6: Evolución de las tasas de pobreza e indigencia en la población menor de 18 años. 2do Semestre 2006 - Octubre 2008.

Tasa de Pobreza Tasa de Indigencia
2006 2008 Evolución 2006 2008 Evolución
Buenos Aires 41,4% 37,7% -9,0% 14,1% 16,8% 18,6%
Capital Federal 19,5% 23,9% 22,3% 5,7% 10,1% 78,3%
Catamarca 50,6% 44,5% -12,0% 15,8% 21,4% 35,7%
Córdoba 38,7% 38,1% -1,6% 13,1% 19,0% 45,1%
Corrientes 61,2% 49,1% -19,8% 28,7% 29,5% 2,7%
Chaco 62,7% 53,6% -14,6% 27,0% 34,5% 27,6%
Chubut 23,0% 18,2% -21,2% 8,5% 9,4% 10,7%
Entre Ríos 44,1% 41,2% -6,7% 15,5% 23,6% 52,3%
Formosa 57,9% 51,3% -11,3% 17,0% 31,0% 82,3%
Jujuy 53,8% 46,8% -13,0% 19,3% 24,7% 28,0%
La Pampa 37,7% 26,9% -28,7% 12,2% 15,2% 24,4%
La Rioja 42,6% 39,7% -6,9% 10,5% 18,4% 75,5%
Mendoza 31,5% 35,9% 13,9% 9,8% 15,3% 56,0%
Misiones 57,2% 48,5% -15,1% 17,8% 28,0% 57,3%
Neuquén * 26,3% 34,8% 32,4% 10,2% 16,8% 64,7%
Río Negro 37,6% 34,9% -7,0% 13,2% 20,2% 53,7%
Santiago del Estero 57,4% 53,5% -6,8% 21,8% 31,7% 45,6%
Salta 52,9% 43,3% -18,2% 23,2% 25,0% 7,6%
San Juan 50,6% 41,8% -17,4% 17,8% 21,0% 18,3%
San Luis 39,1% 41,3% 5,6% 7,9% 19,9% 152,8%
Santa Cruz 8,5% 11,3% 33,4% 1,0% 3,6% 252,1%
Santa Fe 38,3% 35,2% -8,3% 15,4% 18,4% 19,4%
Tierra del Fuego 10,6% 9,6% -9,2% 4,2% 5,2% 23,0%
Tucumán 52,3% 42,6% -18,5% 17,4% 26,5% 52,6%
Total País  40,6% 37,5% -7,7% 14,1% 18,3% 29,2%

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.


  1. La cobertura sanitaria : El 47,2% de los menores de 18 años no poseen cobertura sanitaria.

Es importante tener en cuenta que cuando se usa el término de cobertura en materia de salud se está haciendo referencia a la posibilidad por parte de la población de acceder a algún plan sanitario por fuera de lo que es la órbita de los hospitales públicos. Así, los Censos Nacionales brindan información de cobertura sanitaria a través del indicador que refleja la porción de la población que cuenta con algún plan de salud u obra social.

Al año 2001, el último censo indicaba que el 48,1% de la población de todo el país no contaba con esta cobertura siendo la situación más deficiente la de la población menor: para el caso de los chicos menores de 14 años, el 55,6% de ellos no tenían cobertura y si se toma en cuenta a la población que va desde los 14 años a los 19 años, este porcentaje era del 53,5%. Es interesante, pero preocupante a la vez, notar del cuadro que la falta de cobertura sanitaria se agrava considerablemente en los sectores más jóvenes de la población.

Cuadro N º 7: Población sin cobertura de obra social, plan de salud privado o mutual. Censo Nacional 2001.

Total Obra social y/o plan de salud privado o mutual % de población sin cobertura de obra social, plan o mutual
Tiene No tiene
Menores de 14 10.247.695 4.549.706 5.697.989 55,6%
De 15-19 3.188.304 1.482.629 1.705.675 53,5%
De 20-40 10.489.200 4.941.633 5.547.567 52,9%
De 40-60 7.462.974 4.134.437 3.328.537 44,6%
Más de 60 4.871.957 3.727.715 1.144.242 23,5%
Total 36.260.130 18.836.120 17.424.010 48,1%

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Censo Nacional de año 2001 - INDEC-.

Como es sabido los censos nacionales se realizan cada diez años y por lo pronto, el censo inmediatamente anterior corresponde a 1991, año que podría considerarse parte de la etapa inicial del período de la Convertibilidad y por lo tanto, anterior a la consolidación del proceso de reformas estructurales que durante los ´90 dejaron como saldo, entre otras cuestiones, la regresión del sistema de seguridad social como institución capaz de brindar protección al conjunto de los trabajadores y sus familiares en las situaciones de mayor vulnerabilidad, como es la atención sanitaria.

El cuadro N º 8 da cuenta del importante deterioro en la cobertura que pasa, a nivel nacional, desde un porcentaje de desprotección que abarcaba al 36,9% de la población en el año 1991 a un nivel del 48,1% en el 2001, lo cual indica que durante la década analizada la pérdida de cobertura fue aproximadamente del 1,1% anual.

Al interior de la población menor la involución de la protección fue más pronunciada: los menores de hasta 4 años de edad, en el año 1991, tenían un nivel de desprotección del 45% pasando dicho nivel a ser del 58,7% en el 2001. Para el caso de la población que abarca a los menores de más de 4 hasta los 14 años, el porcentaje pasó del 41,1% al 54,1%. En ambos casos la pérdida de cobertura fue de aproximadamente del 1,3% por año durante la década del ´90.
















Cuadro N º 8: Población sin cobertura de obra social, plan de salud privado o mutual según provincia. Censo Nacional 2001 y 1991. Población total y menor de 14 años.

Total Menores de 14
0-4 5-14
1991 2001 1991 2001 1991 2001
Total del país 36,9 48,1 45,0 58,7 41,1 54,1
Ciudad Autónoma de  Buenos Aires 19,7 26,2 24,8 32,9 22,9 31,8
Buenos Aires 36,7 48,8 44,0 57,0 41,2 54,8
Catamarca 36,8 45,0 43,0 57,8 36,9 45,3
Córdoba 37,8 45,8 46,1 54,6 42,3 52,7
Corrientes 48,4 62,1 52,7 72,3 49,5 64,8
Chaco 52,2 65,5 58,3 78,0 53,2 69,6
Chubut 32,6 39,5 36,0 44,4 32,4 38,7
Entre Ríos 38,5 48,7 44,8 60,3 40,3 53,6
Formosa 57,3 65,8 61,2 78,2 58,3 67,4
Jujuy 44,0 54,2 50,5 63,9 42,0 53,6
La Pampa 35,2 45,5 41,7 54,1 40,0 49,7
La Rioja 34,0 40,8 40,1 51,6 35,0 40,9
Mendoza 42,2 50,6 49,2 58,5 45,6 55,8
Misiones 49,8 57,8 53,9 66,2 49,3 59,4
Neuquén 40,3 48,7 44,5 53,6 39,7 48,4
Río Negro 38,8 49,9 42,4 55,6 38,2 50,3
Salta 48,7 60,4 55,1 70,8 48,6 63,0
San Juan 40,9 53,0 49,3 62,8 41,3 56,1
San Luis 37,6 51,6 42,7 57,6 39,9 54,9
Santa Cruz 23,0 29,2 22,5 32,3 18,7 24,4
Santa Fe 29,0 42,0 38,8 55,3 35,0 50,9
Santiago del Estero 55,4 63,7 63,6 76,6 57,5 67,2
Tierra del Fuego 30,8 30,1 29,1 31,3 27,7 26,6
Tucumán 35,3 48,2 42,8 60,1 36,7 52,1

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Censo Nacional de año 2001 y 1991- INDEC-.


Es necesario advertir que el deterioro sanitario a nivel nacional es producto de las situaciones regresivas en la materia de cada una de las provincias. Así, se verifica del cuadro N º 8 que 10 de las 24 provincias llegaron al año 2001 con niveles de desprotección superiores al 50% (el caso más grave lo constituye la provincia de Formosa con niveles cercanos al 66%). Analizando particularmente a la población menor, se constata que, salvo 3 provincias y la Capital Federal, el resto de las provincias argentinas tienen a más de la mitad de su población menor en situaciones de mayor vulnerabilidad en la protección sanitaria (las provincias Chaco y Formosa tienen un índice de desprotección en los menores de 4 años del 78%).

El cuadro N º 9 refleja la evolución de cada una de las provincias en términos de pérdida de cobertura en la década del ´90. Las provincias que se vieron más afectadas fueron: Santa Fe, San Luis, Tucumán, Capital Federal y la provincia de Buenos Aires con caídas superiores a la caída registrada a nivel nacional (cercanas al 30%, según qué grupo de la población se analice). En el otro extremo se encuentran las provincias de Tierra del Fuego, Formosa, Santiago del Estero y Misiones. Cabe tener en cuanta que pese a la menor caída en la tasa de cobertura, estas provincias verifican altísimos niveles de desprotección sanitaria, los casos paradigmáticos son la provincia de Santiago del Estero y Formosa, ambas con niveles de ausencia de cobertura cercanos al 60%.

Cuadro N º 9: Evolución de la población sin cobertura de obra social, plan de salud privado o mutual según provincia. Censo Nacional 2001 y 1991. Población total y menor de 14 años.

Total De 0 - 4 De 5 - 14
Santa Fe 44,8% 42,5% 45,4%
San Luis 37,2% 34,9% 37,6%
Tucumán 36,5% 40,4% 42,0%
Ciudad Autónoma de  Buenos Aires 33,0% 32,7% 38,9%
Buenos Aires 33,0% 29,5% 33,0%
Total del país 30,4% 30,4% 31,6%
San Juan 29,6% 27,4% 35,8%
La Pampa 29,3% 29,7% 24,3%
Río Negro 28,6% 31,1% 31,7%
Corrientes 28,3% 37,2% 30,9%
Santa Cruz 27,0% 43,6% 30,5%
Entre Ríos 26,5% 34,6% 33,0%
Chaco 25,5% 33,8% 30,8%
Salta 24,0% 28,5% 29,6%
Jujuy 23,2% 26,5% 27,6%
Catamarca 22,3% 34,4% 22,8%
Chubut 21,2% 23,3% 19,4%
Córdoba 21,2% 18,4% 24,6%
Neuquén 20,8% 20,4% 21,9%
La Rioja 20,0% 28,7% 16,9%
Mendoza 19,9% 18,9% 22,4%
Misiones 16,1% 22,8% 20,5%
Santiago del Estero 15,0% 20,4% 16,9%
Formosa 14,8% 27,8% 15,6%
Tierra del Fuego -2,3% 7,6% -4,0%

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Censo Nacional de año 2001 y 1991- INDEC-.


Como se mencionó anteriormente, el último censo nacional se realizó en el año 2001, por lo que la información resulta un tanto desactualizada para analizar la situación vigente. Sin embargo, es posible contar con la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que releva algunos indicadores socio-económicos, entre ellos el sanitario, pero particularmente representativos de la población urbana. La última información de la EPH corresponde al 1er trimestre 2007 y los datos acerca de la situación sanitaria se reflejan en el cuadro N º 10.






Cuadro N º 10: Población urbana según tipo de cobertura de salud. 1er trimestre 2007

Total Urbano %
Obra social 18.790.790 52,9
Mutual / Prepaga / Servicio de Emergencia 2.558.492 7,2
Planes y seguros públicos 127.859 0,4
No tiene cobertura 13.126.778 37,0
Ns/Nr 29.633 0,1
Obra social y Mutual / Prepaga / Servicio de Emergencia 865.658 2,4
Total 35.511.167 100,0

Fuente: Elaboración propia en base a datos de la Base Usuario Ampliada EPH- INDEC-.

Del cuadro anterior es interesante notar dos cosas: por un lado, que el porcentaje de población urbana que no cuenta con cobertura en salud es del 37%, y por el otro, que el resto de la población que accede a algún tipo de cobertura, ésta consiste básicamente en una obra social, resultando insignificante el resto de las modalidades 2 .

En el intento de estimar la población total a nivel nacional que no posee cobertura en salud al año 2007, se realizó la siguiente estimación: se mantuvo la relación existente en el censo 2001 entre la ausencia de cobertura urbana con respecto a la rural y se la trasladó al año 2007. Así, nuestra estimación refleja que el porcentaje de población desprotegida se incrementa al 38,2% por la incidencia del sector rural que contiene los niveles más bajos en cuanto a la atención en salud a la que accede la población.

Cuadro N º 11: Población sin cobertura de obra social, plan de salud privado o mutual. Población total según se trate del sector urbano o rural. 1er trimestre 2007.

% de población que no tiene cobertura
Urbana 37,0
Rural * 50,5
Total País * 38,2

* En base a los datos del Censo 2001.

Fuente: Elaboración propia en base a datos de la Base Usuario Ampliada EPH- INDEC-.

Como era de esperarse y en línea con la anterior estimación, la población menor evidencia la peor situación: el 47,2% de los menores de 18 años no poseen cobertura, siendo que a nivel rural este porcentaje asciende al 62,3%.



Cuadro N º 12: Población menor de 18 años sin cobertura de obra social, plan de salud privado o mutual. Población total según se trate del sector urbano o rural. 1er trimestre 2007.

% de población que no tiene cobertura
Urbana 45,7
Rural * 62,3
Total País * 47,2

* En base a los datos del Censo 2001.

Fuente: Elaboración propia en base a datos de la Base Usuario Ampliada EPH- INDEC-.

  1. La mortalidad infantil : Por día se mueren 25 recién nacidos de los cuales 14 mueren por causas evitables.

La escasa inversión en Salud es aún más alarmante cuando se perciben las urgentes necesidades que tiene la población en materia sanitaria.

El dato más elocuente es la tasa de mortalidad infantil que se ubica al año 2006 en 12,9 nacidos que se mueren cada 1.000 partos. De los cuales el 55,7% fallece por causas evitables (la estadística lo releva como "reducibles"). Teniendo en cuenta los nacidos vivos durante el 2006 resulta que por día se murieron 25 recién nacidos, de los cuales 14 murieron por causas evitables.

Cuadro N º 13: Mortalidad Infantil. Año 2006.

Año 2006
Chicos que nacen por año 696.451
Tasa de mortalidad infantil (cada mil nac. vivos) 12,9
Cantidad de defunciones de menores de 1 año (mortalidad infantil) 8.986
   Cantidad de defunciones de menores de 1 mes de vida (neonatales) 5.903
   Cantidad de defunciones de menores desde el mes hasta el año de vida (postneonatales) 3.083
Cantidad de defunciones de menores de 1 año por causas reducibles * 5.004
   Cantidad de defunciones de menores de 1 años reducibles por tratamiento o diagnóstico oportuno y/o prevención 4.643
   Cantidad de defunciones de menores de 1 años por otras causas reducibles 361
Porcentaje de mortalidad infantil por causas evitables 55,7%
Cantidad de menores de 1 año que mueren por día 25
Cantidad de menores de 1 año que mueren por día por causas evitables 14

* Reducible: Incluye las defunciones cuya frecuencia podría disminuirse, en función del conocimiento científico actual y por distintas acciones desarrolladas, fundamentalmente a través de los servicios de salud.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Sistema Estadístico de Salud: "Estadísticas Vitales. Información básica 2006" de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud - Ministerio de Salud.





Al mismo tiempo, la tasa de mortalidad infantil del 12,9 para todo el país oculta que hay provincias donde el panorama es aún más grave. Así, en Formosa la tasa de mortalidad infantil es la más alta del país estando en el orden del 24,2 cada mil nacidos vivos, la provincia de Chaco en casi 19, Corrientes Misiones y Jujuy con niveles levemente superiores a 17 cada mil nacidos vivos y las provincias de Santa Cruz, Catamarca, Salta, La Rioja, San Juan y Tucumán terminan por configurar el grupo de las 11 provincias argentinas con mayores niveles de mortalidad infantil.

Cuadro N º 14: Mortalidad Infantil según provincia. Año 2006.

División político territorial 2006
Formosa 24,2
Chaco 18,9
Corrientes 17,5
Misiones 17,1
Jujuy 17,0
Santa Cruz 15,4
Catamarca 15,4
Salta 14,9
La Rioja 14,1
San Juan 14,0
Tucumán 13,5
República Argentina 12,9
San Luis 12,8
Entre Ríos 12,6
Buenos Aires 12,5
Santiago del Estero 12,1
Mendoza 11,9
Córdoba 11,6
Chubut 11,5
Santa Fe 11,0
Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur 10,9
La Pampa 10,0
Neuquén 9,8
Río Negro 9,3
Ciudad de Bs As 8,3

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Sistema Estadístico de Salud: "Estadísticas Vitales. Información básica 2006" de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud - Ministerio de Salud.

La tendencia declinante de la tasa de mortalidad percibida a nivel nacional no es tan indudable para la realidad particular de cada provincia. Analizando puntualmente los  tres últimos años, que como ya se ha comentado estuvieron signados por un continuo crecimiento económico, se verifican situaciones en las que se vio oscilar esta tendencia supuestamente declinante.

Así, en el cuadro N º 15 se observa que durante el año 2004 seis provincias argentinas vieron incrementar o a lo sumo mantener constante el índice de mortalidad infantil: Mendoza incrementó en un 21,6%, La Pampa en un 15%, Catamarca en un 8,5%, La Rioja en un 5,2%, Neuquén en un 2,8% y la provincia de Formosa prácticamente se mantuvo igual. Durante el año 2005, la provincia de Buenos Aires y Chubut mantuvieron la tasa de mortalidad y en las provincias de San Juan, San Luis, Santa Fe y Tierra del Fuego incluso aumentó siendo que en esta última provincia se registró el pico más alto en el incremento de este índice (63,4%). En el año 2006, la cantidad de provincias que agravaron su situación en esta materia fue mayor, diez provincias del total incrementaron el índice de mortalidad infantil, los saltos más importantes se verificaron en: Tierra del Fuego (62,7%), Santa Cruz (40%), Catamarca (29,4%) y Misiones (17,1%). Con menores incrementos encontramos a las siguientes provincias: Formosa, Jujuy, Mendoza, Salta, Santiago del Estero, e incluso la Ciudad de Buenos Aires.

Dos particularidades no menores surgen de la lectura del cuadro N º 15:

  1. En primer lugar que la mortalidad infantil viene descendiendo a nivel nacional pero a un ritmo cada vez menor. Durante el 2004 lo hizo en un 12,7%, en el 2005 en un 7,6% terminando en el año 2006 (último dato disponible) en apenas un 3%. Es decir, que en los años de crecimiento continuo y sostenido de la economía en la post-Convertibilidad los efectos favorables que debiera tener sobre una de las problemáticas sociales más crueles, la mortalidad infantil, son cada vez menores.

  1. En relación con el punto anterior, se verifica en general que, las provincias que en un año incrementaron su índice al siguiente lo bajaron y al subsiguiente lo vuelven a incrementar. Esto dejó como saldo que durante los tres años comprendidos desde el 2003 al 2006, salvo 5 provincias, el resto vieron incrementar su índice de mortalidad infantil en al menos alguno de los años del período. Por lo tanto, no existe una clara tendencia a nivel provincial que permita afirmar que estamos frente a una evolución sostenida y favorable de este indicador. La ausencia de una política estable, comprometida e integral para resolver esta problemática puede ser una de las razones de esta situación. Por lo tanto, las evoluciones interanuales consisten en oscilaciones que obedecen a factores coyunturales que en el mejor de los casos logran situaciones más favorables ante tan deteriorado cuadro.

Esta claro que no basta con crecer sostenidamente a tasas altas sino que es necesario asegurar el continuo derrame del mismo a la sociedad en general y prioritariamente al conjunto de la sociedad que más urgente lo necesita, los chicos.







Cuadro N º 15: Tasa de mortalidad infantil según provincias. 2003-2006.

División político territorial 2003 2004 2005 2006 2003-2004 2004-2005 2005-2006
República Argentina 16,5 14,4 13,3 12,9 -12,7% -7,6% -3,0%
Ciudad de Bs As 10,3 8,7 8,0 8,3 -15,5% -8,0% 3,8%
Buenos Aires 16,3 13,0 13,0 12,5 -20,2% 0,0% -3,8%
Catamarca 20,1 21,8 11,9 15,4 8,5% -45,4% 29,4%
Córdoba 14,3 12,7 11,9 11,6 -11,2% -6,3% -2,5%
Corrientes 21,1 19,3 18,2 17,5 -8,5% -5,7% -3,8%
Chaco 27,7 21,3 19,9 18,9 -23,1% -6,6% -5,0%
Chubut 15,1 11,8 11,7 11,5 -21,9% -0,8% -1,7%
Entre Ríos 17,2 15,5 13,2 12,6 -9,9% -14,8% -4,5%
Formosa 25,0 25,1 22,9 24,2 0,4% -8,8% 5,7%
Jujuy 19,2 17,8 16,1 17,0 -7,3% -9,6% 5,6%
La Pampa 12,7 14,6 11,4 10,0 15,0% -21,9% -12,3%
La Rioja 17,3 18,2 15,0 14,1 5,2% -17,6% -6,0%
Mendoza 11,1 13,5 11,3 11,9 21,6% -16,3% 5,3%
Misiones 20,2 16,6 14,6 17,1 -17,8% -12,0% 17,1%
Neuquén 10,8 11,1 9,9 9,8 2,8% -10,8% -1,0%
Río Negro 15,9 14,1 9,4 9,3 -11,3% -33,3% -1,1%
Salta 16,9 15,4 14,3 14,9 -8,9% -7,1% 4,2%
San Juan 19,6 16,4 16,7 14,0 -16,3% 1,8% -16,2%
San Luis 17,4 15,2 16,0 12,8 -12,6% 5,3% -20,0%
Santa Cruz 15,5 11,9 11,0 15,4 -23,2% -7,6% 40,0%
Santa Fe 13,9 12,0 12,4 11,0 -13,7% 3,3% -11,3%
Santiago del Estero 14,2 13,8 11,7 12,1 -2,8% -15,2% 3,4%
Tucumán 23,0 20,5 16,2 13,5 -10,9% -21,0% -16,7%
Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur 8,4 4,1 6,7 10,9 -51,2% 63,4% 62,7%

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Sistema Estadístico de Salud: "Estadísticas Vitales" de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud - Ministerio de Salud.

Para intentar aproximar una mirada en términos internacionales, a continuación se presenta un ejercicio realizado en un trabajo de José Carlos Escudero y Cristina Massa 3 en el que se detallan los países de América Latina, entre ellos el nuestro, con el fin de analizar la evolución comparativa de la tasa de mortalidad infantil durante la segunda mitad del siglo XX.

Así, se observa del cuadro N º 16 que al inicio del período analizado sólo un país (Uruguay) tenía una tasa de mortalidad infantil más baja que la de Argentina. Sin embargo, el atraso relativo de este indicador en nuestro país con respecto al resto de América Latina, a lo largo del último siglo, generó que al año 2000, cinco países tuvieran situaciones más favorables que la Argentina en la problemática de la mortalidad infantil.

Cuadro N º 16: Tasas de mortalidad infantil por país y quinquenio. Argentina y América Latina (1950-2005).

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

    Fuente: Escudero, J.; Massa, C. (2006): "Cifras del Retroceso: El Deterioro Relativo de la Tasa de Mortalidad Infantil de Argentina en la Segunda Mitad del Siglo XX". Salud Colectiva, Buenos Aires -Septiembre-Diciembre 2006-.


  1. La cobertura de las asignaciones familiares : El actual esquema de seguridad social desconoce el derecho de percibir una asignación familiar al 70% de nuestros pibes.

El actual sistema de asignaciones familiares por hijo consiste en el pago de una suma fija mensual a los trabajadores formales, jubilados y pensionados y perceptores del seguro de desempleo por la cantidad de menores que tienen a su cargo. Este pago  está garantizado por el reconocimiento de los mayores gastos que implica para el hogar la presencia de un menor ante la necesidad de alimentación, educación, salud y demás conceptos cotidianos que le permitan desarrollar una vida digna con la principal certeza de que este grupo poblacional no es apto para desarrollar tareas laborales que le permitan subsistir. Sin embargo, la desarticulación del mercado laboral formal generó serias dificultades para acceder a este derecho: según los datos del Presupuesto 2009 el sistema alcanza a cerca de 4 millones de menores siendo que la cantidad total de chicos que habitan en nuestro país está en el orden de los 13 millones. La cobertura es de tan bajo alcance que como saldo tenemos un esquema que implica desconocer los derechos al 70% de nuestros pibes.

  1. La cobertura asistencial a los menores y pensiones no contributivas : Los montos de ingresos por hijo que brinda la ayuda social del Estado equivalen a prácticamente un tercio de la actual asignación familiar por hijo del sistema de seguridad social y sólo el 44% de los menores en situación de pobreza pueden acceder a ella.

A partir de un concepto de "empleabilidad" el masivo Plan Jefes y Jefas fue reconfigurándose en dos grandes programas: El Seguro de Capacitación y Empleo, en la órbita del Ministerio de Trabajo y el programa Familias por la Inclusión Social en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Social.

El Plan Familias consiste en el pago no remunerativo de una suma fija condicionada de acuerdo a la cantidad de menores de 19 años a cargo con la contraprestación de presentar dos veces al año la certificación del plan de vacunación y condiciones de regularidad escolar de los niños de 5 a 19 años. El monto máximo es de $305 y corresponde a un hogar pobre con seis o más menores a cargo. Esta suma irrisoria en relación con las necesidades que implica un hogar de tal magnitud está relacionada con el pensamiento hegemónico del mapa de políticas sociales de nuestra actualidad que cuida de no encarecer el precio de la mano de obra, es decir mantener el salario mínimo en los valores establecidos con la excusa discursiva de no generar desincentivo al trabajo 4 .

Por otro lado, están las pensiones no contributivas para las madres de 7 o más hijos únicamente en  estado extremo de necesidad, cuestión que queda expresada entre los mismos requisitos al exigir que, la mujer que quiera acceder a esta pensión, no goce de ningún tipo de ingreso, no tenga bienes ni recursos de subsistencia para su grupo familiar y no tenga parientes con capacidad económica que pueda ayudarla. Esta prestación es equivalente a $390 mensuales y según los datos del Presupuesto Nacional alcanza a 1,1 millones de menores.

Según mediciones propias, en base a una estimación más real de la evolución de precios, la canasta básica total para una familia tipo (4 personas) es al mes de octubre 2008 de $1.339,9. Por otro lado el monto que recibe una familia, equivalente en cantidad de miembros, a través del Plan Familias es de $215, es decir, un 84% por debajo de la línea de pobreza. Para el caso de las pensiones no contributivas que equivale a un hogar con más de 7 personas, la canasta total ascendería a casi $2.601,7 que en comparación con el monto recibido por la pensión, nuevamente la asistencia se ubica en montos que están muy por debajo de la línea de pobreza.

Según los datos que publica el Ministerio de Desarrollo el Plan Familias alcanza a 1,7 millón de menores y las pensiones no contributivas a 1,1 millones, cifra que comparada con el número total de menores pobres en nuestro país, poco más de 6,3 millones de chicos, evidencia la gran debilidad de la "ayuda social" proporcionada por el gobierno para atender a las necesidad del grupo de población más vulnerable.

Es importante resaltar de lo expuesto, que sólo el 44% de los menores en situación de pobreza pueden acceder a algún tipo de ayuda social. Sin embargo el acceso a la asistencia social, debido a la insuficiencia de los montos de ingresos, no garantiza una vida digna siguiendo obstaculizado el tránsito de la madre hacia la búsqueda de un empleo. Por lo tanto, la injusticia y la desigualdad no sólo se ven plasmadas en los montos de ingresos por hijo, que equivalen a prácticamente un tercio de la actual asignación familiar por hijo del sistema de seguridad social, sino que se evidencian en el desamparo de la mayoría de los menores más necesitados.

  1. Las condiciones de infraestructura : En la mayoría de los hogares que cuentan con la presencia de menores de 18 años se verifican situaciones de insuficiencia de espacio habitacional, el 19,4% de los chicos pobres viven en viviendas ubicadas en zonas inundables y el 16% de los menores pobres no tienen agua corriente.

Las condiciones del medio ambiente para el normal desarrollo y crecimiento de los niños resultan fundamentales. No existe manera de garantizar la igualdad de oportunidades cuando las necesidades mínimas materiales de la vida no están dadas para todos.

Por tal motivo, con la certeza de que la pobreza vía ingresos esconde un problema estructural de fondo, presentamos la información del cuadro siguiente con las posibilidades de información que brinda la Encuesta Permanente de Hogares de los principales aglomerados urbanos.

Según un estudio de la UCA 5 , se clasifican a los hogares según las condiciones materiales de vida entre los que destacamos los siguientes criterios:

  1. "Espacio habitacional insuficiente.
  2. En condiciones de déficit de protección funcional, hogares que habitan en viviendas no adecuadas desde el punto de vista de sus condiciones de materialidad.
  3. Saneamiento inadecuado, situación deficitaria en las condiciones de higiene y salubridad del hábitat doméstico".

Un espacio habitacional es insuficiente cuando los hogares cuentan con más de dos personas por cuarto. Como podemos observar de la información presentada al 1er trimestre 2007 (no olvidemos que el deterioro social se vio incrementado en este último año) la cantidad promedio de habitantes por habitación o cuarto es de casi 3 en los hogares pobres con presencia de menores de 18 años y de poco más de 2 en el total de hogares con menores. Por lo tanto, en la mayoría de los hogares que cuentan con la presencia de menores de 18 años se verifican situaciones de insuficiencia de espacio habitacional.

Por otra parte, y en línea con el segundo criterio que destaca el observatorio de Deuda Social, consideramos que las viviendas cercanas a los basurales (en la que viven el 16% de los menores pobres), viviendas ubicadas en zonas inundables (en la que viven el 19,4% de los chicos pobres) y viviendas situadas en villas de emergencia (el 5,4%) no son adecuadas para asegurar las condiciones mínimas de protección.

Y por último, en cuanto las situaciones de higiene y saneamiento es necesario destacar los siguientes niveles de algunos indicadores básicos que resultan por demás preocupante: casi el 16% de los menores pobres no tienen agua corriente, lo cual tiene gran impacto al elevar la posibilidad de contraer enfermedades. Por otro lado, el 31% de los menores viven en hogares pobres que cuentan con baños que tienen arrastre de agua precario o directamente no poseen ninguno. A su vez, el 60% de los hogares pobres que cuentan con la presencia de menores no tienen cloaca.

Cuadro N º 17: Indicadores básicos de infraestructura. Población menor de 18 años.1er trimestre 2007.

Menores de 18 años en condición de pobreza Total menores de 18 años
Promedio de personas por habitación / cuarto 2,7 2,2
Sin agua corriente 15,8% 14,5%
Baño con arrastre de agua precario o sin arrastre 31,3% 20,1%
Vivienda sin cloaca 59,2% 48,9%
Vivienda cerca de un basural 15,9% 12,5%
Vivienda en una zona inundable 19,4% 15,5%
Vivienda en una villa de emergencia 5,4% 3,9%

Fuente: Elaboración propia en base a datos de la EPH -INDEC-


  1. La precaria inserción de sus padres o tutores : Del total de los menores de 18 años, el 52,2% viven en hogares en los cuales los jefes de hogar tienen una inserción laboral precaria.

Hasta los 18 años de edad todas las personas deben estar a cargo de un mayor, o por lo menos deberían estarlo. Una de las cuestiones que esto implica es que hasta esta edad las condiciones de vida tanto materiales, sociales, educativas y culturales están directamente condicionadas por las posibilidades de desarrollarlas que les garanticen sus padres o tutores. Si somos concientes que en las sociedades modernas, el acceso a estos bienes necesarios para el normal desempeño de la vida se obtienen mayoritariamente a través del ingreso percibido por el trabajo, es interesante analizar el vínculo entre el ya mencionado deterioro de las condiciones  de vida de la mayor parte de los menores y la inserción laboral de las personas de las cuales ellos dependen para vivir.








Cuadro N º 18: Cantidad de menores de 18 años según condición en la inserción laboral del Jefe de Hogar. 1er trimestre 2007.

Según condición del Jefe de Hogar Cantidad de menores de 18 años % sobre el total de menores
Jefe de Hogar Ocupado 11.145.519 83,7%
   Jefe de Hogar Cuenta Propia 2.361.914 17,7%
   Jefe de Hogar Asalariado 8.193.775 61,5%
   Jefe de Hogar Asalariado Registrado 5.002.401 37,6%
   Jefe de Hogar Asalariado No Registrado 3.191.375 24,0%
Jefe de Hogar Desocupado 545.063 4,1%
Jefe de Hogar Inactivos 1.618.449 12,2%
   Jefe de Hogar Jubilado/Pensionado 653.220 4,9%
   Jefe de Hogar ama de casa 686.670 5,2%
   Jefe de Hogar inactivo por otros motivos* 161.678 1,2%
Total menores de 18 años 13.317.697 100,0%
Jefe de Hogar con problemas en su inserción laboral 6.946.699 52,2%

* Incluye a aquellas personas que se encuentran desalentadas ante la imposibilidad de encontrar un empleo.

Fuente: Elaboración propia en base a datos de la EPH -INDEC-

La información que surge de la EPH constata que del total de los menores de 18 años, el 52,2% (más de la mitad) viven en hogares en los cuales los jefes de hogar tienen una inserción laboral precaria. Entre ellos situamos a los cuenta propia (porque el 80% de ellos perciben ingresos inferiores a la línea de pobreza), los asalariados no registrados, los desocupados, las amas de casa que son jefas de hogar (es decir que no tienen una fuente alternativa de ingresos como podría ser la de su cónyuge) y los que se encuentran inactivos por sus continuas y desafortunadas búsquedas laborales.

Lo alarmante de los datos consiste en que el período al cual corresponde esta situación es principios del año 2007, año en el cual el aceleramiento de la inflación no se evidenciaba con toda su fuerza como en el período posterior y año en el que se acumulaban 4 años de crecimiento sostenido a tasas muy elevadas. Por lo tanto, la urgencia que requiere la solución del hambre de los más chicos hoy no puede esperar a que se vuelvan a repetir situaciones extraordinarias, que tampoco les asegure mejores condiciones de vida.

  1. La escolaridad : El 14,2% del total de menores de 18 años no asisten o nunca asistieron a un establecimiento educativo.

Por último, en el cuadro N º 19 presentamos parte del saldo que provoca la actual realidad social. Pese a la presencia de educación pública, las posibilidades de concurrir a un establecimiento educativo están limitadas por mucho de los factores expuestos anteriormente. Así, la incorrecta o la falta de alimentación, las condiciones precarias de la vivienda, la necesidad de ayudar a sus padres en las tareas domésticas o en tareas laborales, la falta de cobertura médica que les permita llevar adelante un sano cuidado físico y psíquico como también preventivo, todas estas limitaciones y muchas más, influyen considerablemente en la escolaridad de los chicos.

Según la EPH, el 15,2% de los menores que son pobres y el 14,2% del total (que equivale a nada menos que 1,9 millón de menores) no asisten o nunca asistieron a un establecimiento educativo. Por lo tanto, es posible afirmar que esta generación, ya cuenta como base con un núcleo duro de fuerza laboral futura que muy probablemente se desenvuelva en puestos de trabajo con inserción precaria. Sin embargo lo más alarmante de esta ya triste situación es el efecto multiplicador que esto provoca en la desprotección y el desamparo de sus futuros hijos que son los futuros niños de nuestra sociedad.

Cuadro N º 19: Porcentaje de menores de 18 años que no asiste o nunca asistió a un establecimiento educativo. 1er trimestre 2007.

Pobres Total Menores
Menores que no asiste actualmente o nunca asistió a un establecimiento educativo 956.237 1.891.113
% sobre el total 15,20% 14,20%

Fuente: Elaboración propia en base a datos de la EPH -INDEC-

La pobreza tiene intrínseca un círculo vicioso de retroalimentación que es necesario frenar si es que no se está dispuesto a pagar la inacción de políticas sociales con el fin de la inocencia de nuestros niños y con el debilitamiento y deterioro de la productividad de nuestra fuerza laboral futura.

 

Síntesis

El presente material permite observar los siguientes puntos en materia de pobreza e indigencia:

1) ESTIMACION DE LAS CANASTAS

  • El resultado de las estimaciones de precios permite apreciar las diferencias existentes entre el cálculo oficial de la inflación con respecto a las dos alternativas planteadas por la Comisión Técnica (conformada por los trabajadores desplazados del INDEC). Así, la estimación mínima de inflación resulta ser 3,4 veces superior a la oficial para el nivel general de precios y 7,4 veces superior en alimentos y bebidas. Para el caso de la estimación máxima, el nivel general es 4 veces superior al oficial y 7,8 veces superior en los alimentos y bebidas.

  • La CBA es, como mínimo, de $235,97 y como máximo de $242,16 y la CBT de $409,25 en su estimación mínima de inflación y de $433,62 en su estimación máxima. Por cierto, muy lejos de los datos oficiales que relevan una CBA de $143,1 y una CBT de $314,96.

2) MEDICIÓN ALTERNATIVA DE POBREZA E INDIGENCIA.

  • Para el mes de Octubre 2008, la tasa de pobreza fue del 24,8% en la alternativa 1, y del 26,5% en la alternativa 2 y la cantidad de personas pobres oscilan entre los 10 y 10,5 millones.

  • La indigencia representa el 10,9% de la población, según la alternativa 1, y la alternativa 2 arroja una tasa del 11,4%. Así, la cantidad de indigentes en nuestro país gira en torno a los 4,5 millones de personas.

  • Conviene resaltar, de la información presentada, que  la ampliación del hambre (la indigencia) es la principal secuela del actual proceso inflacionario. Por su parte, la pobreza cae, pero muy levemente en ambas estimaciones.

  • Ajustar las tasas de pobreza e indigencia de acuerdo a la estructura de consumo del período 96/97, supone que la tasa de pobreza e indigencia y las poblaciones afectadas son muchas más que las que se reconocen oficialmente. En la alternativa 1 la pobreza afectaría al 31,3% de la población y la indigencia al 14%. Así, cerca de 12,5 millones de argentinos serían pobres y 5,6 millones indigentes. En la alternativa 2 la pobreza afectaría al 33,5% de la población y la indigencia al 14,6%. Consiguientemente, cerca de 13,3 millones de argentinos serían pobres y casi 6 millones serían indigentes.

3) LOS DATOS OFICIALES

  • Los efectos de la aceleración inflacionaria en 2007 sobre la ampliación de la marginalidad son ignorados en los números de pobreza e indigencia publicados oficialmente: la subestimación tiene mayor intensidad en la problemática social más cruda, el hambre. Así, tasa de indigencia oficial es menos que la mitad que la estimada en base a una evolución más coherente de los precios.

  • La tasa de pobreza también está siendo subestimada, la misma resultó al 1er semestre 2007 un 10% inferior a las mediciones alternativas, viéndose incrementada esta diferencia a prácticamente el 30% a lo largo del 2008.

  • La subestimación planteada en tasas o índices se concreta en términos de cantidad de personas de la siguiente manera: la población pobre, que quedó bajo el velo de la ignorancia en el cálculo oficial, rondaba el millón de personas en el primer semestre del 2007 siendo que en el último período analizado, año 2008, la cantidad de población que es pobre -y no se considera como tal en las estadísticas públicas- ronda entre 2,8 y 3,5 millones de personas.

  • En cuanto a la población indigente, las estadísticas oficiales dejaron fuera de la medición a cerca de 650 mil personas al 1er semestre 2007. Sin embargo, el acelerado deterioro de este grupo poblacional hizo que la subestimación saltara significativamente, dejando fuera de la población considerada indigente a cerca de 2,5 millones de indigentes.


4) LA UNIVERSALIZACIÓN DE LAS ASIGNACIONES FAMILIARES

  • El impacto de llevar a adelante la universalización de las asignaciones familiares es significativamente favorable para mejorar las condiciones de vida de muchas familias: la tasa de pobreza desciende alrededor del 20%, ubicándose en una tasa que ronda el 19,7% y el 21,7% y la tasa de indigencia cae cerca de un 50%, ubicándose entre el 5,4% y el 5,8% de la población. Es decir, la indigencia, que es el problema más apremiante y que más ha crecido en estos 2 últimos años, podría reducirse a la mitad si universalizamos las asignaciones familiares al actual valor de $135 para todos los pibes.

  • Si nos detenemos a observar los efectos en la población menor, se puede afirmar que la política social propuesta es aún más favorable. La tasa de pobreza, que al mes de octubre 2008 es del 35,5%/37,5% y la de indigencia, que su ubica en un 17,6%/18,3%, caen abruptamente: el descenso de la tasa de pobreza está en el orden del  20% y 25% y la caída de la tasa de indigencia es prácticamente del 60%.

  • Profundizando este camino mediante una asignación universal de $300 prácticamente se eliminaría el hambre en la argentina y la pobreza se reduciría notoriamente. Así, la tasa de indigencia pasa de rondar el 11% a ser en promedio (de ambas estimaciones) del 1,7%. Siguiendo la misma tendencia, pero no con tanta fuerza, la pobreza también desciende ubicándose en valores cercanos al 10%.


5) EL COSTO DE LA ASIGNACION UNIVERSAL

  • El costo bruto anual de otorgar la Asignación de $135 a todos los menores de 18 años y generalizar la Ayuda Escolar Anual a $170 (que no se ha modificado en el reciente anuncio) asciende a $23.311,4 millones anuales, de los cuales hay que descontar los $8.730 millones que están presupuestados para las Asignaciones Familiares en el 2008, y a su vez los $1.753,8 millones que se tiene previsto asignar en el Plan Familias por la Inclusión Social. De  manera que el costo neto anual asciende a $12.827,6 millones.

  • Si se busca garantizar que el hambre en la Argentina no exista más, y a tal fin instrumentamos la Asignación Universal para todos los pibes en un valor de $300 mensuales, el costo neto de esta medida sería de $39.197 millones.


6) EL FINANCIAMIENTO DE LA PROPUESTA

  • Es necesario considerar el efecto sobre las cuentas fiscales de los $12.000 millones que, en concepto de aportes personales a la seguridad social, se destinarán al ANSES. Por otro lado, el Presupuesto 2009 contaba con una importante sobreestimación de la recaudación por retenciones, que en nuestra estimación serán $9.900 millones inferiores a lo previsto en el Presupuesto; mientras que el resto de los impuestos presentaba una clara subestimación en razón de la hipótesis de precios (del 8%, cuando en nuestra estimación consideramos una pauta de inflación del doble a la oficial) por lo que la recaudación de estos tributos estará $11.000 millones por encima a lo computado en el Presupuesto. De lo expuesto surge que para el 2009 se contará con $13.100 millones adicionales a lo previsto que permiten con tranquilidad financiar la Universalización de las Asignaciones Familiares a $135.


7) ARGENTINA TIENE CAPACIDAD PARA RESOLVER EL HAMBRE Y LA POBREZA

  • Con los niveles de PBI actuales se podría garantizar que más de 216 millones de personas no sean pobres y, sin embargo, en el país existen más de 13 millones de personas en esta situación. Por lo tanto, con solo distribuir el 6,1% del PBI se garantiza eliminar la pobreza

  • Tomando en cuenta los datos del Consumo Privado resulta que los actuales niveles de consumo equivalen a más de 30 millones de Canastas de Pobreza que permitirían que más de 122 millones de personas no sean pobres. Por ende, con distribuir sólo el 10,9% del consumo privado actual se elimina la pobreza

  • Para el caso de la indigencia, del hambre que atraviesa nuestra población y principalmente los pibes, es directamente una muestra del desprecio que esta situación genera en los responsables del destino del país. Con distribuir tan sólo el 1,5% del PBI y tan sólo el 2,7% del consumo privado se elimina el hambre. 
    1. LA VERDADERA MAGNITUD DE LA  POBREZA Y LA INDIGENCIA.

La intervención oficial en el INDEC requiere para la realización de cualquier análisis que tome en cuenta la problemática social, el esfuerzo adicional de inferir una aproximación de los verdaderos números sobre la cantidad de personas que viven en situaciones de pobreza o indigencia.

Por este motivo es que el presente material comienza desarrollando una explicación metodológica de nuestra estimación de los índices actuales de pobreza e indigencia para poder analizar luego el impacto en términos sociales y presupuestarios de aplicar una política universal que reconozca el derecho a todos los menores de percibir una asignación familiar.

  • ESTIMACION DE LAS CANASTAS


En base a un documento realizado por el equipo de técnicos desplazados del INDEC realizado en octubre 2007 1 , que hasta la intervención del citado organismo eran los responsables del relevamiento del IPC y de la estimación de la pobreza y la indigencia, se tomó el dato de las canastas (CBA y CBT) a Julio 2007 publicado en el documento. La evolución de los precios implícita en este valor corresponde a la inflación de la provincia de Mendoza.

La reconstrucción hasta el mes de Octubre del 2008, sabiendo la imposibilidad de tomar como sensatos los datos oficiales, se realizó de la siguiente manera:

1º) Desde el mes de Julio a Diciembre 2007 se tomó la evolución de precios estimada nuevamente por la Comisión Técnica de la Junta Interna de ATE realizada en otro documento 2 , en el cual se plantean dos alternativas (un cálculo de mínima y otro de máxima) acerca de la estimación de la inflación para el último trimestre del 2007 porque a partir de este período, los datos de la provincia de Mendoza cayeron en la misma problemática que el IPC-GBA (fueron intervenidos provincialmente luego de la victoria electoral del oficialismo en dicha provincia).

La alternativa 1 parte del supuesto de que la inflación para el último trimestre 2007 ha sido igual que a la del 2006, lo cual implica asumir una desaceleración en el ritmo de crecimiento de los precios (estimación mínima), y la alternativa 2 supone que la inflación en el último trimestre 2007 es la misma que se vino experimentando hasta septiembre 2007 (es decir, se mantiene constante el ritmo de crecimiento de precios) 3 .

2º) Para el período que abarca desde diciembre 2007 a Octubre 2008, se estimó la inflación suponiendo que la relación entre la recaudación del IVA y la inflación estimada por la Comisión Técnica se mantiene constante para el año 2008 (ver cuadros N º 1 y N º 2). Para el caso de la primera alternativa, siendo que la evolución anual proyectada de la recaudación del IVA es del 32,5% se estimó una evolución de precios del 21,9% para el año 2008 y del 35,8% para los alimentos y bebidas. En el caso de la alternativa 2, el crecimiento en la recaudación del IVA proyectó una inflación del 25,8% en el nivel general y del 37,8% para los alimentos y bebidas durante todo el año 2008. Tales evoluciones suponen un desaceleramiento leve en el crecimiento de precios durante el 2008 con respecto a lo ocurrido durante el año 2007, que es el resultado del menor nivel de actividad que en el transcurso de la segunda mitad del 2008 se observa como consecuencia del impacto de la crisis financiera en una economía que ya venía mostrando signos de agotamiento desde el 2007.

Cuadro N º 1: Evolución porcentual de la recaudación del IVA y el IPC estimado por la Comisión Técnica de ATE-INDEC. 2007 y 2008. Alternativa 1.

IVA Nivel General Alimentos y Bebidas
IPC estimado por la Comisión Técnica INDEC IVA / IPC estimado IPC estimado por la Comisión Técnica INDEC IVA / IPC estimado
2007 33,0 22,3 1,48 36,4 0,91
2008 32,5 21,9 1,48 35,8 0,91

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

Cuadro N º 2: Evolución porcentual de la recaudación del IVA y el IPC estimado por la Comisión Técnica de ATE-INDEC. 2007 y 2008. Alternativa 2.

IVA Nivel General Alimentos y Bebidas
IPC estimado por la Comisión Técnica INDEC IVA / IPC estimado IPC estimado por la Comisión Técnica INDEC IVA / IPC estimado
2007 33,0 26,2 1,26 38,4 0,86
2008 32,5 25,8 1,26 37,8 0,86

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

El cuadro N º 3 es el resultado de las estimaciones anteriores y permite apreciar las diferencias existentes entre el cálculo oficial de la inflación con respecto a las dos estimaciones planteadas por la Comisión Técnica, es decir que refleja la subestimación del crecimiento de precios por parte del INDEC intervenido. Así, la estimación mínima de inflación resulta ser 3,4 veces superior a la oficial para el nivel general de precios y 7,4 veces superior en alimentos y bebidas. Para el caso de la estimación máxima, el nivel general es 4 veces superior al oficial y 7,8 veces superior en los alimentos y bebidas.

Cuadro N º 3: Nivel de subestimación de la inflación. Nivel General y Alimentos y Bebidas. Año 2008.

Nivel General Alimentos y Bebidas
Oficial Inflación acumulada Octubre 2008 6,5 4,9
Inflación Promedio mensual a Octubre 0,5 0,4
Alternativa 1 Inflación estimada 2008 21,9 35,8
Inflación Promedio mensual 1,8 3,0
Alternativa 2 Inflación estimada 2008 25,8 37,8
Inflación Promedio mensual 2,1 3,1
Alternativa 1 / Oficial (subestimación oficial) 3,4 7,4
Alternativa 2 / Oficial (subestimación oficial) 4,0 7,8

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

A partir de los datos expuestos anteriormente se realizó una estimación de los valores de las canastas básicas (CBA y CBT) al mes de Octubre del 2008 para obtener las canastas de referencia mediante las cuales se pueda estimar las tasas de pobreza e indigencia.

En el cuadro N º 4  y N º 5 se observa que la CBA es como mínimo de $235,97 y como máximo de $242,16 y la CBT de $409,25 en su estimación mínima de inflación y de $433,62 en su estimación máxima. Por cierto, muy lejos de los datos oficiales que relevan una CBA de $143,1 y una CBT de $314,96.


Cuadro No 4: Recálculo de la CBA y la CBT de acuerdo a la estimación de precios. Alternativa 1

Evolución del IPC estimado* para Octubre 2008 VALOR A OCTUBRE 2008
CBA 29,83 235,97
CBT 18,28 409,25

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

Cuadro No 5: Recálculo de la CBA y la CBT de acuerdo a la estimación de precios Alternativa 2.

Evolución del IPC estimado* para Octubre 2008 VALOR A OCTUBRE 2008
CBA 31,47 242,16
CBT 21,47 433,62

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

Para la familia tipo (un matrimonio y dos hijos menores)  los valores anteriores se traducen en: $729,1 a $748,3 el valor de una CBA y de $1.264,6 a 1.339,9 lo que cuesta una CBT.

Cuadro No 6: Estimación de la CBA y la CBT para una familia tipo (matrimonio y dos hijos menores). Alternativa 1 y 2.

Alternativa 1 Alternativa 2
CBA 729,1 748,3
CBT 1.264,6 1.339,9

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

  • ESTIMACION DE LOS INGRESOS.

Sabiendo que los ingresos muestran, en promedio, una tendencia ascendente en términos nominales y ante la ausencia de una cuantificación cierta para esta información (que comúnmente era brindada por la EPH a través de las bases usuario ampliada), se estimó el "efecto ingresos" para el recálculo de las tasas de pobreza e indigencia de la siguiente manera:

1º) A partir de los datos oficiales acerca de los valores de la CBA y la CBT para el Gran Buenos Aires se estimó las CBA y CBT regionales (hasta el año 2006 esta información estaba a libre disposición publicada como anexo en los informes de medición de la pobreza e indigencia del INDEC) para el mes de Octubre del año 2008.

2º) A las canastas estimadas en el punto anterior se las confrontó con la estructura de ingresos vigentes al 1er trimestre del 2007 (última base disponible). De esta manera se calculó una tasa de pobreza pero con los ingresos correspondientes al 1er trimestre 2007.

3º) Al comparar las tasas calculadas en el punto 2 con respecto a las últimas publicadas por el INDEC para el 1er semestre del año 2008, suponemos que la diferencia corresponde al impacto que la evolución nominal de los ingresos experimenta desde el 1er trimestre 2007.

El impacto o "efecto ingreso" señalado en el punto 3 indica que a las tasas de pobreza e indigencia estimadas (con las canastas alternativas para Octubre del año 2008 pero con una estructura de ingresos desactualizada), deben reducirse en un 32,3% la tasa de pobreza y en 38,9% la tasa de indigencia.


  • MEDICIÓN ALTERNATIVA DE POBREZA E INDIGENCIA.


A continuación se presenta el resultado final de la estimación que surge de la metodología explicada.




Cuadro Nº 7: Estimación de las tasas y población pobre e indigente a Octubre 2008. Alternativa 1 y 2.

Alternativa 1 Alternativa 2
Tasas Población Tasas Población
Pobreza Indigencia Pobreza Indigencia Pobreza Indigencia Pobreza Indigencia
2do Semestre 2006 26,9 8,7 10.464.522 3.378.956 26,9 8,7 10.464.522 3.378.956
1er Semestre 2007 26,1 9,8 10.214.991 3.853.531 26,1 9,8 10.214.991 3.853.531
Semestre comprendido (4to trim 07 - 1er trim 08) 25,4 10,2 10.004.359 4.010.251 26,8 10,5 10.577.270 4.143.329
A Octubre 2008 24,8 10,9 9.855.059 4.323.928 26,5 11,4 10.532.401 4.516.220

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

Así para el mes de Octubre 2008, la tasa de pobreza fue del 24,8% en la alternativa 1, y del 26,5% en la alternativa 2. Según este supuesto puede concluirse que la pobreza prácticamente mantiene sus niveles y la cantidad de personas pobres oscilan entre los 10 y 10,5 millones de personas.

Para la indigencia, las personas que no pueden siquiera obtener los ingresos que cubran una canasta de alimentos, representan el 10,9% de la población (según la alternativa 1) y la alternativa 2 arroja una tasa del 11,4%. Así, la cantidad de indigentes en nuestro país gira en torno a los 4,5 millones de personas.

Conviene resaltar de la información presentada que,  la ampliación del hambre es la principal secuela del actual proceso inflacionario. Esta situación resulta por demás paradójica al situarse en un contexto de crecimiento basado fundamentalmente en la exportación de productos alimentos y potenciado por las ventajas de un tipo de cambio favorable. Si bien la mayor competitividad incrementa la producción de este sector, los efectos inflacionarios que esta implica, generan una especie de subvención desde los sectores más postergados de la sociedad hacia los sectores exportadores. Como no puede ser de otra manera, la transferencia de ingresos de un sector sin ingresos es mediante la ampliación del hambre y la marginalidad. Pero también debe resaltarse que este proceso de transferencia regresiva de ingresos se acentúa a través de la ampliación de la marginalidad que presiona a la baja los ingresos laborales.

Por su parte, la pobreza (que incluye a la situación de indigencia) cae pero muy levemente en ambas estimaciones. La razón de que exista esta diferencia en la evolución de la pobreza con respecto a la indigencia puede ubicarse en el hecho de que la evolución de precios de los alimentos fue superior al nivel general, viéndose acentuada esta tendencia por cuestiones metodológicas: la medición de las líneas de pobreza e indigencia tiene implícito un mecanismo mediante el cual, cuando la canasta básica de alimentos (que mide la línea de indigencia) aumenta la familia redistribuye sus ingresos gastando menos en conceptos no alimentarios provocando una evolución menor en el valor de la canasta básica total (que mide la línea de pobreza).

Sin embargo, para la estimación de la inflación no es esta la única corrección que hay que hacer a la hora de estimar la pobreza y la indigencia en la argentina. En rigor, la medición actual se realiza en base a la estructura de consumo de la Encuesta de Gastos de los Hogares del año 1988. Se trata de un desfasaje de casi 20 años, pese a que se cuenta con información detallada de la misma encuesta para el período 96/97 y donde sería deseable que el INDEC finalice el procesamiento definitivo de los datos relevados en la encuesta del año 2004.

En otra oportunidad, nuestro instituto realizó un detallado estudio de las diferencias de consumo entre la encuesta que se utiliza (la de 1988) y la disponible (96/97). Ajustar las tasas de pobreza e indigencia de acuerdo a la estructura de consumo del período 96/97 y revisando algunas falencias metodológicas de la medición oficial 4 supone que la tasa de pobreza e indigencia y las poblaciones afectadas son muchas más que las que se reconocen oficialmente. Dicho cálculo lo presentamos en el cuadro Nro 8.

Cuadro N º 8: Estimación de la pobreza e indigencia con la actualización del patrón de consumo de las canastas (ENGH 96/97) e incorporación de cambios en la metodología de la medición oficial. Alternativa 1 y 2. Situación a Octubre 2008.

Tasas Población
Pobreza Indigencia Pobreza Indigencia
Alternativa 1 31,3 14,0 12.428.673 5.559.336
Alternativa 2 33,5 14,6 13.282.901 5.806.568

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

Como se observa, en la alternativa 1 la pobreza afectaría al 31,3% de la población y la indigencia al 14%. Así cerca de 12,5 millones de argentinos serían pobres y 5,6 millones indigentes.

En la alternativa 2 la pobreza afectaría al 33,5% de la población y la indigencia al 14,6%. Así cerca de 13,3 millones de argentinos serían pobres y casi 6 millones serían indigentes.

    1. LOS DATOS OFICIALES

La publicación de los datos oficiales dista de los resultados obtenidos en las mediciones alternativas de pobreza e indigencia. No casualmente el punto de partida en el tiempo en el cual comienza la intervención en el INDEC coincide con el punto de inflexión de la tendencia declinante que venía denotando la pobreza y la indigencia. Los efectos en la ampliación de la marginalidad de la aceleración inflacionaria del año 2007, por lo tanto, es ignorada en los números de pobreza e indigencia publicados oficialmente (Cuadro N º 9).

Cuadro N º 9: Tasas de pobreza e indigencia. Medición oficial. Período 2do Semestre 2006- 1er Semestre 2008.

Tasa de Pobreza Tasa de Indigencia
2do Semestre 2006 26,9 8,7
1er Semestre 2007 23,4 8,2
4to trim 2007/1ro trim 2008 20,6 5,9
1er Semestre 2008 17,8 5,1

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC.

Conviene señalar a su vez, que no es posible discriminar en estos datos oficiales la realidad de los distintos grupos poblacionales ya que el organismo no continuó publicando las bases de datos necesarias para profundizar criterios alternativos de análisis. De todos modos, la subestimación de la población total pobre e indigente puede constituir un piso mínimo de la subestimación de la pobreza e indigencia en los menores. (Cuadro N º 10).

Cuadro N º 10: Subestimación oficial de las tasas de pobreza e indigencia. Medición oficial vs. Alternativas. Período 2do Semestre 2006- 1er Semestre 2008/Octubre 2008.

Oficial Alternativa 1 Subestimación según alternativa 1 Alternativa 2 Subestimación según alternativa 2
Tasa de Pobreza
1er Semestre 2007 23,4 26,1 -10,3% 26,1 -10,3%
Semestre comprendido (4to trim 07 - 1er trim 08) 20,6 25,4 -18,8% 26,8 -23,2%
1er Semestre 2008 (oficial) / A Octubre 2008 (alternativa) 17,8 24,8 -28,3% 26,5 -32,9%
Tasa de Indigencia
1er Semestre 2007 8,2 9,8 -16,7% 9,8 -16,7%
Semestre comprendido (4to trim 07 - 1er trim 08) 5,9 10,2 -42,0% 10,5 -43,8%
1er Semestre 2008 (oficial) / A Octubre 2008 (alternativa) 5,1 10,9 -53,2% 11,4 -55,2%
Población Pobre
1er Semestre 2007 9.164.258 10.214.991 -1.050.733 10.214.991 -1.050.733
Semestre comprendido (4to trim 07 - 1er trim 08) 8.127.460 10.004.359 -1.876.899 10.577.270 -2.449.810
1er Semestre 2008 (oficial) / A Octubre 2008 (alternativa) 7.063.172 9.855.059 -2.791.887 10.532.401 -3.469.229
Población Indigente
1er Semestre 2007 3.211.407 3.853.531 -642.124 3.853.531 -642.124
Semestre comprendido (4to trim 07 - 1er trim 08) 2.327.768 4.010.251 -1.682.484 4.143.329 -1.815.561
1er Semestre 2008 (oficial) / A Octubre 2008 (alternativa) 2.023.718 4.323.928 -2.300.210 4.516.220 -2.492.502

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

Surge claramente que la subestimación oficial tiene mayor intensidad en la problemática social más cruda, el hambre. Al primer semestre del 2007 la subestimación de la tasa de indigencia era del 16,7% siendo que en la primera mitad del presente año pasó a ser de más del 50%, es decir, la tasa de indigencia oficial es menos que la mitad que la estimada en base a una evolución más coherente de los precios.

La tasa de pobreza también está siendo subestimada, la misma resultó al 1er semestre 2007 un 10% inferior a las mediciones alternativas viéndose incrementada esta diferencia al prácticamente el 30% a lo largo del 2008.

La subestimación planteada en tasas o índices se concreta en términos de cantidad de personas de la siguiente manera: la población pobre que quedó bajo el velo de la ignorancia para el cálculo oficial rondaba el millón de personas en el primer semestre del 2007 siendo que en el último período analizado, año 2008, la cantidad de población que es pobre y no se considera como tal en las estadísticas públicas ronda entre 2,8 y 3,5 millones de personas.

En cuanto a la población indigente, las estadísticas oficiales dejaron fuera de la medición a cerca de 650 mil personas al 1er semestre 2007, sin embargo el acelerado deterioro de este grupo poblacional hizo que la subestimación saltara significativamente dejando fuera de la población considerada indigente a cerca de 2,5 millones de indigentes.

    1. LA UNIVERSALIZACIÓN DE LAS ASIGNACIONES FAMILIARES

Llevar a adelante la universalización de las asignaciones familiares lógicamente impactaría favorablemente en todas las familias con menores a cargo. Este impacto positivo se acentúa significativamente en los hogares sumidos en las situaciones de pobreza e indigencia, pues en ellas la presencia de menores es notoriamente superior que en el resto de los hogares. Este dato es claro al analizar los cuadros N º 11 y N º 12, ya que al extender a todos los menores de 18 años la asignación familiar por hijo (retribución por carga de familia que en la actualidad mayoritariamente la perciben los trabajadores formales en un valor máximo de $135, aunque algunos cobren por debajo de esa cifra en función de los mayores ingresos de sus padres) el impacto es significativamente favorable para mejorar las condiciones de vida de muchas familias: la tasa de pobreza desciende alrededor del 20% ubicándose en una tasa que ronda el 19,7% y el 21,7%, y la tasa de indigencia cae cerca de un 50% ubicándose entre el 5,4% y el 5,8% de la población.

Es decir, la indigencia que es el problema más apremiante y que más ha crecido en estos 2 últimos años, podría reducirse a la mitad si universalizamos las asignaciones familiares al actual valor de $135 para todos los pibes .

Cuadro N º 11: Impacto en la pobreza y en la indigencia de universalizar las asignaciones familiares por hijo. Octubre 2008.

Octubre 2008 (s/ universalizar las AAFF) Octubre 2008 (c/ universalizar las AAFF) Evoluciones
Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2
Pobreza 24,8 26,5 19,7 21,7 -20,8% -18,2%
Indigencia 10,9 11,4 5,4 5,8 -50,9% -49,2%

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

Si nos detenemos a observar los efectos en la población menor se puede afirmar que la política social en cuestión es aún más favorable. La tasa de pobreza que es al mes de octubre 2008 del 35,5%/37,5% y la de indigencia que su ubica en un 17,6%/18,3% caen abruptamente: el descenso de la tasa de pobreza está en el orden del 20% y 25% y la caída de la tasa de indigencia es prácticamente del 60%.

Este dato revela una triste realidad muchas veces ignorada y negada: la importante presencia de menores al interior de la población indigente que como tal no accede siquiera a una alimentación que institucionalmente se declara como mínima.

Cuadro N º 12: Impacto en la pobreza y en la indigencia de la población menor al universalizar las asignaciones familiares por hijo. Octubre 2008.

Octubre 2008 (s/ universalizar las AAFF) Octubre 2008 (c/ universalizar las AAFF) Evoluciones
Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2
Pobreza 35,5 37,5 26,8 29,5 -24,4% -21,3%
Indigencia 17,6 18,3 6,9 7,4 -61,0% -59,3%

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC, de la ANSES y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC .

El cuadro que presentamos a continuación tiene el objeto de expresar las tasas y la población en situaciones de pobreza incluyendo el impacto de la actualización del patrón del consumo al año ´96.

Cuadro N º 13: Impacto en la pobreza y en la indigencia en la población total y en la población menor de universalizar las asignaciones familiares por hijo. Con la actualización del patrón de consumo al año ´96 e incorporación de cambios en la metodología de la medición oficial. Octubre 2008.

Total Población Menores
Sin la Universalización Con la Universalización Sin la Universalización Con la Universalización
Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2
Pobreza 31,3 33,5 24,8 27,4 44,8 47,2 33,8 37,2
Indigencia 14,0 14,6 6,9 7,4 22,6 23,5 8,8 9,6
Pobres 12.428.673 13.282.901 9.842.764 10.868.365 5.966.247 6.291.032 4.508.004 4.952.517
Indigentes 5.559.336 5.806.568 2.729.607 2.952.566 3.012.382 3.126.474 1.173.754 1.272.741

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

Por lo que surge de la información presentada, pese a la implementación de una medida que tiende a universalizar el derecho a las asignaciones familiares a toda la población, el hambre sigue presente para una parte de la población: tomando la estimación de máxima, la indigencia afectaría al  7,4% de la población y al 9,6% del total de menores de 18 años.

Lo expuesto ratifica la eficacia de la Política de Transferencia de Ingresos Universal que constituye la universalización de las asignaciones familiares. Si profundizáramos este camino y otorgamos una asignación universal por $300 prácticamente se eliminaría el hambre en la argentina y la pobreza se reduciría notoriamente.

Así, la tasa de indigencia pasa de rondar el 11% a ser en promedio (de ambas estimaciones) del 1,7%. Este comportamiento refleja que la proporción de población indigente se reduce en un 85%. Siguiendo la misma tendencia pero no con tanta fuerza, la pobreza también desciende ubicándose en valores cercanos al 10%, lo que implica reducirla en un 60%.}

Cuadro N º 14: Impacto en la pobreza y en la indigencia en la población total de universalizar asignaciones familiares por hijo con una valor de $300. Octubre 2008.

Octubre 2008 (s/ universalizar las AAFF) Octubre 2008 (c/ universalizar las AAFF en $300) Evoluciones
Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2
Pobreza 24,8 26,5 9,7 11,4 -60,9% -56,9%
Indigencia 10,9 11,4 1,6 1,7 -85,2% -85,0%

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

Si consideramos las tasas de pobreza e indigencia que resulta de actualizar el patrón de consumo del año 96/97, el efecto de universalizar las asignaciones familiares a un valor de $300 supone que la indigencia se reduzca a apenas el 2% de la población (partiendo de una tasa cercana al 15%) y la pobreza impacta por debajo del 15% (partiendo de una tasa del 33,5%).

Cuadro N º 15: Impacto en la pobreza y en la indigencia en la población total de universalizar asignaciones familiares por hijo con un valor de $300. Con la actualización del patrón de consumo al año ´96. Octubre 2008.

Octubre 2008 (s/ universalizar las AAFF) Octubre 2008 (c/ universalizar las AAFF en $300) Evoluciones
Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2 Alternativa 1 Alternativa 2
Pobreza 31,3 33,5 12,3 14,4 -60,9% -56,9%
Indigencia 14,0 14,6 2,1 2,2 -85,2% -85,0%
Pobres 12.428.673 13.282.901 4.863.279 5.726.757 -7.565.393 -7.556.144
Indigentes 5.559.336 5.806.568 822.343 868.216 -4.736.993 -4.938.352

Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y de la Comisión Técnica de la Junta Interna ATE-INDEC.

    1. EL COSTO DE LA ASIGNACION UNIVERSAL

El costo bruto anual de otorgar la Asignación de $135 a todos los menores de 18 años y generalizar la Ayuda Escolar Anual a $170 (que no se ha modificado en el reciente anuncio) asciende a $23.311,4 millones anuales, de los cuales hay que descontar los $8.730 millones que están presupuestados para las Asignaciones Familiares en el 2008, y a su vez los $1.753,8 millones que se tiene previsto asignar en el Plan Familias por la Inclusión Social. De  manera que el costo neto anual asciende a $12.827,6 millones. Ver cuadro N º 16.



Cuadro N º 16: Costo bruto y neto (ahorro por las asignaciones familiares vigente) de universalizar las asignaciones familiares de $135 y la ayuda escolar de $130 para todos los menores de 18 años. Costo Anual y para el 2do Semestre 2008.

Población Cantidad montos Total Anual
Menores de 18 años (asignaciones familiares universales) 13.317.697 135 21.574.669.140
Entre 5 y 18 años (ayuda escolar anual universal 10.215.747 170 1.736.676.990
Costo Bruto Anual de la Asignación Universal a los pibes 23.311.346.130
Ahorros por programa de asignaciones familiares 8.729.972.974
Ahorros por el Plan Familias por la Inclusión Social 1.753.768.561
Costo Neto Anual de la Asignación Universal a los pibes 12.827.604.595

Fuente: Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC - EPH - y Presupuesto 2009

Si se busca garantizar que el hambre en la Argentina no exista más, y a tal fin instrumentamos la Asignación Universal para todos los pibes en un valor de $300 mensuales, el costo neto de esta medida sería de $39.197 millones. Ver cuadro N º 17.

Cuadro N º 17: Costo bruto y neto (ahorro por las asignaciones familiares vigente) de universalizar las asignaciones familiares de $135 y la ayuda escolar de $130 para todos los menores de 18 años. Costo Anual y para el 2do Semestre 2008.

Población Cantidad montos Total Anual
Menores de 18 años (asignaciones familiares universales) 13.317.697 300 47.943.709.200
Entre 5 y 18 años (ayuda escolar anual universal 10.215.747 170 1.736.676.990
Costo Bruto Anual de la Asignación Universal a los pibes 49.680.386.190
Ahorros por programa de asignaciones familiares 8.729.972.974
Ahorros por el Plan Familias por la Inclusión Social 1.753.768.561
Costo Neto Anual de la Asignación Universal a los pibes 39.196.644.655

Fuente: Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC - EPH -  y Presupuesto 2009

    1. EL FINANCIAMIENTO DE LA PROPUESTA

El devenir de la coyuntura económica y las decisiones adoptadas por el Gobierno Nacional, principalmente referido a finalizar el sistema de capitalización previsional, obligan a reconsiderar el escenario fiscal del 2009.

De este modo es necesario considerar el efecto sobre las cuentas fiscales de los $12.000 millones que en concepto de aportes personales a la seguridad social se destinarán al ANSES. Por otro lado, el Presupuesto 2009 contaba con un importante sobreestimación de la recaudación por retenciones, que en nuestra estimación serán $9.900 millones inferiores a lo previsto en el Presupuesto; mientras que el resto de los impuestos presentaba una clara subestimación en razón de la hipótesis de precios (del 8%, cuando en nuestra estimación consideramos una pauta de inflación del doble a la oficial) por lo que la recaudación de estos tributos serán $11.000 por encima a lo computado en el Presupuesto.

De lo expuesto surge que para el 2009 se contarán con $13.100 millones adicionales a lo previsto que permiten con tranquilidad financiar la Universalización de las Asignaciones Familiares a $135.

Cuadro N º 18: Estimación de las variables fiscales del 2009. Diferencias con el Presupuesto 2009.

CONCEPTOS Proyecto Oficial Estimación propia Diferencias
INGRESOS CORRIENTES 241.634,3 254.734,3 13.100,0
     - INGRESOS TRIBUTARIOS 173.768,5 174.868,5 1.100,0
15% sobre coparticipados 0,0 0,0 0,0
Retenciones 49.444,4 39.544,4 -9.900,0
Resto 124.324,1 135.324,1 11.000,0
     - CONTRIBUCIONES A LA SEG. SOCIAL 58.257,0 70.257,0 12.000,0
     - INGRESOS NO TRIBUTARIOS 6.754,1 6.754,1 0,0
     - RENTAS DE LA PROPIEDAD 2.854,7 2.854,7 0,0
Dividendos (Intereses sobre las Reservas) 56,0 56,0 0,0
INGRESOS DE CAPITAL 1.304,2 1.304,2 0,0
GASTOS CORRIENTES 176.739,9 176.739,9 0,0
     - REMUNERACIONES 22.935,1 22.935,1 0,0
     - BIENES Y SERVICIOS 11.526,9 11.526,9 0,0
     - PRESTACIONES A LA SEGURIDAD SOCIAL 81.542,6 81.542,6 0,0
     - TRANSFERENCIAS 60.735,3 60.735,3 0,0
Sector Privado 36.381,4 36.381,4 0,0
Subsídios Servísioa Económicos 19.126,1 19.126,1 0,0
Resto 17.255,3 17.255,3 0,0
Sector Público 23.935,8 23.935,8 0,0
Sector Externo 418,1 418,1 0,0
GASTOS DE CAPITAL 32.583,3 32.583,3 0,0
     - INVERSION REAL DIRECTA 11.760,9 11.760,9 0,0
     - TRANSFERENCIAS DE CAPITAL 19.530,7 19.530,7 0,0
     - INVERSION REAL FINANCIERA 1.291,7 1.291,7 0,0
TOTAL DE INGRESOS 242.938,5 256.038,5 13.100,0
TOTAL DE GASTOS PRIMARIOS 209.323,2 209.323,2 0,0
INTERESES 24.485,5 24.485,5 0,0
TOTAL DE GASTOS 233.808,7 233.808,7 0,0
RESULTADO PRIMARIO 33.615,3 46.715,3 13.100,0
RESULTADO FINANCIERO 9.129,8 22.229,8 13.100,0

Fuente: Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC - EPH -  y Presupuesto 2009.


    1. ARGENTINA TIENE CAPACIDAD PARA RESOLVER EL HAMBRE Y LA POBREZA

Un cálculo muy sencillo que permite ilustrar la injusticia en la distribución que explica los elevados niveles de pobreza e indigencia que tiene la Argentina consiste en relacionar tanto el valor de los bienes y servicios que se producen en el país (PBI) como el total del Consumo privado con los valores de las Canastas de Pobreza e Indigencia que hemos estimado.

Hemos considerado la tasas que resultan de considerar la pauta de consumo actualizada (por la ENGH del 96/97) y teniendo en cuenta hipótesis de precios realistas (y no las derivadas de la intervención del INDEC). Así para una tasa de pobreza que asciende al 33,5% de la población, la Canasta de Pobreza asociada equivale a $1694 mensuales. Los datos del PBI al segundo trimestre 2008 (última información disponible) indican que el total de los bienes y servicios producidos en el país equivalen a $1.099.946 millones. Es decir, que en el PBI están contenidas más de 54 mil canastas de pobreza (valuadas a $1.694). De este modo, con los niveles de PBI actuales se podría garantizar que más de 216 millones de personas no sean pobres, y sin embargo en el país existen más de 13 millones de personas en esta situación. Por lo tanto, con solo distribuir el 6,1% del PBI se garantiza eliminar la pobreza. Ver Cuadro N º 19.

Cuadro N º 19: Estimación del % de distribución del PBI que se requiere para eliminar la pobreza. Octubre 2008.

Variables Datos
PBI en millones 1.099.946
CBT familia tipo 1.694
Cantidad de CBT contenidas en el PBI 54.109.888
Cantidad de personas que podrían no ser pobres 216.439.553
Cantidad de pobres actuales 13.282.901
% de distribución del PBI que se requiere para eliminar la pobreza 6,1%

Fuente: Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC - EPH -  y Presupuesto 2009

Si se realiza este mismo cálculo pero tomando en cuenta los datos del Consumo Privado, resulta que los actuales niveles de consumo equivalen a más de 30 millones de Canastas de Pobreza que permitirían que más de 122 millones de personas no sean pobres. Por ende, con distribuir sólo el 10,9% del consumo privado actual se elimina la pobreza. Ver cuadro N º 20.

Cuadro N º 20: Estimación del % de distribución del Consumo Privado que se requiere para eliminar la pobreza. Octubre 2008.

Variables Datos
Consumo privado en millones 621.573
CBT familia tipo 1.694
Cantidad de CBT contenidas en el Consumo Privado 30.577.176
Cantidad de personas que podrían no ser pobres 122.308.703
Cantidad de pobres actuales 13.282.901
% de distribución del Consumo privado que se requiere para eliminar la pobreza 10,9%

Fuente: Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC - EPH - y Presupuesto 2009

Está claro que es una injusticia que Argentina mantenga una alta proporción de personas pobres en el marco de la magnitud que adquieren el volumen de producción y consumo de la economía. Pero para el caso de la indigencia, del hambre que atraviesa nuestra población y principalmente los pibes, es directamente una muestra del desprecio que esta situación genera en los responsables del destino del país. Como dan cuentan los cuadros Nros 21 y 22, con distribuir tan sólo el 1,5% del PBI y tan sólo el 2,7% del consumo privado se elimina el hambre.

Cuadro N º 21: Estimación del % de distribución del PBI que se requiere para eliminar la indigencia. Octubre 2008

Variables Datos
PBI en millones 1.099.946
CBA familia tipo 958
Cantidad de CBA contenidas en el PBI 95.680.742
Cantidad de personas que podrían no ser indigentes 382.722.968
Cantidad de indigentes actuales 5.806.568
% de distribución del PBI que se requiere para eliminar la pobreza 1,5%

Fuente: Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC - EPH -  y Presupuesto 2009

Cuadro N º 22: Estimación del % de distribución del Consumo Privado que se requiere para eliminar la indigencia. Octubre 2008.

Variables Datos
Consumo privado en millones 621.573
CBT familia tipo 958
Cantidad de CBT contenidas en el Consumo Privado 54.068.618
Cantidad de personas que podrían no ser pobres 216.274.470
Cantidad de pobres actuales 5.806.568
% de distribución del Consumo privado que se requiere para eliminar la pobreza 2,7%

Fuente: Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC - EPH -  y Presupuesto 2009

Asumir esta dolorosa realidad debería ser la preocupación principal de los militantes comprometidos con la construcción de una Argentina más justa.



El portal del barrio de Palermo Palermonline. Noticias de Prensa independiente. Noticias para la Colección Historica Independiente. Construimos la Historia. Adherido a la Red de Medios Digitales. Miembro del Registro de Medios Vecinales de Comunicación de la Ciudad. Paute publicidad en Palermonline.com.ar La Guia de Empresas y Servicios simplemente funciona.

Copyleft éstas notas pueden ser reproducidas libremente, total o parcialmente (siempre que sea con fines no comerciales), aunque agradeceríamos que citaran la siguiente fuente: http://www.palermonline.com.ar

imanes para autos camionestas y utilitarios Imanes publicitarios

2008
Palermonline.com.ar
El Medio Digital de Información del barrio de Palermo.

Comente esta Nota


Guia de Empresas de Palermo
- Empresas y Negocios de Palermo
Buscador por Orden

A
B C D E F
G
H I J K L
M N O P Q R
S
T U V W
X Y Z
- Moda & Fashion
- Arte & Fotografía
Turismo
- Mapa de Palermo
- Deportes
- Reportajes
- Turismo Palermo
- Museos
- Bibliotecas
- Las Noticias
- Videos
Idiomas
- Palermo in English
- Palermo in italiano
- Palermo en Frances