Barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires Argentina radio palermo fm
buscar en palermo
Palermonline publicidad 1001

Noticias - Gates

Home - Buscar - Empresas y Negocios - Servicios Profesionales

Computadoras seguras BILL GATES.

Todos los días depositamos nuestra confianza en la tecnología informática: en las redes financieras que controlan la economía global, en los sistemas de control de tráfico aéreo que guían a miles de vuelos hasta su destino, así como en las computadoras que almacenan nuestros documentos en la casa y la oficina.

A pesar de esto, la mayoría de las personas no hacen uso de la tecnología informática de la misma manera en que utilizan el teléfono o la electricidad. La gente y las empresas se preocupan por la seguridad y la disponibilidad de su información. Y también por la actualización de su hardware y por cómo las nuevas aplicaciones pueden afectar sus sistemas. Hasta el día en que se logre dar respuesta a esas preocupaciones no se aprovechará todo el potencial que tienen las computadoras para brindar beneficios a nuestra vida diaria.

Hoy en día sólo somos capaces de apreciar la punta del iceberg en lo que a tecnología informática se refiere. De hecho, ya las redes de dispositivos inteligentes conectados entre sí nos permiten comunicarnos, aprender, hacer negocios y divertirnos. En los próximos años, la computación abarcará prácticamente todas las áreas de nuestra vida gracias a una combinación de microchips económicos y software inteligente.

El avance de la tecnología informática es muy similar al desarrollo de la energía eléctrica, el cual comenzó hace más de un siglo. Las compañías manufactureras fueron de las primeras en utilizar la electricidad, principalmente para mejorar su productividad. Sin embargo, esta tecnología fue, por mucho tiempo, un lujo en la mayoría de los hogares.

Preocupados por su seguridad y confiabilidad, las personas se rehusaban a utilizar los nuevos aparatos electrodomésticos. No obstante, en la década de los treinta, los avances en la tecnología, las iniciativas de seguridad industrial y la gradual aceptación del público llevaron a un rápido incremento en el uso de la electricidad en muchos países: la tecnología no era aún totalmente confiable, pero era lo suficientemente segura. Hoy en día, los países desarrollados dan por hecho el uso de la electricidad.

Para que el uso de las computadoras se dé por un hecho, éstas deben estar siempre disponibles en el lugar y en el momento en que la gente las necesite, deben proteger de manera confiable la información personal en contra de malos usos y dar a las personas control sobre el uso de la información, además de ser completamente seguras. A este concepto lo conocemos como computación confiable (Trustworthy Computing).

Hacer de la Computación Confiable una realidad es tanto un reto inmediato, como una meta de investigación a largo plazo. La tecnología informática es ahora mucho más avanzada y se utiliza de maneras mucho más diversas que a mediados del siglo XX. Aún así, la manera en que se arman las computadoras y se diseña el software y los servicios para estas computadoras, por ahora no se ha transformado demasiado.

Ahora eso debe cambiar. La computación confiable requiere no sólo que la industria le dé, ahora más que antes, una mayor prioridad a la seguridad y la privacidad de la información, sino además requiere que las compañías de informática se enfoquen en la investigación de largo plazo necesaria para que la gente confíe en las computadoras, en cada parte de su ecosistema.

La confiabilidad total tiene aún mucho camino por recorrer en todas las áreas de la tecnología. Los sistemas eléctricos algunas veces fallan, lo mismo que las líneas telefónicas ocasionalmente tienen problemas. Aún así, éstas se han ganado nuestra confianza: podemos decir que, en general, hacen lo que queremos en el momento en que lo necesitamos. Lograr el mismo nivel de confiabilidad en las computadoras es una tarea compleja, pero es un reto que la industria informática debe vencer para aprovechar todo el potencial de esta maravillosa tecnología.


Bill Gates es presidente del Consejo de Microsoft.

(c) Bill Gates