diarios viejos

Noticias - spam

Home - Buscar - Empresas y Negocios - Servicios Profesionales

El dilema de siempre: contestar o no el spam

Probablemente no sea cierto que responder a los emails no solicitados con un pedido para que se abstengan de enviar este tipo de mensajes tenga como resultado más de lo mismo, pero los expertos en esta materia siguen opinando que no es una buena idea. Por Joanna Glasner.


En los anales de la sabiduría popular sobre Internet, "No responda a quienes envían emails no solicitados" se encuentra junto a "No envíe por email el número de sus tarjetas de crédito a desconocidos" y "No les crea a todas las usuarias que dicen parecerse a una supermodelo de 19 años en las salas de chate de AOL".
La lógica, al menos en lo que concierne al spam, siempre ha sido que responder a quien envía estos mensajes sólo sirve para confirmar la validez de la dirección del destinatario. Incluso si el plan es lograr la eliminación de la lista de distribución, existe un alto riesgo de que la respuesta resulte en más promociones de atrayentes oportunidades para ganar 1 millón de dólares semanales trabajando desde casa.

Al menos esa es la presunción típica.

Sin embargo, en un experimento reciente que llevó a cabo la U.S. Federal Trade Commission (FTC, Comisión Federal de Comercio), los investigadores descubrieron que responder a los generadores de emails basura podría no ser tan peligroso como se pensaba anteriormente.

El experimento -- en el que el personal de ese ente oficial respondió a los vínculos "unsubscribe" (remover) incluidos en 215 mensajes de spam enviados a direcciones de email comerciales-- mostró que en la gran mayoría de los casos, los generadores de spam hacían caso omiso de la solicitud.

"No hay ningún indicio de que enviar una solicitud de remoción de la lista resulte en la recepción de más emails basura", aseguró Charles Harwood, director regional del área Noroeste de la FTC. Más bien, casi dos tercios de las respuestas no llegaron a ninguna parte, ya que estaban dirigidas a direcciones de email que o bien nunca existieron o ya habían sido cerradas.

En respuesta, la FTC envió cartas informando a los generadores de emails basura que incluir direcciones irreales para solicitar la exclusión de la lista de distribución en sus mensajes violaba la veracidad exigida por la legislación vigente en materia de publicidad.

Pero los funcionarios manifestaron que los resultados no eran decisivos en cuanto a uno de los principales objetivos del experimento, que era determinar si las personas deberían o no responder a los emails basura.

"Si bien la sabiduría popular indicaba que no se deben responder los mensajes, no estamos seguros en este momento respecto de qué aconsejar al público", señaló Harwood.

Agregó que la FTC alienta a las personas a alertar sobre los emails basura a los proveedores de Internet y entes gubernamentales que reúnen quejas relativas a este tema, pero no cuenta con lineamientos que le permitan actuar contra quienes envían esa clase de mensajes.

El mensaje neutro de la agencia contrasta con las pautas que dan a los usuarios algunos ISPs (Internet Service Providers, proveedores de servicios de Internet), como Earthlink, que advierte a sus miembros que no respondan a los mensajes basura, ni siquiera a aquellos que proporcionan una dirección para solicitar la remoción de la lista.

"Uno hace doble clic en esos links e inmediatamente sabe que ha permitido que esta persona sepa que está respondiendo a sus emails, y eso es exactamente lo que ellos quieren", aseguró Les Seagraves, director de privacidad de Earthlink, quien recomienda quejarse ante el ISP desde donde se origina el spam.

En muchos casos, las respuestas a los emails no solicitados terminan sin llegar a ninguna parte ya que la dirección desde donde se envió el correo ya no está vigente, explicó Dan Birchall, director ejecutivo de SpamCon Foundation.

"Existe una alta probabilidad de que al comienzo de la ronda de emails basura, alguien a quien le desagradan esos mensajes los denuncie", afirmó Birchall.

Agregó que normalmente se necesitan pocas quejas para que un proveedor de Internet suspenda o cancele una dirección de email.

Sin embargo, los riesgos de responder a los mensajes basura distan mucho de ser ilusorios, sostuvo Jeff Richards, vicepresidente de la empresa consultora ePrivacy Group.

Richards cuenta que nunca ha tenido problemas para lograr la remoción de las listas de distribución online de empresas establecidas, que generalmente están interesadas en no irritar a los posibles clientes.

Sin embargo, Richards explica que cuando envió solicitudes de remoción a los spammers cuya legitimidad era claramente dudosa, en especial los que mandan mensajes desde lugares exóticos de Europa del Este y Asia, con frecuencia terminó recibiendo más mensajes basura.

Si bien ninguna ley federal de Estados Unidos requiere a los generadores de emails no deseados que brinden una opción de remoción, este tipo de ofrecimiento se hizo común hoy en día porque varios estados así lo exigen.

Algunas empresas dedicadas al marketing por email también han adoptado sus propios estándares con el objetivo de que los usuarios puedan distinguir los esfuerzos legítimos de publicidad de los inescrupulosos mensajes basura. A comienzos de este año, la Direct Marketing Association (Asociación de Marketing Directo) adoptó la política de exigir a sus miembros que incluyan una dirección postal junto con una dirección de email activa para pedidos de remoción.

La empresa de Richards, ePrivacy, también está desarrollando un programa para certificar si el remitente de un email cumple con los protocolos de privacidad adecuados. El proyecto, denominado Trusted Sender (Remitente confiable), constituye una joint venture con Truste, un proveedor de sellos de privacidad para sitios de Internet, y actualmente se encuentra en la etapa de prueba beta.

Estos esfuerzos llegan en un momento en el que los emails basura --y especialmente los del tipo más desagradable-- parecieran estar en aumento según varios expertos.

Pese a que los ISP mejoraron los filtros empleados para bloquear los emails basura, es notable la velocidad con que los spammers adoptan nuevas técnicas que les permiten evitar esos filtros, afirmó Seagrave de Earthlink.

De modo que por el momento, habrá que seguir recibiendo esas promociones de consejos de inversión, cartuchos de toner económicos y nuevos sitios triple-X. Y también por el momento, solicitar que dejen de enviarlos servirá de muy poco.

"No creo que enviar un mensaje de solicitud de remoción para cada mensaje que se recibe tenga como resultado una disminución significativa de los emails basura, y ciertamente existe la posibilidad de que resulte en un incremento", concluyó Richards.